Un aficionado graba un vídeo de algo estrellándose en Júpiter

Un aficionado graba un vídeo de algo estrellándose en Júpiter

Justo Romanos

¿Qué sería de nosotros sin el trabajo de los aficionados a la astronomía que se pasan día y noche pegados al telescopio para ver todo lo que nadie más ve? Gracias a uno de ellos, un japonés apasionado de los planetas, podemos ver un vídeo que está causando furor.

No es frecuente que tengamos la oportunidad de ver este tipo de secuencias grabadas de planetas como Júpiter, por lo que cuando nos encontramos con una la disfrutamos. A primera vista, resulta complicado saber qué es lo que estamos viendo y se pueden plantear distintas teorías acerca de ello. No obstante, lo cierto es que la explicación, tal y como han reconocido los expertos, no resulta tan complicada.

Es un cometa

Ahora mismo vas a poder el vídeo a continuación en forma de GIF y es bastante apreciable el destello de luz que se produce en el objeto que se estrella contra Júpiter. Poco después de su publicación, el astrónomo aficionado no tardó en comenzar a recibir comentarios de todo tipo. Había quienes pensaban que se trataba de una tormenta y que la luz representaba los truenos. También se habló de asteroides, dobles asteroides y, por supuesto, no faltó quien argumentó que el vídeo era fake.

Imagen del usuario de twitter
鈴木邦彦
@kunihiko_suzuki
昨晩の木星閃光のGIF動画です。 https://t.co/4DC1lFguoi
01 de febrero, 2024 • 23:32

1.3K

69

Las reacciones incluyeron preocupación por si Júpiter se iba a ver afectado de alguna manera debido a este impacto, pero los expertos no han tardado en explicar que no hay que temer por el planeta. En realidad, no es la primera vez que colisiona un cometa y, en casos anteriores, han sido todavía más grandes. Por lo tanto, los astrónomos mencionan que es muy poco probable que se haya producido ningún daño. Eso no quita, eso sí, que ver el fogonazo de luz en el vídeo no impacte menos.

Otros impactos importantes

No hay que pensar que el fogonazo de luz provocado por este cometa en Júpiter sea algo tan raro. Como decíamos, no es la primera vez que algo así se registra en el planeta. En el año 1994 se estrelló contra Júpiter el que ha sido, hasta el momento, el cometa de mayor volumen que haya recibido. En ese momento sí que se produjeron una serie de consecuencias que los astrónomos fueron capaces de analizar y cuyos análisis han ayudado a entender mejor la manera en la que los cometas pueden afectar a la estructura de los planetas.

El cometa caído a mediados de los años 90 provocó dos efectos adversos diferentes. El primero de ellos fue la llegada de fogonazos de un calor extremo a la estratosfera del planeta, mientras que el segundo fue la aparición de una serie de marcas que quedaron grabadas en la atmósfera de Júpiter. Debido a ambos efectos, se pudo comprobar cómo el impacto del cometa fue algo mucho más drástico de lo que se podría haber imaginado. Desde entonces, no obstante, Júpiter no ha vuelto a sufrir un impacto como este.

Cometa cayendo bajo un cielo de estrellas

Por si te lo estás preguntando, la Tierra también se ha encontrado en situaciones similares. Pero, hasta ahora, los cometas que han chocado contra nuestro planeta han sido mucho más moderados en cuestión tanto de impacto como de volumen. Lo más habitual es que los cometas no lleguen a tener demasiada repercusión porque acaban desintegrándose mucho antes de que puedan afectar a nuestra atmósfera. De todas maneras, la NASA es consciente de que, antes o después, quizá lleguemos a encontrarnos con un cometa mucho más grande como el que sufrió Júpiter en los 90. Debido a ello es por lo que han trabajado en el programa DART y en lo que aporta para que la Tierra no acabe siendo destruida por un objeto que no veamos venir.

En principio, en el espacio hay muchos peligros y riesgos de los que preocuparse tal y como nos explican en series de televisión, pero los cometas no deberían llegar a ser un problema como para que hablemos del fin del mundo. Al fin y al cabo, cada vez estamos más preparados para lo que pueda ocurrir.

¡Sé el primero en comentar!