Estafas que te van a intentar colar esta Navidad en Internet

Estafas que te van a intentar colar esta Navidad en Internet

Alberto García

La Navidad es uno de los mayores periodos de ventas en todo el año, donde los regalos nos obligan a comprar multitud de productos para nuestros allegados, además de hacerlo en muchas ocasiones de manera digital. Sin embargo, esto hace también que se dispare el número de estafas que hay presentes en la red, a través de las cuales podemos llegar a perder mucho dinero. Por ello, vamos a ver cuáles son algunas de las más comunes estos días.

Aunque la cantidad que suele ser robada en este tipo de estafas no es muy grande, la gran cantidad de estafas de este tipo puede llegar a ser preocupante. Según la Secretaría de Estado de Seguridad, en 2019 se registraron 192.375 estafas informáticas en España, suponiendo el 88% de todos los ciberdelitos.

Webs falsas y otras que imitan a páginas reales

La estafa más común suele ser la proliferación de falsas webs de e-commerce. Estas webs se hacen pasar por otras reales, u ofertan productos a precios muy bajos con el fin de engañar a usuarios. Muchas de ellas se crean con el fin específico de hacer ventas en Navidad, y la mayoría de cuantías suelen ser inferiores a los 100 euros al ser normalmente productos como ropa.

El problema de las webs que imitan a las reales es que suelen ser tan parecidas que es difícil encontrar la diferencia a nivel visual. La clave suele ser revisar la URL para ver si hay algo raro, y si dudamos de si estamos en el dominio correcto, la solución es ir a Google y buscarlo para confirmar que estamos en la web real. Eso sí, hay que pinchar siempre en los resultados reales y no en la publicidad que aparecen al principio de las búsquedas.

Incluso aunque estemos en una web que sea real, o en la que realmente se realicen ventas, es imprescindible que estas webs tengan conexión HTTPS, ya que si no cualquier persona puede interceptar nuestros datos de pago o datos personales en el proceso. También es recomendable usar tarjetas virtuales con cantidades limitadas, así como revisar opiniones de webs si dudamos de su legitimidad.

Otro problema al que podemos enfrentarnos es a la compra de productos falsificados, habiendo copias de alta calidad en productos como ropa o juguetes. En estos últimos las falsificaciones pueden ser un peligro, ya que puede que sean productos procedentes de China que no cumplen con las normas europeas de protección.

Las estafas llegan incluso a Amazon

Las estafas incluso están presentes en la propia Amazon. Algunos vendedores externos intentan usar como gancho precios muy bajos de productos como cámaras, tarjetas gráficas o videoconsolas, aprovechando incluso la falta de stock en muchos de ellos. En esos casos, suelen ofertar el producto muy barato, pero luego cancelan la compra a través de Amazon. Una vez tienen tus datos, te piden el email para que les hagas una transferencia. Es obvio que nunca tenéis que hacer una compra a un vendedor de Amazon fuera de la tienda, y mucho menos por transferencia, ya que no tendremos protección ni forma de reclamar el dinero.

Comprar Smart TV

En todos los casos es necesario interponer una denuncia para poder reclamar la cantidad sustraída, y dejar de lado la posible vergüenza de tener que reconocer ante la Policía el haber caído en una de estas estafas. Cuantas más denuncias tenga la Policía, más fácil le será cerrar este tipo de páginas web falsas.

Más allá de las compras online, otro tipo de estafas que han proliferado en las últimas semanas afectan a SMS que se hacen pasar por Amazon o por WhatsApp. En el caso de los primeros, prometen un premio ganado en un sorteo, mientras que en WhatsApp nos intentan robar la cuenta o puede que nos intenten meter un virus por WhatsApp. En ambos casos lo correcto es ignorarlos, y ser conscientes de los peligros de publicar nuestro teléfono o cedérselo a webs sospechosas.