Mazda incorporará a todos sus eléctricos y enchufables la tracción trasera

Mazda es una de las marcas de coches eléctricos que mejor están apostando por los nuevos métodos, tecnologías y nuevas experiencias para sus vehículos nuevos. De hecho, es bastante fácil encontrarlos en el mercado por la gran exposición que tienen, sus facilidades a la compra y sus buenas mecánicas. Así, a través de ello, la firma japonesa con sede en Hiroshima ha destacado que sus modelos integrarán la tracción trasera. Pero, ¿cómo es y de qué trata?

Mazda sigue avanzando el paso de los eléctricos

Mazda ha sido una de las marcas que más ha apostado por seguir perfeccionando los motores de combustión, pero incluso en la firma de Hiroshima han comenzado un viaje hacia la neutralidad de carbono que esperan terminar en 2050, y para conseguirlo también apostarán por los modelos a batería.

Así, al ya presente Mazda MX-30 100% eléctrico le seguirán en los próximos años una buena cantidad de modelos tanto eléctricos como híbridos e híbridos enchufables (PHEV) que servirán para ampliar esa familia eléctrica antes de que finalice primera mitad de esta década en 2025.

Es por esto que siguiendo esa dirección, tanto para los que son los 100% eléctricos como los híbridos y enchufables, Mazda ha decidido que sus coches pueden equipar la conocida como tracción trasera, la misma que ya otras marcas y fabricantes han querido instalar… y que están dando muy buenos resultados.

Cómo es

Esto lo reveló uno de los proveedores de la firma asiática, aunque se espera que esta no tarde demasiado en mostrar cómo será el proceso y qué tiene que ver con sus coches electrificados. Entre los detalles revelados se confirma que los motores de seis cilindros en línea serán microhíbridos de entre 3.0 y 3.3 litros, y pertenecerán tanto a la familia de motores de gasolina y diésel, como a los SKYACTIV-X. No se habla explícitamente de turbocargadores, pero es muy probable encontrar versiones que lo sean.

Mazda CX30 eléctricos

Lo cierto es que esta serie de cambios serán los primeros para Mazda y sus eléctricos, también porque hasta ahora no se habían percatado de mayores innovaciones o mejoras sustanciales sobre los mismos. Dicho de otro modo; este cambio de sentido hacia la tracción trasera es una de las grandes apuestas que planea el fabricante.

Esto vendrá de la mano de una nueva plataforma que ya está lista y evolucionada para esta serie de circunstancias que están por llegar desde el fabricante. «Anticipamos la llegada de un SUV de plataforma grande de nueva generación en 2022”. Si bien no se ha confirmado la identidad del nuevo SUV, se espera que se corresponda con la próxima generación del citado todocamino compacto, el cual pasará a entregar toda la potencia de su motor al eje trasero y cuyo lanzamiento se espera para los próximos meses.

Motores más refinados, eficientes y potentes

A través de este sistema y arquitectura, Mazda ha hecho porque sus eléctricos reciban una serie de mejoras que van más allá de esos motores microhíbridos o la nueva tracción trasera. Esto se refiere a la que es una novedosa familia de propulsores diésel y gasolina que estrenará arquitectura, pues ganarán dos cilindros con el objetivo de ser más refinados, eficientes y potentes.

Estas mecánicas irán acompañadas de un sistema de hibridación ligera de 48 voltios, pero también dispondrán de una asistencia híbrida completa en configuración enchufable. Desde la firma apuntan a que los nuevos modelos, como el CX-5 ganará, también, potencia. De hecho este número 5 ofrecerá 285 CV de potencia.

La producción de estos componentes comenzará a principios de 2022, por lo que no falta mucho para conocer más detalles sobre estos lanzamientos. Además de sus dos SUV, Mazda también desarrollará al próximo Mazda 6 con esta arquitectura, para ir a la caza del KIA Stinger e incluso de algunos sedanes premium.

¡Sé el primero en comentar!