Cuidado si vas a comprar un coche de segunda mano: así trucan el cuentakilómetros

Cuidado si vas a comprar un coche de segunda mano: así trucan el cuentakilómetros

Jorge Majdalani

Uno de los mayores temores de los compradores de un coche de segunda mano es que no les engañen. Porque la picaresca de muchos vendedores puede jugarnos malas pasadas si no llevamos a cabo ciertas precauciones cuando estamos en el proceso de búsqueda. ¿Estará el coche en condiciones mecánicas adecuadas? ¿le habrán hecho un mantenimiento adecuado? ¿serán reales los kilómetros que figuran en su cuentakilómetros?

Trucar el cuentakilómetros es totalmente ilegal

Y en lo que tiene que ver con el cuentakilómetros, esto no es un aspecto baladí, puesto que hay que tener en cuenta varias cosas que quizás no sepas. Por lo general, no es un proceso complicado de hacer y, si un conductor ha sido muy minucioso intentando trucar el cuentakilómetros, será prácticamente imposible detectarlo.

Pero no todo el mundo es tan precavido y entre los coches de segunda mano se suelen ver muchas chapuzas que pueden delatar esta estafa. Como tal, lo que vemos es que esta es una práctica totalmente ilegal que supone un engaño para el comprador, pero lamentablemente sencilla de hacer y más habitual de lo que pensamos. Lo que no es tan fácil es hacerlo y no dejar rastro…

De manera recurrente salen a la luz mafias que se dedican a tal práctica para ganar dinero, pero si estás buscando coche usado, te queremos tranquilizar: puedes saber si han trucado el cuentakilómetros de tu futuro automóvil fácilmente, como vamos a ver en las siguientes líneas.

Es muy importante no confiarse

Así, encontrar vehículos de segunda mano con atractivas prestaciones, un aspecto impecable y aparentemente pocos kilómetros, a precios muy llamativos, son las primeras señales de las que deberíamos sospechar. Afortunadamente no siempre está el engaño detrás de las que pueden ser unas increíbles ofertas, pero es muy importante no confiarse y llevar a cabo una serie de comprobaciones antes de lanzarnos a comprar ese vehículo que tanto nos ha llamado la atención.

Aunque la tecnología y la electrónica utilizadas actualmente en los automóviles pueden suponer un inconveniente a la hora de intentar falsear el kilometraje, quienes se dedican a este tipo de labores delictivas cuentan con distintos métodos que lejos de lo que muchos podemos llegar a pensar, les ayudarán a conseguir fácilmente su objetivo.

trucos cuentakilometros coche usado

Este no es otro que vender un vehículo de segunda mano con los kilómetros rebajados. ¿Y qué consiguen? Pues obtener mayores ganancias a la hora de su venta. El método más sencillo de comprobar si los kilómetros de un vehículo son correctos es solicitar un informe del mismo a la Dirección General de Tráfico, pues se trata del único documento oficial que no podrá ser manipulado o modificado por estafadores.

Los eléctricos también son fáciles de manipular

¿Y cómo lo hacen? Basta con conectar el dispositivo con el software adecuado al sistema OBD (sistema de diagnóstico) del vehículo y modificar la cantidad de kilómetros registrada en por el coche. En los coches actuales ya no es necesario ni tan siquiera levantar el capó pues basta con un ordenador.

En ello, tal y como hemos conocido con la empresa de historiales automovilísticos de carVertical, también hemos sabido que los coches eléctricos son mucho más fáciles de mantener y, al mismo tiempo, tecnológicamente más avanzados que los vehículos diésel y de gasolina.

Por desgracia, cualquier vehículo eléctrico puede ser trucado, ya que utilizan los mismos cuentakilómetros digitales que cualquier otro vehículo. De hecho, los cuentakilómetros digitales son mucho más fáciles de manipular que los mecánicos de los vehículos más antiguos.

1 Comentario