El motor eléctrico del Hyundai Kona, ¿por qué destaca?

El motor eléctrico del Hyundai Kona, ¿por qué destaca?

Jorge Majdalani

Entre los coches eléctricos más populares del momento se encuentra un Hyundai Kona que, desde el momento de su lanzamiento, se ha hecho con un sitio privilegiado. Ya no solo en lo que concierne al vehículo en sí, sino a la propia tecnología con la que ha sido capaz de asombrar a todos. Entre sus aspectos más positivos se halla su motor eléctrico, un propulsor a priori sencillo pero con grandes dotes que hacen al Kona uno de los mejores del mercado.

Hyundai Kona: cuatro variantes de gran hornada

A pesar de haber sido presentado hace cuatro años y de llevar presente en la gama de Hyundai más de tres años, el Kona eléctrico ha mantenido siempre entre los primeros puestos de la lista de ventas de los mercados europeos. Esto es gracias a una relación entre autonomía con una carga completa y precio que hasta la llegada de la última hornada de coches eléctricos no tenía ningún tipo de competencia.

En la actualidad, y con la última evolución llegada en 2021, la gama Kona está compuesta por un total de cuatro variantes: el Kona híbrido, el eléctrico y los dos modelos de combustión interna, es decir. Hasta la fecha, se han vendido más de 142.000 unidades del eléctrico en todo el mundo, incluyendo las más de 100.000 unidades comercializadas en Europa desde su lanzamiento en 2018.

Por su parte, y al momento de su lanzamiento, Hyundai se convirtió en el primer fabricante en fusionar las dos principales tendencias de la industria del automóvil en el mercado europeo: la movilidad eléctrica y el auge de los SUV urbanos. Sin embargo, con total seguridad, uno de los fuertes claves de este coche es su motor eléctrico.

El gran fuerte, su motor eléctrico

Con su última especificación, la del 2021, la versión puramente eléctrica dispone de dos configuraciones diferentes de potencia y batería. Esta última es en todo caso de iones de litio, y que es el punto más fuerte. Como tal, la básica presenta un motor de 100 Kw (136 CV) y 395 Nm.

Así, su batería es de 39,2 kWh de capacidad, donde permite una autonomía de 305 kilómetros. En este caso, la primera acelera de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos, mientras que su velocidad punta es de 155 km/h, todo al tiempo que su consumo medio de energía homologado es de 14,3 kWh cada 100 kilómetros.

Hyundai Kona EV motor eléctrico

Luego llegamos a la variante más capaz, que entrega 150 kW (204 CV) y 395 Nm. En este caso la batería es de 64 kWh, lo que asegura una autonomía mayor, esta vez de 484 kilómetros. Esta cifra puede alcanzar los 660 kilómetros en el caso de circular tan sólo por entornos urbanos. Ello hace que su consumo medio de energía sea de 14,7 kWh cada 100 kilómetros. En ambos casos el sistema de tracción es delantero que, a diferencia de otros modelos, radica toda su energía.

Una mayor eficiencia sin renunciar a lo off road

«Estamos continuamente buscando formas de optimizar nuestros vehículos y aumentar su eficiencia», dijo Andreas-Christoph Hofmann, vicepresidente de marketing y productos de Hyundai Motor Europe. «Con estas últimas mejoras, los clientes que eligen el Kona Eléctrico pueden conducir distancias aún más largas con una sola carga, beneficiándose de una de las mejores gamas eléctricas del segmento. Y ahí se mira con atención su eficiencia.

Y es que, quienes deciden apostar por la electromovilidad y se detienen en las cifras de emisiones tanto o más que en las de consumo, tienen al Hyundai Kona eléctrico como gran referencia. Sin renunciar a las aptitudes off road, la versión EV dispone de motor eléctrico de imanes permanentes en la parte frontal, junto con la unidad de control electrónico, el climatizador y la transmisión. Este tipo de motor eléctrico ofrece mayor eficiencia que el motor de inducción de otros motores eléctricos del mercado.

¡Sé el primero en comentar!