Las 5 multas más caras que te pueden poner en España

Las multas de tráfico son uno de los temores más preocupantes para los que usan el coche. En su caso, las cuantías más elevadas y con la mayor detracción de puntos suelen estar relacionadas, por regla general, con el exceso de velocidad, pero hay otras que hacen porque estas cantidades puedan incrementar de forma importante. De todos modos, con la llegada de la Nueva Ley de Tráfico, ya en vigor desde el pasado 21 de marzo, algunas sanciones pasarán a ser más costosas.

Hay multas que superan ampliamente los 500 euros

Como decimos, las multas de tráfico es uno de los peores momentos que puede vivir un conductor, aunque en la mayoría de casos son a causa de una infracción realizada por él mismo, así que es una consecuencia directa de esos actos. Una infracción a causa de saltarse el límite de velocidad en un tramo determinado, una mala maniobra…

De todas formas, cada una de estas multas entran dentro de un límite normal y sabemos que se catalogan como leves, graves y muy graves. Dentro de estas categorías encontramos sanciones que tienen como tope los 100 euros en el caso de las leves.

Si hablamos de infracciones graves el máximo es de 200 euros y si nos fijamos en las muy graves el tope se establece en 500 euros. Pero hay otras multas que superan con creces esa cifra. ¿Sabías que nos puede caer una sanción de hasta 1.500 euros por conducir un coche sin seguro? Estas son las multas y sanciones más caras que podemos recibir en España.

A qué nos arriesgamos

Pero de la lectura de la ley de tráfico (y de la experiencia de cientos de miles de conductores sancionados), se extrae que las multas son aún más diversas, con castigos que alcanzan hasta los 20.000 euros.

Por ejemplo; la DGT formuló en el año 2021 en las carreteras españolas de su competencia 3.877.297 denuncias, y casi dos terceras partes de las cuales (62,7%) correspondieron a excesos de velocidad. Algunas de ellos, castigados por encima de los 500 euros de una infracción muy grave. Es uno de los casos excepcionales de la norma, que contempla otros cuantos.

Multas Tráfico caras radar

Dispositivos que identifiquen radares

El artículo 13 de la Ley sobre Tráfico, Vehículos a Motor y Seguridad Vial prohíbe claramente la instalación y el equipamiento de un inhibidor de radares, cinemómetros u otro dispositivo que implique la interferencia o la evasión de los sistemas de vigilancia gestionados por las autoridades y los mecanismos que los detectan. En resumen, que no se puede llevar a bordo ningún aparato que notifique al conductor de la presencia de radares y, aunque no se use, supone multas.

De no cumplir esto, el usuario se puede enfrentar a una sanción cifrada en hasta 6000 euros y a una pérdida de 6 puntos en el carnet de conducir. Pero como aquí no se libra nadie, al taller que se ha responsabilizado de su instalación le pueden caer hasta 30.000 €, para echarse a temblar. Los detectores, en cambio, suponen una multa de 200 € y la pérdida de tres puntos

Por conducir bajo los efectos del alcohol o drogas

Conducir tras haber consumido alcohol o drogas es muy peligroso y pone en grave riesgo la seguridad vial, por lo que conlleva una de las multas más caras. Los agentes de tráfico pueden poner sanciones económicas de hasta 1.000 euros por conducir bajo los efectos de dichas sustancias. Sin embargo, esta infracción también resta puntos del permiso de conducir:

  • Si la tasa de alcohol se sitúa entre 0,25 y 0,50 mg/l aire espirado, el conductor perderá 4 puntos.
  • Si la tasa de alcohol supera los 0,50 mg/l aire espirado, el conductor perderá 6 puntos.
  • Si los niveles de alcohol superan los 0,60 mg/l aire espirado o los 1,2 gr/l en sangre, se establece la pena de prisión de 3 a 6 meses y la privación del derecho a conducir de 1 a 4 años.
  • En caso de conducir con presencia de drogas en el organismo, el usuario perderá 6 puntos.

Multas Tráfico conducir sin seguro

Conducir sin seguro

Como tal, la norma estipula claramente que todos los vehículos deben estar asegurados en todo momento. Así, en caso de que los agentes nos paren y nuestro vehículo no esté asegurado, tendremos que abonar una cuantía de 1.500 euros… pero, además, nos inmovilizarán el vehículo durante al menos un mes.

Por su parte, y aunque el coche se encuentre estacionado, si no tiene seguro también nos pondrán una sanción, aunque en este caso de 800 euros. De todos modos, y según las características del vehículo, esta puede estar incluida hasta los 3.005 euros. Aquí se tendrá en cuenta su categoría, el servicio que preste y la gravedad del perjuicio causado (la duración de la falta de aseguramiento y la reiteración de la misma falta).

Por superar los límites de velocidad

Las multas por exceso de velocidad se diferencian entre aquellas por infracciones graves o muy graves. Las graves son aquellas en las que se supera hasta en 70 km/h el límite de velocidad establecido, mientras que en las que se supere más de esta velocidad serán consideradas muy graves.

Dentro de las infracciones graves, la cuantía de la multa y la retirada de puntos va aumentando cuánto más se exceda el límite de velocidad. Por ejemplo, si se va circulando por una autopista en la que la velocidad máxima es de 120, pero nuestra velocidad es de 130 km/h, la multa será de 100 euros, pero si en esa misma vía se va a 185 km/h, la multa será de 500 euros y se perderán 6 puntos del carnet de conducir.

Las más duras (600 euros y retirada de 6 puntos) son por superar los límites en 51 km/h la prohibición en zonas donde el límite es hasta 50 km/h. También por superar en 71 km/h la prohibición en zonas limitadas a partir de 60 km/h: es decir, por circular a 131 km/h en zonas limitadas a 60 km/h, por circular a 141 km/h en zonas limitadas a 70 km/h…

Deterioro de las señales de la carretera

Otra de las multas más caras tiene que ver con que el conductor puede ser sancionado con los 3.000 y llega hasta los 20. 000 euros. Para ello ha de causar la retirada, ocultación, alteración o deterioro de las señales permanentes u ocasionales de la carretera.

En general se trata de actuaciones que causen complicaciones en el tráfico o daños en la señalización o en el estado de la vía, como obras sin autorización. Es verdad que estas no suelen ser tan habituales, pero de las que quedan reflejadas en el marco de la Ley de Tráfico y, por tanto, habrá que estar atento en nuestra conducción.

¡Sé el primero en comentar!