Millones de niños españoles fueron espiados con webs escolares durante la pandemia

En plena época del big data, los datos personales son uno de los elementos más valiosos de Internet. Tus datos de navegación se almacenan, estudian y venden para que grandes empresas puedan personalizar tu publicidad y que seas más susceptible a comprar. Esto es algo que prácticamente damos por hecho por mucho que queramos proteger nuestra privacidad en línea, pero cuando esto sucede en niños, es mucho más preocupante.

Sin embargo, según demuestra ahora una investigación internacional, países como España se valieron de las aplicaciones y webs utilizadas durante el confinamiento en pandemia para conseguir también los datos de tus hijos.

Espionaje de los niños en las clases online

El cierre de los colegios en marzo de 2020 a consecuencia de la pandemia mundial del coronavirus provocó que se tuviera que improvisar un sistema de teleformación online, con clases en línea para no perder el ritmo educativo.

Aula cerrada

La pandemia obligó a cerrar las aulas

Este proceso se realizó mediante una serie de aplicaciones y webs educativas utilizadas para este propósito, las llamadas EdTech, que en la mayoría de los casos recogían todo tipo de datos de navegación de los menores en segundo plano y sin constancia por parte de padres o hijos. Evidentemente, no fue accidental, sino que los datos de los menores después se compartieron con empresas publicitarias o tecnológicas. Concretamente, se compartieron y vendieron con 199 empresas de publicidad online.

«Los datos se recogieron en la mayoría de los casos de forma secreta y sin el consentimiento de los niños o de sus padres, recopilando datos sobre quiénes son, dónde están, qué hacen en el aula, quiénes son sus familiares y amigos y qué tipo de dispositivo pueden permitirse sus familias», dice la investigación EdTech Exposed a cargo de Human Rights Watch.

Esta investigación ha analizado un total de 164 plataformas educativas de 49 países entre los que está España. 146 de ellas, el 89% de las analizadas, han mostrado resultados positivos en cuanto a recogida de datos de menores sin consentimiento paterno o de los propios espiados. Entre el conjunto de datos sustraídos sin consentimiento están la ubicación, visitas a diferentes páginas web o su comportamiento fuera de las clases online. Incluso se llegaron a activar cámaras y micrófonos con propósitos ajenos a las propias videollamadas para recibir clases.

Generalmente estas mismas herramientas educativas estaban avaladas y recomendadas por las propias autoridades educativas (a veces incluso desarrolladas), por lo que nadie desconfiaba del trato que se daría a su privacidad.

El Ministerio de Educación en el punto de mira

Nuestro país tiene el deshonor de aparecer en dicha investigación. Más concretamente, cuatro aplicaciones promovidas por gobiernos tanto estatales como autonómicos han sido expuestas en el informe. Una plataforma estatal del Ministerio de Educación, dos webs de la Generalitat de Cataluña y una de la Junta de Andalucía.

Comenzando por la plataforma estatal, el Ministerio de Educación es responsable de la web Aprendo en Casa, que nació con el objetivo de canalizar recursos, herramientas y aplicaciones educativas de calidad a disposición del profesorado, de las familias y del propio alumnado. La investigación descubrió en su código que dos rastreadores de anuncios enviaban datos de los niños a Google a través de los dominios google-analytics.com y googletagmanager.com. La política de privacidad, sin embargo, anunciaba tan solo el uso de Google Analytics con fines de analítica web.

Web Aprendoencasa

Web Aprendoencasa

El Ministerio que dirige actualmente Pilar Alegría (Isabel Celaá en el cierre al inicio de pandemia) asegura, sin embargo, que «no había posibilidad de compartir datos, ya que no había datos que compartir. Los datos de los alumnos tampoco los tenía el ministerio. Los alumnos no entraban con usuario, no se identificaban y no ofrecían sus datos a nadie [ni al ministerio ni a Google]«.

Andalucía y Cataluña también usaron rastreadores

Viajando hasta el sur del país, la Junta de Andalucía promovió la plataforma eAprendizaje entre los centros educativos andaluces. Aquí también se han encontrado dos rastreadores de anuncios que enviaban datos de niños a Google. En este caso, a través de los dominios google-analytics.com y doubleclick.net.

eAprendizaje

eAprendizaje

Según la Junta, «este portal, en sus inicios, usaba un sistema de analítica web de Google sólo y exclusivamente para medir el número de visitas que tenía dentro de la Comunidad Educativa en aras de mejorar aquellas páginas y/o servicios que tenían menor visualización. En base a la gran cantidad de visitas de eAprendizaje, se apostó por alojar este portal en un servidor propio en agosto de 2020. Debido a la migración a un servidor dedicado para este portal, y al inicio del curso en formato presencial, se deshabilita la conexión con el sistema de analíticas de Google en septiembre de 2020».

En Cataluña se han encontrado incidencias tanto en EDU365.cat como en Super3, dos webs educativas dependientes del Departament d’Educació de la Generalitat. En EDU365 había rastreadores de anuncios que enviaban a través de los dominios google-analytics.com y googletagmanager.com. En cuanto a Super 3, se enviaban a Adobe a través de adobedtm.com, demdex.net, everesttech.net y omtrdc.net y a Siteimprove a través de siteimproveanalytics.io y siteimproveanalytics.com.

La Generalitat también ha querido matizar dichos resultados: «El portal es anónimo, público, sin autentificación y con información estática, es decir, sin intercambio de información ni ninguna base de datos. El proveedor de infraestructura ha analizado todo el ecosistema (máquinas) con el que interactúa EDU365 y en estos momentos no ha encontrado ningún fichero que contenga datos personales. La cuenta de Google Analytics corporativa que utiliza EDU365 tiene desactivadas las funciones para anunciantes. Solo se recoge la IP desde donde ha existido la conexión al portal para obtener datos geográficos».

EDU365

EDU365

En cuanto a Super3, como depende de TV3, la televisión pública catalana, «Es el canal infantil de TV3, con contenidos televisivos de entretenimiento, información y divulgación, pero no está destinado a la escolarización a distancia. Oomtrdc.net es un servidor de Adobe Analytics, una herramienta de medida de audiencias digitales con la que trabaja la CCMA (Corporación Catalana de Medios Audiovisuales) y los datos de navegación se utilizan con fines estadísticos para conocer el comportamiento de la audiencia digital, pero no enviamos ‘datos de niños’ a los servidores de Adobe».

En cuanto a los sitios de SiteImprove, «son dominios donde el único dato personal recogido es la IP. La publicidad personalizada a usuarios de la web super3.cat solo puede ser en caso de que se haya autorizado esta publicidad a través del CMP (Creative Management Platforms)».

Fuente > El Mundo

¡Sé el primero en comentar!