5 razones para utilizar Google Classroom en colegios e institutos

5 razones para utilizar Google Classroom en colegios e institutos

Alberto García

Google Classroom fue lanzado en mayo de 2014 para G Suite for Education, y desde entonces se ha convertido en una de las mejores herramientas educativas digitales. Desde 2017, Classroom está disponible para cualquiera con una cuenta personal de Google, y su uso se ha disparado este año a causa del coronavirus. Pero, ¿qué ventajas tiene utilizarla?

El objetivo que Google tenía cuando creó Classroom era, entre otros, reducir el uso de papel, y simplificar y mejorar la distribución de tareas. Para ello, permite a los profesores asignar tareas a los, evaluar los contenidos, y la creación de aulas virtuales para segmentar mejor el trabajo. Así, vamos a enumerar algunas de las ventajas que ofrece.

Mayor cercanía con los alumnos y comodidad para ellos

Google Classroom puede usarse tanto en ordenadores como en móviles, por lo que los niños tienen la opción de seguir las clases, subir contenido o visualizar contenido complementario en cualquier parte sin necesitar ni siquiera un ordenador. Además, los profesores pueden estar también informados de toda la actividad de sus hijos en clase, así como sus notas.

Esto hace que los alumnos también tengan una mayor cercanía a los profesores y no tengan que preguntarles delante de la clase por vergüenza, pudiendo recibir una atención más personalizada al realizar videollamadas con los alumnos.

No perder el ritmo en caso de ausencia

Este es uno de los puntos más importantes debido al coronavirus, donde cada vez hay más aulas aisladas y alumnos que, o no pueden, o no quieren acudir a clase. Con este sistema, el alumno puede seguir el ritmo de clase en casa, y puede estar en contacto a través de Internet con el profesor si tiene alguna duda sobre la clase.

Calendario para no perder ninguna actividad

Los profesores pueden compartir con los alumnos un calendario con todas las tareas, exámenes y deberes que hay en cada asignatura. Gracias a ello, los alumnos podrán organizarse mejor para saber cuándo tienen que entregar tareas o cuándo tendrán que realizar exámenes. Además, las notas se pueden consultar en tiempo real sin tener que esperar a recibirlas en clase.

Más herramientas de aprendizaje a los alumnos

Los alumnos pueden utilizar más recursos para su aprendizaje, pudiendo crear sitios para ir recopilando sus presentaciones, documentos, etc, sin necesidad de usar libros de texto. También pueden compartir todos esos archivos con sus compañeros para crear trabajos en grupo. Además, pueden corregir faltas de ortografía más fácilmente

Trabajo más fácil para los profesores

Al entregarse los trabajos online, los profesores pueden corregirlos más rápidamente, y con la ventaja de no tener que acumularlos en casa o poder perderlos, además de ahorrar papel. A su vez, los profesores pueden compartir documentos con los alumnos, como las presentaciones de clase, los deberes, o archivos complementarios como vídeos e imágenes.