La avaricia de Microsoft hace temblar uno de sus servicios más famosos

La avaricia de Microsoft hace temblar uno de sus servicios más famosos

Justo Romanos

La publicidad mueve Internet y es muy necesaria, pero en algunos casos su incorporación a golpe de calzador está levantando ampollas. Hoy es Microsoft la que está siendo criticada porque ha decidido introducir anuncios en un servicio que, hasta ahora, no los tenía. Y no es precisamente un programa poco utilizado.

Hace poco Microsoft pisó el acelerador en lo que se refiere a introducir una nueva versión de Outlook que absorbería el servicio que daban tanto Mail como Calendar. Su disponibilidad es casi global, pero todavía hay muchos usuarios que no han recibido la versión actualizada del software. Los que sí lo tienen se han encontrado con una sorpresa no muy agradable: publicidad.

Como en la versión web

Si eres de los que siempre han usado la versión web de Outlook, no te sorprenderá mucho lo que estamos comentando, dado que Microsoft ya lleva tiempo mostrando anuncios en esta edición. Pero, normalmente, la descarga del programa oficial de la empresa de Windows garantizaba tener ese tipo de experiencia fluida y no invasiva que gusta a todos los usuarios.

Presencia de anuncios publicitarios en la bandeja de entrada del nuevo Outlook

No obstante, ahora los anuncios ya aparecen como estándar y no son precisamente agradables. Hay dos tipos. Por una parte, los que pueden aparecer en la columna lateral, donde su posición los hace muy identificables y no suponen ningún problema. Por otra parte, anuncios que se camuflan como si fueran correos electrónicos que has recibido y todavía no has leído. Y justo ahí es donde se encuentra el problema, puesto que Microsoft juega demasiado al despiste con este tipo de publicidad. Esto es algo que puedes ver en la captura de pantalla del párrafo anterior, donde está marcado con color rojo el anuncio que es publicidad (por supuesto, ese color rojo no está en el programa).

Si no quieres publicidad… paga

Microsoft pone las cartas sobre la mesa tal y como últimamente se está viendo en otros casos y les dice a los usuarios que, quienes busquen una experiencia sin publicidad, solo tienen que pagar. Si se hace clic en el botón que aparece guiándote a disfrutar sin anuncios publicitarios, lo que ocurre es que acabamos en la web de la empresa descubriendo el precio que vamos a tener que pagar.

En total, tenemos que hacer un pago mensual de 2 euros o de 20 euros al año. Lo hacemos a cambio de conseguir la suscripción Microsoft 365 Básico, la cual nos proporciona otras ventajas. Como es lógico, con las suscripciones de mayor precio que ofrece la entidad también se incluye la ausencia de anuncios.

Precios para eliminar anuncios en Outlook

Si bien es cierto que no es algo nuevo que Microsoft ponga publicidad en sus herramientas o que nos encontremos clientes de correo que los incluyen, el descontento por la presencia de anuncios en la bandeja de entrada no podría ser superior. Algunos de los principales rivales de la empresa todavía no han recurrido a esta maniobra que, a todas luces, saben perfectamente que no es demasiado ética. En su web, los creadores de Windows incluyen un texto reafirmando que los anuncios están bien marcados para que se puedan distinguir de correos reales. Pero es obvio que tanta aclaración tiene un motivo: no son tan fáciles de diferenciar como podrían desear.

En esta otra captura que puedes ver, aunque los anuncios se han metido en la carpeta “Otros”, es obvio que su presencia, si hubiera más correos entre los que estuvieran, sería confusa. Eso puede llevar a hacer clic por error y que cargue la página concreta a la que deriva el anuncio. Como ya te puedes imaginar, son anuncios enlazados a páginas externas y no mensajes que se abren como si fueran correos electrónicos. Al margen de esto, lo que sí hay que aplaudir es que haya un icono de papelera a su lado para poder borrarlos con facilidad. La mala noticia es que no tendrá que pasar mucho tiempo hasta que vuelvas a encontrar otros anuncios distintos. Así que, al final, lo de borrarlos no resulta demasiado productivo.

Presencia de anuncios publicitarios en español en la nueva versión de Outlook

Por desgracia para Microsoft, es posible que haya una amplia cantidad de usuarios que no quieran pasar por el aro y terminen buscando alternativas. En cualquier caso, Outlook lleva mucho tiempo sin alcanzar los niveles de efectividad y rendimiento de los que hizo gala en el pasado, por lo que quizá haya llegado el momento del cambio.

Vía > Ghacks

¡Sé el primero en comentar!