La increíble, pero cierta, medida de Japón: el gobierno retira los disquetes y CD-ROM para enviar documentos confidenciales

La increíble, pero cierta, medida de Japón: el gobierno retira los disquetes y CD-ROM para enviar documentos confidenciales

Roberto Torres

¿Sabías que Japón era de los pocos países desarrollados que seguía utilizando los disquetes para guardar toda su información gubernamental? Ta y como lo lees, no es ninguna broma. El gobierno japonés ha puesto en marcha una ley para abandonar por completo el uso de esta forma de almacenamiento que tuvo su auge en los años 90, que hasta el momento era el medio exigido para presentar cualquier trámite burocrático. ¿Por qué ha tomado esta decisión repentina?

Los disquetes y los CD-ROM marcaron un antes y un después en el mundo de la tecnología y revolucionó la forma en que se almacenaban todos nuestros datos para transportarlos de un lugar a otro. Desde programas, fotos, vídeos y otros documentos que se copiaban de una forma muy sencilla con tan solo introducir el disquete, con una capacidad de almacenamiento máxima de 1,44 MB, o el CD-ROM en el ordenador. Estamos hablando de la década de los 90, cuando apenas había despegado Internet.

Sin embargo, Japón se caracteriza por mantener sus costumbres y tradiciones, de tal forma que seguía compartiendo información a través de estos soportes para ser enviada por los ciudadanos y las empresas a los ministerios. Pero, esta práctica ha sido eliminada recientemente para renovar todo el proceso administrativo y que los usuarios puedan hacer sus trámites de una manera mucho más cómoda, por vía online.

Japón pone fin a los disquetes y CD-ROM

El Ministerio de japonés de Transformación Digital, liderado por Taro Kono, ha bloqueado la ley que obligaba a la población a almacenar todos sus documentos confidenciales en disquetes y CD-ROM para enviarlos a los departamentos del gobierno correspondientes, donde se hallaban registrados más de 1.900 procedimientos oficiales.

No obstante, el ministro Kono ya declaró la guerra al uso de disquetes en agosto de 2022, donde se imponía la imposibilidad de encontrar este tipo de dispositivos digitales hoy en día. Por aquel año, Kono priorizó sus intenciones de modificar las regulaciones para defender las presentaciones de los documentos a través de Internet y el almacenamiento de datos en la nube. Así que, el pasado 23 de enero, el consejero se mostró rotundo en su decisión de acabar de una vez por todas con este sistema, que estaba siendo un verdadero quebradero de cabeza para la burocracia.

A partir de ahora, los ciudadanos japoneses ya no tendrán que enviar sus datos en disquetes o en CD-ROM, sino que tendrán otras posibilidades, incluso para aquellos que no dispongan de una conexión a la red, mediante discos duros o pendrives.

Japón disquetes y CD-ROM

Los disquetes eran contraproducentes

La historia del uso de los disquetes en Japón no ha sido muy productiva, ya que se trata de información muy sensible que se almacena en dispositivos transportables y eso puede ocasionar errores fatales. De hecho, en 2021, la policía de Tokyo informó que se habían extraviado un par de disquetes que contenían documentación confidencial sobre 38 solicitantes de vivienda pública.

Resulta una paradoja, pero a pesar de que Japón es una de las regiones económicamente más desarrolladas, donde convive la innovación tecnológica y los avances en fabricación de maquinaria de nueva generación, lo cierto es que se sigue notando resistencia por parte de algunos organismos del gobierno, como el Ministerio de Justicia, que se niegan a traspasar todas las gestiones administrativas de forma online. Sea como fuere, el uso de disquetes y CD-ROM en Japón ya forman parte de su historia.