Europa vuelve a cargar contra Apple y libera el chip NFC del iPhone a competidores de Apple Pay

Europa vuelve a cargar contra Apple y libera el chip NFC del iPhone a competidores de Apple Pay

David Soriano

Europa ha vuelto a hacer que Apple haga menos restrictivos los iPhone. En los últimos tiempos hemos visto como los de Cupertino han tenido que implementar conexión USB-C para carga y recientemente tenían que abrirse a instalar aplicaciones de terceros. Ahora, la resolución de la Comisión Europea ataca directamente a sus NFC.

Como ya anticipaba Reuters a finales del año pasado, finalmente Apple ha llevado la voz cantante y en esta ocasión ha presentado medidas para revertir la situación de abuso de posición dominante que Europa consideraba que tenía con respecto a pagos móviles.

Abrir el NFC a terceros

Hasta ahora, Apple se había enrocado en Apple Pay como la solución de pago en iPhone y iPad para los dispositivos de la marca, una práctica común en los de Cupertino. Sin embargo, esto no gustó a Bruselas, quienes acusaron a la compañía de abuso de posición dominante al restringir el acceso a esta característica a otros proveedores de soluciones de pago.

«Los iPhone de Apple funcionan exclusivamente con el sistema operativo de Apple («iOS»), con el que forman un «ecosistema cerrado«. Apple controla todos los aspectos de este ecosistema, incluido el acceso al mismo de los desarrolladores de carteras móviles. Apple Pay es la única solución de cartera móvil que puede acceder al hardware y software necesarios («entrada NFC») en iOS para permitir pagos móviles en tiendas físicas. Apple no lo pone a disposición de desarrolladores externos de aplicaciones de billetera móvil».

Pago móvil mediante Apple Pay

Esto llevó a la comunicación en mayo de 2022 de Europa a Apple de que dicha conducta excluyente puede restringir la competencia en el mercado de pagos móviles en dispositivos iOS, en violación del artículo 102 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

Compromisos de Apple

Para hacer frente a esta posición de abuso y poder seguir comercializando sus dispositivos en Europa respetando ese artículo 102, Apple ha presentado una serie de enmiendas que llevarían los dispositivos de nuestro continente. Estas medidas incluyen:

  • Permitir a terceros proveedores de servicios de pago y cartera móvil acceder e interoperar a través de API con la funcionalidad NFC en dispositivos iOS de forma gratuita, sin tener que usar Apple Pay o Apple Wallet. Apple creará las API necesarias para permitir un acceso equivalente a los componentes NFC en el llamado modo Host Card Emulation (‘HCE’), una tecnología emitida para almacenar de forma segura credenciales de pago y completar transacciones utilizando NFC, sin depender de un elemento de seguridad integrado en el dispositivo.
  • Aplicar los compromisos a todos los desarrolladores de aplicaciones de cartera móvil de terceros establecidos en el Espacio Económico Europeo y a todos los usuarios de iOS con una ID de Apple europea registrada en el EEE. Apple no impedirá el uso de estas aplicaciones para pagos en tiendas fuera del EEE.
  • Proporcionar características y funcionalidades adicionales, incluida la inhabilitación de aplicaciones de pago preferidas, acceso a funciones de autenticación como FaceID y un mecanismo de supresión.

Pago móvil con Apple Pay

  • Aplicar criterios de elegibilidad justos, objetivos, transparentes y no discriminatorios para otorgar acceso NFC a desarrolladores de aplicaciones de terceros de pagos móviles, quienes deberán suscribir un acuerdo de licencia para tener acceso.
  • Establecer un mecanismo de resolución de disputas según el cual las decisiones de Apple que niegan el acceso a la entrada NFC serán revisadas por expertos independientes.

Estos compromisos pactados con la Comisión Europea estarán de momento vigentes durante diez años. Su aplicación sería supervisada por un administrador de seguimiento, que informará periódicamente a la Comisión sobre los avances y el estado de cumplimiento.