Las criptomonedas pueden acabar ahora con el stock de discos duros y SSD

La industria de los semiconductores está viviendo uno de los periodos de mayor escasez de la historia, con falta de stock en tarjetas gráficas y muchos otros semiconductores que llegan a afectar a industrias como la del automóvil. El nuevo boom de las criptomonedas tiene bastante que ver en ello, disparando su precio y forzando a muchas personas a tener que declarar las criptomonedas en la Renta 2020. Ahora la escasez podría llegar a otros dispositivos de hardware si triunfa una nueva criptomoneda.

Hablamos de ChiaCoin. Según apuntan desde China, esta incipiente criptomoneda está disparando las compras de discos duros y unidades SSD, ya que se mina con almacenamiento físico. Esto la diferencia de otras monedas actuales, que se minan usando tarjetas gráficas, procesadores o ASICs, circuitos integrados con aplicaciones específicas que son mucho más eficientes para minar, por ejemplo, Bitcoin.

ChiaCoin: menos consumo energético

El Bitcoin recurre al concepto de «prueba de trabajo«, donde el usuario recibe criptomonedas a cambio de un trabajo, que es ofrecer la potencia de cálculo de un dispositivo. Con Chia, se recurre a un concepto de prueba de espacio y tiempo. Sus creadores quieren, de esta manera, que las criptomonedas tengan un efecto medioambiental mucho más bajo, ya que las unidades de almacenamiento son más baratas y consumen mucha menos energía.

El minado de Chia con almacenamiento requiere no sólo de mucho espacio, sino también de realizar muchas operaciones de lectura y escritura. Esto afecta gravemente a la durabilidad de los SSD, de ahí que los SSD que más se estén demandando sean los de gama alta con memorias TLC y MLC, incluyendo los destinados a centros datos. Debido a su excelente durabilidad, también se están utilizando discos duros de alta capacidad para centros de datos, que usan helio y tecnologías como SMR.

Un fabricante de SSD ve agotado el stock de sus unidades

Las unidades que más se están demandando en ambos casos van desde los 4 TB hasta los 18 TB. En Hong Kong, el precio de las unidades de almacenamiento está subiendo entre 22 y 64 euros. Un gran fabricante de SSD chino, Jiahe Jinwei, afirma que no tienen stock de su serie Gloway y Asgard de alto rendimiento, donde las unidades de 1 y 2 TB de SSD NVMe están agotadas.

Para solucionarlo, la compañía está bloqueando las grandes compras en masa, además de estar aumentando su producción. A su vez, están desarrollando unidades SSD orientadas directamente a este tipo de minado, las cuales ofrecen una mayor durabilidad. Con ello, esperan que la demanda no llegue a afectar a las unidades más baratas destinada al segmento de consuno.

Si Chia Coin consigue triunfar, es posible que veamos una escasez de almacenamiento que puede traer consecuencias nefastas para el mercado. Los centros de datos y los servicios en la nube necesitan grandes cantidades de unidades de almacenamiento, por lo que puede haber escasez tanto para grandes empresas como para particulares, ya que habrá usuarios que compren SSD baratos creyendo que van a poder sacarles rentabilidad con ChiaCoin a pesar de que su durabilidad esté muy limitada.

De momento, ChiaCoin no es pública y no puede comprarse ni venderse, pero los usuarios ya están preparándose para su llegada.

2 Comentarios