Google Fotos deja de ser gratis: ¿hay alternativas, o hay que pagar?

Ha llegado el 1 de junio. Algo más de medio año después de que Google anunciase que Google Fotos iba a dejar de ofrecer almacenamiento gratis ilimitado para fotos y vídeo en alta calidad, la compañía ha cumplido su palabra. Desde hoy, todo lo que subamos a la plataforma restará sobre la capacidad que tengamos en Google Drive, que en la mayoría de casos serán los 15 GB gratis que ofrece Google gratis a todos los usuarios con cuentas de Gmail.

Google sorprendió a todo el mundo cuando anunció el almacenamiento ilimitado de Google Fotos para capturas con calidad de hasta 16 MP, así como vídeo en Full HD gratis. Sin embargo, la propia compañía reconoció años después que los usuarios suben demasiado contenido. En concreto, cada semana se subían 28.000 millones de nuevas fotos y vídeos, y tenían 4 billones de fotos almacenadas, equivaliendo a 500 fotos y vídeos por habitante.

Google obliga a pasarnos a Google One

En su momento ya calculamos el coste que para Google suponía este almacenamiento, que estimamos en torno al 0,06% de sus beneficios trimestrales, o unos 60 céntimos al año por usuario, donde la compañía gana mucho más con nuestros datos para anuncios, e incluso muchos usuarios seguro que terminan pagando por el servicio de almacenamiento de mayor calidad.

google fotos capturas

Lo peor de la situación es que Google prácticamente no ha ofrecido ninguna alternativa. No dan opción a pagar, digamos, 5 euros al mes por poder seguir usando el servicio como hasta ahora, donde obtendrían un ingreso más que de sobra de 15 euros al trimestre frente a los 60 céntimos de coste de almacenar contenidos.

En su lugar, Google nos obliga a pasarnos a Google One, su servicio de suscripción para obtener almacenamiento en la nube. Este servicio tiene un coste de 1,99 euros al mes (19,99 euros al año) por 100 GB de almacenamiento. Por 2,99 euros (o 29,99 euros al año) al mes tenemos 200 GB, y si queremos 2 TB, tenemos que pagar 9,99 euros al mes (99,99 euros al año). Llenar esos 2 TB de fotos es algo que puede llevarnos años, e incluso décadas, pero a cambio de pagar un precio desorbitado. Por 100 euros al año podemos comprarnos un disco duro externo de 4 TB cada año para almacenar nuestros datos, por lo que no sale rentable.

google one

Esto nos lleva a las posibles alternativas que tenemos ahora. Si no queremos pagar Google Fotos, pero queremos mantener la comodidad del servicio, tenemos tres alternativas, y todas ellas requieren pagar.

Alternativas: NAS, Amazon Photos o Backblaze

La primera es crearnos nuestra propia nube con un NAS. Synology ha lanzado este año Synology Photos, que funciona de manera similar a Google Photos, subiendo automáticamente las fotos, reconociendo caras, etc.

En el caso de querer un NAS más barato (los de Terramaster, por ejemplo), o reutilizar un ordenador antiguo o incluso una Raspberry Pi como NAS, podemos instalar sistemas operativos abiertos como OpenMediaVault, e instalar, mediante Docker, la app de PhotoPrism, con funcionalidades muy parecidas a las de Google Fotos.

Dentro del pago de servicios de almacenamiento, hay otras alternativas mejores que pagar por Google One. Una de las más claras y que muchos usuarios ya estarán usando es Amazon Photos. Este servicio, incluido gratis con la suscripción a Prime, permite almacenamiento de fotos de manera ilimitada con la misma comodidad que el servicio de Google, con IA para reconocimiento de elementos, sincronización automática, o la posibilidad de compartirlos. Si optas por esta opción, puedes migrar las fotos de Google a Amazon.

Por último, si lo que queremos es almacenamiento directamente a lo bestia sin límite, está la opción de Backblaze. Este servicio de almacenamiento en la nube cuesta 6 dólares al mes, o 60 dólares al año, permitiendo a cambio almacenamiento ilimitado de todo tipo de archivos. El precio, eso sí, es por dispositivo, por lo que tendrás que buscar alguna manera de sincronizar los archivos automáticamente entre tu móvil y el ordenador con apps como FolderSync, y ya que desde el ordenador se sincronicen con la nube.

En definitiva, hay muchas alternativas a Google Fotos. El mundo no se acaba hoy, pero sí es un poco más triste usar Internet desde el 1 de junio sabiendo que ya no tenemos esa comodidad de almacenamiento gratis ilimitado de fotos.