Ucrania prueba con éxito su nuevo y poderoso sistema de defensa aérea

Ucrania prueba con éxito su nuevo y poderoso sistema de defensa aérea

Justo Romanos

El conflicto armado entre Rusia y Ucrania está llevando a que ambos bandos busquen todas las formas posibles de anteponerse a su rival. En este contexto, Ucrania acaba de probar con éxito un nuevo sistema de defensa aérea en el cual tienen depositadas muchas esperanzas. Creen que podría ser vital en el transcurso de la batalla.

Conocido como FrankenSAM, el nuevo sistema de defensa aérea de Ucrania ya se dio a conocer con anterioridad. Pero, hasta ahora, el país no había tenido la oportunidad de ponerlo a prueba. No obstante, lo han utilizado para hacer frente a uno de los muchos ataques que reciben por parte de Rusia y, tal y como reconocen orgullosos, les ha dado buenos resultados.

La defensa que Ucrania necesitaba

No son pocas las ocasiones en las que Rusia aprovecha cualquier tipo de momento para lanzar ataques contra instalaciones y localizaciones estratégicas en Ucrania. Los casos en los que el ejército ruso estaba utilizando drones controlados a distancia se habían convertido en uno de los grandes quebraderos de cabeza de los ucranianos. Debido a ello, han trabajado para tener FrankenSAM listo a tiempo y que pueda transformarse en la herramienta para acabar con estos asaltos de drones.

Un incendio causado por las explosiones de misiles

En la sesión que han realizado, enfrentándose a un ejército de 20 drones, han utilizado toda la artillería de este nuevo sistema de defensa para acabar con ellos antes de que pudieran convertirse en una amenaza. Según lo declarado por el ejército de Ucrania, su nuevo armamento habría derribado a un total de 19 drones. Solo uno de ellos podría haber intentado volver a la base, aunque otro comunicado de Ucrania confirma que el mismo sistema de defensa también llegó a destruirlo posteriormente.

Misiles contra drones

Este tipo de asaltos con drones se suelen realizar de noche y no son algo precisamente nuevo. El uso de tecnología avanzada por parte de ambos bandos ha llevado a que tanto Rusia como Ucrania busquen nuevas alternativas con las que intentar minimizar las posibilidades de sus rivales de salir airosos del conflicto. La noticia sobre el éxito en el uso de este sistema defensivo se ha anunciado en Davos, donde el Ministro de Industrias Estratégicas, Alexander Kamyshin, se ha mostrado muy satisfecho por la manera en la que ha funcionado FrankenSAM.

Hay que decir que este armamento defensivo es una de las peticiones desesperadas que Ucrania realizó el pasado año a algunas de las principales potencias del mundo, sobre todo Estados Unidos. Solicitaban más apoyo y maquinaria de combate que permitiera proteger las instalaciones eléctricas del país. Saben que Rusia está concentrando su ataque en este tipo de zonas estratégicas porque si dejasen a los ucranianos sin energía, las bajas temperaturas derivarían en que la nación se encontrase en una condición crítica. Por ello, Ucrania quiere proteger por todos los medios posibles estas instalaciones y necesita más sistemas defensivos.

Estados Unidos no estaba en posición de poner sistemas completos de defensa aérea en las manos de Ucrania, pero sí que accedió a participar en el programa Franken. Su objetivo consiste en combinar tecnología y componentes procedentes de Estados Unidos con parte de maquinaria que ya está en manos de Ucrania y que encuentra su origen en la era soviética. De ahí el nombre FrankenSAM haciendo referencia al famoso monstruo, ya que se trata de una combinación inesperada de componentes muy distintos que no se han imaginado juntos ni siquiera en series de guerra.

La parte norteamericana de estos sistemas de defensa está representada por misiles que es posible disparar desde tierra para que impacten en el cielo y así proteger las instalaciones. Por su lado, Ucrania pone los lanzadores para los misiles y sus sistemas de radar que, por otro lado, es bien conocido que aportan muy buen rendimiento. La mezcla de estos componentes podría parecer una aberración en términos técnicos, pero el ejército norteamericano hizo pruebas a final de 2023 para comprobar si funcionaba y confirmaron que su rendimiento era de primera. Por ello, mandaron cinco de estos sistemas de defensa para que Ucrania los pudiera poner a trabajar de inmediato.

Misil preparado para ser utilizado en combate

Ahora, mientras Rusia intentaba acabar con otra posible instalación eléctrica, se activó uno de estos sistemas de lanzamiento de misiles y acabó con todos los drones. La noticia ha sido muy bien recibida y posiblemente será algo a tener en cuenta a la hora de establecer los siguientes pasos de ambos países. Desde Ucrania están satisfechos, mientras que en Estados Unidos oficiales militares han dicho que admiran la capacidad de «MacGyver» que tienen los ucranianos para crear todo tipo de armamento con pocos recursos. Eso les ha inspirado a ayudarles con este nuevo sistema de defensa.

Vía > Newsweek

¡Sé el primero en comentar!