El PP quiere acabar con el anonimato en Internet y redes sociales

Una de las ventajas que ofrece Internet es que es posible navegar de manera anónima por él. Conseguir el anonimato completo es bastante complicado, ya que puede que se usen técnicas de fingerprinting para identificarnos incluso cuando navegamos con Tor para analizar nuestra forma de visitar las webs. Además, en redes sociales podemos encondernos detrás de perfiles anónimos para expresar opiniones sin consecuencias. Por desgracia, el PP quiere acabar con esto.

El grupo del Partido Popular en el Senado ha presentado una proposición de ley para obligar a las plataformas y redes sociales a identificar a todos los usuarios que se den de alta. Así lo ha anunciado hoy Rafael Hernando, donde proponen modificar la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico.

Twitter obligaría a dar el DNI al crear una cuenta

En esa ley, el Partido Popular quiere añadir un artículo sobre el deber de identificación que especifique que »los prestadores de servicios de intermediación consistente en albergar datos proporcionados por el destinatario del servicio estarán obligados a la identificación de cada uno de los perfiles y sus cuentas de usuario a través del Documento Nacional de Identidad, el pasaporte o cualquier otro documento oficial acreditativo de la identidad».

DNIe

Por ello, la propuesta establece que las redes sociales tienen que tener alguna información almacenada sobre la persona real que está detrás de un perfil en una red social a través del DNI, o en su defecto disponer de los medios tecnológicos para identificar a la persona que haya realizado el almacenamiento de los datos al registrarse. También establecen que las redes sociales han de colaborar con las autoridades judiciales, y no pueden ampararse en la exención de responsabilidad.

El PP se ampara en que ha habido un gran aumento de la ciberviolencia en Internet a raíz del anonimato que hay en la actualidad. Según los datos que manejan, el 60% de los usuarios de Internet ha sido receptor en algún momento de algún tipo de ciberviolencia, incluyendo acoso, suplantación de identidad, violencia de género, falsificación de perfiles, abuso de menores, robos, extorsiones y ciberterrorismo.

Es difícil ponerle puertas a Internet

Así, aunque la Ley de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales tiene como objetivo asegurar y proteger los datos personales de los usuarios en Internet, el PP defiende que es más importante evitar el aumento de la ciberdelincuencia amparada en el anonimato.

Por desgracia para el PP, Internet es demasiado libre como para que esta ley tenga alguna utilidad. Saltársela será tan fácil como, por ejemplo, tuitear desde una VPN con una cuenta creada en otro país. No obstante, sí que ayudaría a reducir significativamente el odio en redes como Twitter, ya que muchos usuarios lo tendrían más complicado para crear cuentas anónimas y dedicarse a insultar en redes. Los bots seguirían siendo un problema, ya que pueden registrarlos en otros países para seguir haciendo lo mismo que ahora.