Aliexpress es un desastre

Aliexpress es un desastre

Javier Sanz

La compañía china pierde un 70% de valor en bolsa desde octubre de 2020 y además acaba de ser incluida por Estados Unidos por primera vez en la lista de mercados de falsificaciones. Un varapalo que llega tras presentar unos resultados financieros paupérrimos con un desplome de los beneficios superior al 50%

El gigante asiático del ecommerce vive uno de sus momentos más complicados de los últimos años y ya cotiza por debajo del precio de salida a bolsa en 2015. Un desastre total si tenemos en cuenta que la empresa se posicionaba como una alternativa a Amazon y que en 2020 llegó casi a tocar el cielo. La cruda realidad es que la compañía estadounidense tiene valor de 1,5T de dólares mientras que Alibaba vale apenas 250.000 millones, es decir, seis veces menos.  ¿Qué está pasando para que la empresa fundada por Jack Ma esté cayendo a plomo?

Desplome de los ingresos de Alibaba

La compañía que reportó resultados trimestrales hace unos días comunicó que obtuvo un beneficio neto de 10.031 millones de euros durante los primeros nueve meses de su año fiscal. Esta cifra supone un 54,47% menos con respecto al año anterior y lo que es más preocupante, las perspectivas no son positivas. La empresa justificó el desplome de ingresos por la menor facturación en diferentes áreas sin especificar y por la contracción de alguna de sus inversiones.

En su tercer trimestre fiscal se agravó la situación de la empresa con una caída de sus beneficios del 74%. La compañía cada vez vende menos, tiene menos márgenes y muy posiblemente sus rivales (JD, Pinduoduo, etc.) le estén arrebatando cuota de mercado. Fuentes de la compañía que prefieren mantenerse en el anonimato señalan que no hay control de sus gastos y que las inversiones en publicidad son mastodónticas sin ningún tipo de rigor, quizás una gota en un océano pero que explica la mala gestión a nivel general.

Regulación China

El país asiático también está contribuyendo a que sus gigantes estén atravesando por este momento tan complicado. El Gobierno de Xi Jinping lanzó una campaña de “prosperidad común” para conseguir que los líderes del sector tecnológico compartieran su riqueza. Por ejemplo, Ele.me propiedad de Alibaba y dedicada al reparto de comida deberá reducir las comisiones que cobra a los restaurantes y además ofrecer su servicio a nivel nacional. Un varapalo para las cuentas de la filial que obviamente debe acatar para evitar sanciones.

Durante todo el 2021 el Gobierno chino estuvo aplicando medidas regulatorias e incluso sanciones millonarias a todos sus colosos de Internet para evitar su posición dominante. Medidas que al mercado obviamente disgustan y que sumadas a la mala gestión de Alibaba le han llevado a perder más de 500.000 millones de dólares en bolsa. La cruda realidad es que las perspectivas no son positivas y la empresa ha confirmado que en los próximos trimestres seguirá el deterioro de sus ingresos.

Alibaba en la lista negra de falsificaciones de EEUU

Por primera vez, la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés) ha incluido a la compañía china en su lista negra. La administración americana considera que el gigante asiático facilita la falsificación de marcas y además las distribuye. La realidad es que no es nada nuevo, el famoso chiste de «comprado en Aliexpress» se refiere a todas las baratijas y falsificaciones que se pueden adquirir sin ningún tipo de control. En 2016 Estados Unidos ya incluyó a TaoBao, propiedad de Aliexpress en su lista negra, en 2022 el regulador americano ha incluido a la compañía entera.

2 Comentarios