¿Debo vender Dogecoin, una de las criptomonedas estrella de 2021?

Dogecoin surgió como una parodia de las criptomonedas, pero ha terminado convirtiéndose en una de las más populares y valiosas del momento. De la mano de Elon Musk, alcanzó su máximo histórico en abril de 2021, cuando los inversores, muchos inspirados por el CEO de Tesla, se apresuraron a adquirir la moneda.

Sin embargo, teniendo en cuenta que el comienzo de 2022 está siendo desastroso para la gran mayoría de principales criptomonedas, Dogecoin inclusive, ¿sería un buen momento para vender la memecoin original o es mejor esperar?

Razones para vender Dogecoin

Dogecoin, o simplemente DOGE, es actualmente la duodécima criptomoneda por valor de capitalización de mercado. Se inició en 2013 como una moneda meme, pero con el paso del tiempo ha ganado popularidad, pero actualmente está en una tendencia a la baja, por lo que estos serían algunos de los motivos para vender ahora (a un precio de 0,1092 euros al momento de escribir este artículo).

Token de DOGE

Criptomoneda Dogecoin

Con un suministro finito de solo 21 millones de monedas, la escasez hace que el Bitcoin sea único y es parte del motivo de que sea la criptomoneda reina. Sin embargo, Dogecoin es una criptomoneda inflacionaria porque no tiene límite de emisión.

Actualmente hay casi 133.000 millones de DOGE en circulación, una cifra que aumenta en 5.000 millones cada año. La demanda tendría que superar una base de oferta en constante aumento para que el precio subiese, lo que la hace ineficaz como reserva de valor a largo plazo. Básicamente, cuanto más Dogecoins haya en circulación, menos vale la moneda.

Otros de los aspectos que juegan en su contra es que no tiene una utilidad real como medio de pago. Los fundadores de Dogecoin la crearon como una red de pago. Sin embargo, el token no se ha adoptado ampliamente para este uso. Según datos del directorio comercial Cryptwerk, solamente unos 2.038 comercios aceptan Dogecoin, una cifra ínfima.

Motivos para hodlear DOGE

Se espera que Dogecoin migre de prueba de trabajo (en inglés Proof of Work, PoW) a prueba de participación (en inglés Proof of Stake, PoS) para reducir su consumo de energía y aumentar la velocidad de las transacciones. Hasta ahora, Dogecoin, como Bitcoin, se ha basado en PoW para validar transacciones.

El cambio a prueba de participación sería positivo para los propietarios de Dogecoin porque PoS permitiría que cualquiera que posea la moneda valide las transacciones. Además, cuando se agrega un nuevo bloque a la cadena de bloques, reciben un porcentaje fijo de los activos prometidos como compensación. Entonces, si tienes Dogecoin, puede ser una buena idea mantenerlo para ver si el cambio propuesto a PoS se convierte en realidad.

Rendimiento 2022 DOGE

Rendimiento YTD 2022 del token DOGE (Fuente: CoinMarketCap)

Además, pese al hecho del crecimiento frecuente, es probable que alcance un límite práctico. Dado que el crecimiento de la criptomoneda es predecible, es más fácil usarla como moneda para comprar bienes y servicios. Por lo tanto, la posibilidad de una amplia aceptación en el futuro puede hacer que valga la pena conservar Dogecoin.

En última instancia, los pros y contras para vender o no dependerán de tu situación personal. Como en el resto de criptoactivos, si has multiplicado tu inversión inicial como para vender ahora y sacar rédito, puede ser un buen momento para tratar de asegurar ese dinero. Si bien todas las criptos son volátiles y están basadas en especulación, el caso de Dogecoin está especialmente ligado a ello. Ya sabéis del poder de Elon Musk para matar o resucitar una criptomoneda con un simple tweet

¡Sé el primero en comentar!