Aprobados los ETF de Bitcoin: qué son y por qué pueden disparar el precio de la criptomoneda

Aprobados los ETF de Bitcoin: qué son y por qué pueden disparar el precio de la criptomoneda

Carlos Zapatero

El sector de los activos digitales ha dado un paso histórico: por primera vez, los reguladores estadounidenses han aprobado los ETF. Y esto puede suponer un punto de inflexión para la operabilidad de la criptomoneda más famosa del mundo.

El regulador bursátil de Estados Unidos, conocido bajo la nomenclatura SEC por sus siglas en inglés, ha hecho oficial el cambio de postura del organismo frente a los activos digitales: dando luz verde a los ETF de Bitcoin. Una decisión histórica, pese a que los mercados ya la descontaban, si tenemos en cuenta que la postura de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, con su presidente Gary Gensler a la cabeza, siempre había sido contraria a la presencia de las criptodivisas en el mercado estadounidense. Pero, ¿qué son exactamente los ETF y qué supone este cambio?

Los ETF en Bitcoin, estratégicos

Para la comunidad cripto, la aprobación de los ETF era estratégica para el desarrollo y aceptación de la moneda. Estos fondos permiten a los inversores operar en Bitcoin a través de un proceso mucho más simplificado, puesto que son ellos los encargados de comprar y custodiar el activo. Es decir, permiten invertir en Bitcoin, sin necesidad de tener que asumir el complejo proceso de compra y custodia con el que siempre se ha vinculado al mundo cripto.

Basándose en contratos de futuros, estos fondos de inversión exhiben los valores del Bitcoin, favoreciendo su operativa a través de un marco regulado. Los inversores interesados ya no tienen que intercambiar criptomonedas, ni preocuparse por disponer de una cuenta en algún exchange para poder operar. El papel del inversor, por tanto, radica en exclusiva en comprar las participaciones del mismo, como ocurre a la hora de comprar cualquier otra acción.

imagen de un bitcoin

Entrada en vigor

Como decíamos en la introducción del presente artículo, se trata de una decisión que el mercado ya descontaba. Una situación que explica la tranquilidad del valor del Bitcoin al respecto. El pasado mes de agosto, la Corte del Distrito de Columbia afirmó que los ETF debían considerarse como un mecanismo legal para poder operar, una decisión enmarcada en un litigio legal que enfrentó a la conocida firma de inversiones Grayscale contra la propia SEC.

Este nuevo escenario dibujaba un nuevo, y optimista, paradigma tras muchos años de oposición por parte de la SEC hacia todo lo que tenía que ver con los activos digitales.

Con la aprobación de los ETF, la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos inaugura un nuevo escenario en el mundo cripto, ampliando el acceso a la criptomoneda más conocida a nivel internacional en un mercado como es Wall Street. Desde hoy mismo, los principales agentes de la industria van a poder comenzar a operar con Bitcoin, en lo que se supone que es un el comienzo de un nuevo ciclo en la industria.

Una decisión no exenta polémica

Como no podía ser de otro modo, la publicación oficial de la decisión no podía estar exenta de polémica. Cuando todavía faltaban varias horas para comunicar la postura de la SEC, la cuenta de X del organismo fue objeto de hackeo, afirmando de manera anticipada que la comisión había decidido aprobar los ETF del Bitcoin. Una situación que provocó que el valor de la criptomoneda creciese hasta los 48.000 dólares instantes después.

Su presidente, el ya mencionado Gary Gensler, fue el encargado de desmentir la comunicación poco tiempo después. Afirmando que la comisión había sido objeto de un hackeo por parte de algún grupo especializado. Una paradigmática situación que cobra un todavía mayor valor si tenemos en cuenta que una de las principales funciones con las que cuenta este organismo es la de evitar posibles manipulaciones del mercado. Una situación que ha provocado todo tipo de críticas por agentes destacados del mercado.

En el propio documento en el que se hacía oficial la resolución final, Gensler ha tenido tiempo para afirmar que “si bien hoy aprobamos la cotización y negociación de ciertas acciones spot de productos cotizados en bitcoins, no aprobamos ni respaldamos el bitcoin. Los inversores deben ser cautos ante los innumerables riesgos asociados con el bitcoin y productos cuyo valor está vinculado a las criptomonedas”, fiel a su clásica postura.

Tras la noticia, el Bitcoin se ha mantenido tranquilo, cotizando en torno a los 46.000 dólares. Mientras que monedas como el Ethereum, por su parte, han subido un 8% anticipando posibles decisiones similares que afecten a su operabilidad.

Fuente > Bolsamania

¡Sé el primero en comentar!