Todos estos países ofrecen más velocidad de Internet que España

El despliegue de fibra óptica está alcanzando niveles casi de ensueño. Cada vez hay menos cobre en España, y para el año 2025 es posible que toda la ciudadanía tenga cobertura de fibra óptica en nuestro país. Gracias a ello, la velocidad media se ha disparado, y España está en el top 20 de países con el Internet más rápido del mundo. Sin embargo, hay otros delante.

Para llevar a cabo la prueba, la web Cable.co.uk ha analizado 1.100 millones de pruebas de velocidad llevados a cabo en 224 países del mundo para crear este índice de velocidad de 2021. Los países de Europa Occidental dominan claramente la tabla, donde 8 de los 10 más rápidos son europeos.

Europa es la zona con mejor Internet del mundo

La zona con la velocidad media más alta es de hecho Europa Occidental, con 90,56 Mbps, mientras que la zona más lenta es el norte de África con una velocidad media de 5,68 Mbps. A su vez, los 5 países con la velocidad de descarga más alta tienen una velocidad 202 veces superior a los 5 países con la velocidad más lenta. No obstante, la brecha se ha reducido por primera vez desde 2017, ya que el año pasado la diferencia de velocidad era de 276 veces.

34 de los 50 países más rápidos están en Europa. En todo el mundo, hay 94 países donde la velocidad media no llega a 10 Mbps, que es la velocidad mínima que se requiere para usar Internet con un mínimo de calidad según afirma Ofcom, el equivalente a la CNMC de Reino Unido. Aunque la cifra de 94 países sigue siendo alta, supone una mejora de velocidad con respecto a los 109 países que no llegaban a 10 Mbps en 2020.

El país con el Internet más rápido es la isla de Jersey, con una velocidad media de 274,27 Mbps. Le siguen países de pequeño tamaño como Liechtenstein, Islandia, Andorra, Gibraltar, Mónaco, Macao y Luxemburgo. Para un país de tamaño más grande hay que irse a Países Bajos, en el noveno puesto, y con una velocidad media de 107,3 Mbps.

España, entre los más rápidos de Europa

España se encuentra en el 16º puesto, con una velocidad media de 89,59 Mbps. Esto nos sitúa por delante de casi todos los países de la UE, como Suecia, Francia, Alemania, Italia, Portugal, Finlandia, Dinamarca, y un largo etcétera. Delante de nosotros, entre los países con más de 1 millón de habitantes, sólo tenemos a Hungría y Países Bajos. Otros grandes países que nos superan son Estados Unidos, Japón o Singapur.

Esto tiene un mérito enorme, ya que España tiene una orografía muy irregular, lo cual demuestra el enorme avance que ha tenido el despliegue de fibra óptica en nuestro país. Otros países con orografías más sencillas que la nuestra no han tenido un avance que llegue siquiera a acercarse, como Alemania, con una velocidad de Internet de 60,55 Mbps. Portugal se queda en 63,02 Mbps, mientras que Francia sí ha tenido buen despliegue, alcanzando 85,96 Mbps de velocidad media. Italia, por ejemplo, se queda en sólo 36,69 Mbps, y Austria en 37,99 Mbps. Austria tiene como problema la gran dispersión de población que hay en zonas rurales, donde el 4G es la única opción de cobertura que tienen.

En la otra cara de la moneda tenemos al país con el Internet más lento del mundo: Turkmenistán. El país tuvo una velocidad media de 0,50 Mbps. Yemen tampoco llega al mega, quedándose en 0,68 Mbps. Etiopía es el antepenúltimo con 1,20 Mbps.