No la conocías: la DGT te puede multar por usar el claxon

No la conocías: la DGT te puede multar por usar el claxon

Jorge Majdalani

En los últimos tiempos hemos comprobado cómo la DGT nos puede multar, casi, por cualquier cosa que tengamos a bien hacer en el coche. Claro está, siempre y cuando se haga de manera errónea contra la Seguridad Vial o que incumpla la ley. Pero lo que hemos descubierto es que el organismo vial cuenta con una norma referida al claxon que, hasta ahora, se mantenía prácticamente desconocida.

El uso del claxon también es sancionable

La nueva Ley de Tráfico, que entró en vigor el pasado mes de marzo, contiene multas ya sabidas por la inmensa mayoría de los conductores que se aplican en caso de consumir alcohol y/o drogas al volante, no respetar los límites de velocidad, usar el teléfono móvil o no llevar el cinturón de seguridad.

Pero lo cierto es que hay otras sanciones no tan conocidas que pueden derivar en sanciones cuantiosas, pese a que priori no se hacen ver tan reconocidas por todos, ni mucho menos. Un ejemplo práctico se da justamente con una multa que nos pueden imponer los agentes por vía de la Dirección General de Tráfico, y que tiene que ver con el uso del claxon.

Entre las multas más llamativas podríamos encuadrar la de eludir pagar la gasolina tras repostar, huir de la gasolinera sin pasar por caja… pero también el que se da a la hora de tocar el claxon de tu coche. Y sí, no es algo leve, ni mucho menos.

No puedes usar el claxon cuando quieras

O lo que es lo mismo; no, no puedes usar el claxon cuando quieras. Esto se debe, entre otros factores, a que la utilización del mismo contribuye a la contaminación acústica, sobre todo en las ciudades, por lo que puede ser multado siempre que se utilice fuera de los supuestos establecidos.

Como sabes, su función principal es la de alentar de un peligro a otros conductores de la vía. No obstante, todos lo utilizamos casi siempre de forma incorrecta, ya que estamos acostumbrados a tocar la bocina del coche cuando, por ejemplo, vemos a un amigo o amiga en la calle, para avisar a otro vehículo de que el semáforo se ha puesto en verde, para quejarnos…

A causa de la gran contaminación acústica existente en nuestro país, las administraciones públicas se han visto obligadas a regular el nivel de ruido de las ciudades para garantizar el confort de los ciudadanos y mejorar su salud. Por ello, el uso del claxon también aparece regulado en el artículo 110 del Reglamento General de Circulación, que prohíbe utilizar señales acústicas de sonido estridente y sin un motivo reglamentariamente permitido.

Uso claxon coche DGT

Las sanciones llegan hasta los 200 euros: cuando sí es conveniente utilizarlo

Asimismo, ha sido la propia Dirección General de Tráfico (DGT), la que ha salido al paso para recordarnos tres situaciones en las que es conveniente utilizar el claxon como advertencia a los usuarios de la vía o para evitar una situación peligrosa. Y cita como ejemplo tres situaciones muy concretas:

  • Antes de adelantar a un vehículo de dos ruedas en un paso a nivel o cerca de este.
  • Al tratar de evitar un accidente.
  • En vías estrechas con muchas curvas.

Por lo tanto, para el resto de situaciones emplear señales acústicas no está permitido. La multa por el uso indebido del claxon puede ser de 80 euros. Además, si en nuestro vehículo llevamos sistemas acústicos que no están homologados o no disponemos de claxon, entonces la sanción se eleva a 200 euros.

Así que, si no quieres verte sorprendido con una multa, olvídate de usarlo para celebrar que tu equipo de fútbol ha marcado gol, porque tengas prisa o porque quieres saludar a un conocido en la acera de en frente… tú y tu bolsillo lo terminarán agradeciendo.

1 Comentario