La velocidad de Internet será mucho más rápida gracias al proyecto L4S, ¿pero cómo será posible?

La velocidad de Internet será mucho más rápida gracias al proyecto L4S, ¿pero cómo será posible?

Roberto Torres

Independientemente de la velocidad de Internet que tengamos contratada, nos hemos encontrado con el problema de que no cargan bien ciertas páginas web, o que se producen algunos parones cuando estamos viendo un vídeo en YouTube, e incluso puede que se lleguen a entrecortar videollamadas que hacemos a nuestros familiares y amigos con nuestros móviles y ordenadores. Al parecer, estos problemas de latencia pueden acabar muy pronto gracias al proyecto L4S. Vamos a ver de qué se trata.

Internet es un espacio virtual enorme por el que puedes navegar sin límites y en el que te puedes encontrar todo tipo de problemas técnicos. Esta red está repleta de interconexiones que conmutan routers con servidores y esto acaba siendo un verdadero cajón desastre, pues si hay un cuello de botella en algún punto del camino, la experiencia de navegación llega a ser un caos, y esto significa que una parte importante de de la infraestructura de Internet puede estar caída.

Tras este suceso, puedes experimentar problemas para reproducir vídeos, tener una capacidad limitada para subir y cargar documentos, o tener problemas para procesar todos esos datos en tu ordenador. En este contexto, la velocidad de conexión es totalmente ajena y no influye en absoluto. Es decir, puedes tener una velocidad de 10 Gbps de Internet y estar conectado al servidor más rápido del mundo, pero tu router solo puede llegar a una conexión limitada y tener muchos retrasos para cargar páginas web, por ejemplo. Según los expertos, estamos asistiendo a una gestión lenta de tráfico y todo parte de la «inflación del buffer». Pero, ¿cómo abordar todo esto?

Inflación de buffer o «bufferbloat»

Antes de seguir con la explicación, hay que tener en cuenta estos matices. La alta latencia y fluctuación en los paquetes de redes y servidores son el día a día de Internet. La cantidad de tráfico de datos con la que tiene que lidiar es abrumadora, de tal forma que pueden llegar a cambiar constantemente y nuestros ordenadores y smartphones no saben realmente cuánta cantidad de datos enviar a la vez. Por ello, la inflación de buffer o «bufferbloat» llega a causar una sobrecarga en Internet por el exceso de almacenamiento en búfer de los paquetes, lo que provoca ralentizaciones del rendimiento general de la red, aunque muchas veces es de forma temporal.

Imagínate realizar tareas constantemente desde el Internet de tu casa, como subir imágenes a la red, enviar emails o realizar una videollamada. Si un dispositivito recibe tantas acciones y paquetes a la vez, puede almacenarlos temporalmente colocándolos en fila india para ser efectuados y producir los llamados buffers. ¿Esto puede ser bueno o malo? Puede ser bueno porque existe una organización de paquetes para ser enviados, pero a la vez malo porque las filas de paquetes se han vuelto muy largas y eso significa más espera para continuar con la navegación.

¿Qué es L4S y cómo hace que Internet sea más rápido?

L4S significa baja latencia o rendimiento escalable, cuyo objetivo primordial es garantizar que sus paquetes se envíen lo más rápido posible y estén el menor tiempo esperando en la cola. Así, los dispositivos se percatan de que algo va mal y enseguida toman una solución para arreglar el problema cuanto antes, trabajando para acortar el ciclo de retroalimentación de latencia. Por lo tanto, L4S elimina ese desfase entre el inicio del problema unificando cada dispositivo para que se den cuenta de que tienen que reducir la cantidad de tiempo que lleva transferir datos.

L4S velocidad de internet

Para usar L4S se necesita un sistema operativo, un router y un servidor que lo admita. En cuanto a su funcionamiento, L4S agrega un indicador a los paquetes preguntando si experimentaron algún altercado durante el envío de datos para seguir mejorando. En el momento en que haya una congestión de datos, se realizaría los ajustes necesarios para evitar que empeore y pueda eliminarse por completo. Esto favorecerá que el flujo de datos sea mucho más rápido y no haya interrupciones.

¿Cuándo será esto posible?

Aquí es cuando llegan las malas noticias y es que L4S aún no se está implementando como un modelo estándar. Los desarrolladores han destacado que no existe aún una tecnología adecuada para incorporar esta herramienta, por lo que todavía habrá que esperar un tiempo para que llegue a nuestros hogares.

Por el momento, los expertos comentan que existen 20 módems de cable que lo admiten en la actualidad y que se han presentado varias iniciativas para probar su hardware y software con L4S.

Afortunadamente, también están involucradas en este proyecto empresas como Nokia, Vodafone y Google, por lo que el interés por esta tecnología está servido. Finalmente, Apple puso también gran atención sobre L4S y está realizando comprobaciones y configuraciones en las próximas actualizaciones de iOS y macOS.

Sea como fuere, no hay una fecha concreta para la llegada a nuestros hogares de la tecnología L4S, pero supondrá una mejora significativa en nuestra vida cotidiana gracias en gran medida a la baja latencia y a la eliminación de sobrecarga de datos.

Fuente > The Verge

¡Sé el primero en comentar!