Bizum tiene un par de graves problemas que no esperes que se vayan a solucionar

Con el paso del tiempo, «hacer un Bizum» se ha convertido en algo cada vez más cotidiano. Hacer un Bizum significa enviar o recibir pagos al instante sin necesidad de procesar transferencias ni necesitar conocer los números de cuenta corriente, simplemente el móvil del destinatario.

Bizum se ha convertido en la solución de pago móvil favorita en España. Cuenta con 19.610.000 usuarios activos, 31 bancos afiliados y 29.300 comercios online que soportan este medio de pago y transferencia de dinero. Sin embargo, como todo sistema, también tiene unos problemas que, con el paso del tiempo, se están enquistando por mucho que los usuarios del servicio no hagan sino pedir que se cambien.

Los envíos son irrevocables

Uno de los grandes problemas que tiene Bizum es el hecho de que sus pagos no tienen vuelta atrás. Si has hecho un envío por error, o, peor aún, has sido víctima de algún tipo de engaño o estafa, el sistema no tiene una red de seguridad que permita dar marcha atrás al proceso. Esto es porque, en esencia, las de Bizum son transferencias sujetas a la misma normativa que las bancarias convencionales.

Según un portavoz de Bizum, «nos gustaría puntualizar que las transferencias, incluyendo las inmediatas que genera Bizum, son irrevocables porque así lo marca la normativa europea SEPA. Es decir, Bizum no fija la irrevocabilidad de las transferencias, sino que esto lo estipulan organismos oficiales europeos».

Pago por Bizum

Pago por Bizum

En ese caso, Bizum siempre ha mirado para otro lado y la solución que da a este problema es cuanto menos chapucera, sugiriendo que te pongas en contacto con el destinatario para que este te haga uno de vuelta.

«La solución más fácil es que te pongas en contacto con la persona a la cual has enviado erróneamente el dinero, con el fin de que ésta pueda devolvértelo. En todo caso, también puedes ponerte en contacto con tu banco para que te informe sobre en qué casos podrás solicitar la devolución de la operación».

Cierto es que este problema también es común para otro tipo de transferencias y el propio banco puede ayudarte en el proceso de tratar de recuperar tu dinero.

«Miles de personas han realizado estas retrocesiones a través de su entidad bancaria. El hecho de que recomendemos a los usuarios ponerse en contacto con la persona a la que han enviado un Bizum por equivocación es simplemente por acelerar el proceso (…) un intento de ayudar a nuestros usuarios (de los que muchos han recuperado así su envío)», nos aclara un portavoz de Bizum.

Aquí las opciones por parte de Bizum podrían ser por ejemplo tener un tiempo prudencial para deshacer una operación, en plan la primera hora después de hacer el pago, o algo similar. En su defecto, al no poder hacerse al estar sujetos a la normativa europea, cambiar algo por su lado, como añadir más pasos para confirmar una operación.

La estafa del «Bizum inverso»

Una vez entendido este procedimiento (o la falta de ello) para recuperar tu dinero, esto puede ser usado de malas formas para hacerte perder un dinero y que no puedas recuperarlo. Por ejemplo, en los casos en los que los clientes, sobre todo de plataformas de segunda mano tipo Wallapop, de buena fe aceptan un adelanto para reservar un producto que tienen a la venta.

El supuesto comprador se ofrece a pagar parte del importe del producto en concepto de reserva del mismo, con el supuesto fin lícito de que se retire de la plataforma. El vendedor acepta, pues ya está cobrando anticipadamente una parte de la cantidad sin todavía haber procedido ni al envío.

Lo que sucede entonces es que el estafador envía a su víctima no un envío de dinero, sino una solicitud para cobrarlo. Cierto es que en el SMS lo pone, pero esto crea confusión con respecto a su estás aceptando dinero entrante o enviando dinero. Una vez percatados del error, ya es demasiado tarde y no hay retorno.

Desde la propia compañía nos recuerdan que, más allá del SMS en el que se dice que vas a «pagarle a», también tiene un procedimiento posterior:

«Un usuario, para aceptar una solicitud de envío de dinero que le hagan, debe: primero, entrar en su aplicación bancaria; segundo, en ella se le vuele a indicar que está haciendo un envío de dinero a X persona; y, tercero, validarlo con un segundo factor de seguridad. No se trata de un simple SMS, sino que el proceso incluye una doble validación».

Bizum es una herramienta tan cómoda como peligrosa en malas manos. Como se suele decir, «hecha la ley, hecha la trampa». Se sabe cuáles son las principales vulnerabilidades que ocurren con Bizum y, por tanto, los ciberdelincuentes lo aprovechan. Es una herramienta muy cómoda y recomendable, pero no es perfecta.

¡Sé el primero en comentar!