Cómo configurar el WiFi de casa

Cómo configurar el WiFi de casa

Claudio Valero

Cuando contratas un operador para tener fibra o Internet en casa, acude habitualmente un técnico a realizar la instalación completa de los aparatos y el router y ponerlo en marcha para que puedas conectarte y navegar con facilidad y sin ningún problema. Aun así, es posible que haya algunos pequeños ajustes que puedas hacer tú o algunas preguntas que puedan surgir sobre el mantenimiento. Si quieres saber cómo configurar el WiFi en casa o en tu negocio, repasamos algunas cuestiones fundamentales o respondemos algunas preguntas para que te manejes con facilidad.

Aunque un técnico pueda acudir a casa a realizar la instalación completa o en caso de avería, hay cosas que puedes hacer tú mismo. Por ejemplo, crear redes Wi-Fi para invitados, reiniciar o resetear el router, abrir los puertos, etc. Todo ello podrás hacerlo y podrás configurar el WiFi en casa sin ayuda siempre que lo necesites.

Cómo entrar al router

Lo primero que debes saber es cómo entrar al router desde tu ordenador o cualquier dispositivo que tengas en casa. Una vez que estés dentro, podrás realizar todo tipo de tareas como cambiar la contraseña, ver los dispositivos conectados o reiniciar.

  • Abre tu navegador
  • Escribe en la dirección 192.168.1.1
  • Inicia sesión

En la mayoría de los casos, todos los router vienen configurados como “admin” como usuarios, si no lo has cambiado. La contraseña para acceder al router suele ser la que encontrarás en la pegatina que viene en el aparato, si la has dejado configurada por defecto.

Una vez dentro ya podrás acceder a las diferentes opciones de configuración de la red WiFi y ajustarlas a tu gusto. Cada router tiene su propia interfaz de configuración en la parte de administración, por lo que a continuación mostraremos instrucciones y recomendaciones generales para cualquier equipo que deberás buscar en la configuración del tuyo.

Configurar la contraseña

Puedes cambiar la contraseña siempre que quieras, para mejorar tu seguridad o para recordarla con mayor facilidad. Podrás hacerlo accediendo a la configuración del WiFi desde tu navegador y acceder a la configuración del mismo.

  • Abre tu navegador
  • Escribe 192.168.1.1 (o el IP correspondiente a tu router)
  • Accede con tus datos a tu router y usa la contraseña para entrar
  • Ve a Administración
  • Pulsa en “Configuración”
  • Haz clic en “Parámetros de seguridad”
  • Elige la opción de cifrado WPA2-PSK [AES]
  • Elige una nueva contraseña
  • Guarda

La ruta anterior puede variar según el router que tengas o el operador. Pero, en cualquier caso, siempre podrás acceder al IP (sea este u otro que hayas elegido) desde el navegador que tengas en tu ordenador y acceder a la configuración para cambiar los parámetros de seguridad que haya configurados por defecto. En algunos casos, puede ser algo más sencillo:

Puedes cambiar el nombre y la contraseña. Simplemente accede al apartado correspondiente (puede variar según el modelo que tengas)

  • Ve a 192.168.1.1
  • Ve a Wi-Fi
  • Modifica nombre del Wi-Fi (SSDI)
  • Modifica la contraseña
  • Elige modo de seguridad WPA2 AES
  • Guarda los cambios

Es aconsejable que elijas una contraseña suficientemente segura para que ningún vecino ni ciberdelincuente pueda acceder a tu router sin permiso. Cuanto más compleja sea, mejor. Puedes incluir números, símbolos, mayúsculas o minúsculas. Eso sí, recuerda que siempre que quieras configurar el WiFi o conectarte de un nuevo dispositivo, tendrás que usar la nueva contraseña.

Configurar el WiFi

Compartir contraseña con otras personas

Si van visitas a casa, podrán pedirte la contraseña del WiFi para conectarte. Puedes darle la que tienes creada y dictar todos y cada uno de sus caracteres. Pero esto no siempre es cómodo ni fácil y podrá llevarte un buen rato. Hay varias opciones para compartir WiFi con tus invitados sin tener que dictar o copiar tu contraseña.

Botón WPS

La primera opción es que pulses el botón WPS que puede que haya en tu router. Lo que hace este botón es que la persona que está intentando conectarse no tenga que escribir la contraseña sino un código PIN mucho más simple para acceder. Automáticamente se conectará a tu red inalámbrica sin saber la clave. Es una opción muy práctica, sin embargo, debes tener en cuenta que no se encuentra presente en todos los modelos, así que si no está tendrás que optar por otras opciones.

Algunos fabricantes tienen, en lugar de WPS en el botón físico, las denominaciones Wi-Fi Simple Config, Control de reproducción (PBC), Push ‘n’ Connect o Quick Secure Setup (QSS). Comprueba que tu dispositivo y router son compatibles con esta función, ya que en caso contrario no podrás usarla.

Crear un código QR

La segunda opción es crear un código QR para compartir WiFi que pueda escanearse para compartir nuestra red de forma fácil y sencilla. Sólo tendrás que usar un programa adecuado o una aplicación para móviles que nos permite generar un código QR con lo que queramos. En este caso, un código para conectarse a la red inalámbrica. Puede que tu router ya cuente con uno que tendrás que mostrarle para que se conecte, aunque no es lo más habitual.

  • Usa una aplicación para crear códigos QR
  • Crea el código QR especificando que se trata de una red
  • Imprime el código para cuando haya visita o guárdalo en tu galería
  • Di a tu invitado que abra su lector habitual de QR
  • Escanea el código
  • Ya estará conectado sin necesidad de saber la contraseña

Generar código QR para acceder a una red WiFi

Crear redes WiFi para invitados

Si no quieres crear un código QR para invitados, puedes crear una red WiFi exclusiva para invitados, para cuando alguien llegue a casa. Es perfecto para cuando va a haber demasiada gente en casa (en Navidad, por ejemplo) y no quieres que sepan tu contraseña o que puedas tener problemas de seguridad en el futuro. Es rápido y muy básico.

Accede al navegador de tu ordenador y accede a la ruta IP de tu router (normalmente 192.168.1.1 si no lo has cambiado), desde aquí podrás crear la red de invitados.

  • Ve a 192.168.1.1 en tu navegador
  • Accede con tus datos a tu router (usuario y contraseña)
  • Pulsa en la opción “Crear una nueva red WiFi”
  • Elige y haz clic en “Wireless Guest”
  • Se habilitará una red en la que podrás elegir los parámetros que quieras

A diferencia de tu red habitual, podrás aislar dispositivos y podrás crear una contraseña fácilmente recordable para que tus invitados accedan sin preguntarte continuamente o sin equivocarse. Una vez que se vayan, podrás eliminarla siguiendo los pasos anteriores.

router-2.jpg

Ocultar tu red WiFi

Establecer una contraseña lo suficientemente fuerte y segura permite proteger el acceso a cualquier intruso en nuestra red, sin embargo, hay otros ajustes que tienen que ver con la propia seguridad de nuestra conexión. Aunque no se puede considerar como una medida de seguridad real, hay algo muy sencillo de hacer y que nos puede ayudar a la hora de proteger nuestra red. Nos referimos al hecho de poder ocultar nuestra WiFi para que, los dispositivos que realicen una búsqueda de redes inalámbricas a su alcance, no puedan verla.

ocultar WIFI

Esta opción la solemos encontrar dentro del apartado de información de nuestra red, donde se muestra el SSID, contraseña, etc. Ahí es donde debemos buscar la opción o ajuste que nos permite indicar que nuestra WiFi estará oculta y no será visible para ninguno de los dispositivos que se encuentren a su alcance.

Controlar intrusos

En la configuración por defecto del router, lo normal es que el equipo permite conectarse a cualquier dispositivo que conozca la contraseña de acceso. Sin embargo, si sospechamos que alguien nos puede estar robando el WiFi o simplemente queremos evitarlo permitiendo únicamente que los dispositivos de nuestro hogar sean los que se puedan conectar a nuestra red, podemos realizar un filtrado de MAC.

La dirección MAC es como la matrícula de cada dispositivo conectado a un router. Por lo tanto, es la manera de identificarlos. Si aparecen más dispositivos que los que nosotros tenemos conectados a nuestra WIFI, quiere decir que hay alguien que nos está robando la conexión. Si queremos que un dispositivo en cuestión no se pueda volver a conectar a nuestra red, debemos aplicar un filtro con la dirección MAC de ese dispositivo y ya no se podrá conectar de nuevo. Esta opción aparece en la sección Filtrado MAC dentro de la configuración de nuestro router que encontraremos fácilmente. Cuando tengamos un nuevo dispositivo propio, tendremos que darle acceso a nuestra red en el filtrado. También es recomendable cambiar la contraseña, como te hemos dicho, por una más segura.

Actualizar firmware

Otra de las recomendaciones a la hora de configurar nuestra red inalámbrica es actualizar el firmware del router. Las actualizaciones permiten corregir fallos o errores en el dispositivo con el objetivo de mejorar la seguridad y el funcionamiento del mismo, además de poder añadir ciertas funciones. Por lo tanto, es conveniente comprobar si hay actualizaciones disponibles nada más hacer la instalación del mismo y de manera periódica.

Esta opción suele aparecer entre las opciones principales del menú de configuración de nuestro router. Lo único que tenemos que hacer es buscar esta opción y a continuación, tendremos la opción de buscar actualizaciones disponibles o bien seleccionar nosotros mismos el archivo de actualización en el caso de que hayamos descargado la última versión desde la web del fabricante. Es recomendable comprobar si existe alguna nueva actualización con frecuencia para mantener la seguridad máxima en nuestros equipos y dispositivos.

Reiniciar el router

Reiniciar el router es otra de las cosas que puedes hacer sin ayuda para forzar algunos procesos y que funcione mejor. Para reiniciar el router, tienes que esperar algunos segundos para que todos los procesos se apaguen al completo y los circuitos dejen de funcionar. Puedes reiniciarlo desde el propio aparato o accediendo a la configuración del mismo desde tu navegador y a la dirección IP.

Desde el propio aparato

Pulsa el botón de la parte trasera para apagarlo, desenchufa los cables y espera unos veinte segundos. Vuelve a enchufarlo, enciende de nuevo el dispositivo y empezarán a encenderse las luces. Pasados unos minutos, podrás probar de nuevo. Es la opción más sencilla que te puedes encontrar cuando necesitas hacer esta función.

Es recomendable hacerlo al menos una vez al mes o con cierta frecuencia para mejorar nuestra conexión a Internet, aunque no obligatorio, aunque suponga tener que esperar a que vuelva a conectarse correctamente.

Desde la configuración

También puedes acceder desde el navegador.

  • Ve a 192.168.1.1
  • Accede con tus datos personales
  • Ve a Administración y a Configuración
  • Pulsa en Reiniciar
  • Espera unos minutos
  • Prueba de nuevo tu conexión a Internet

Reiniciar el router

Restablecer el router

Otra opción es restablecer el router, diferente a reiniciar. Esto restaura de fábrica los valores del dispositivo y perderás la clave de acceso o el nombre de la red, así como el firmware actualizado que tengas. Todo volverá a estar como al principio y tendrás que volver a configurar el WiFi si quieres cambiar tu nombre o contraseña.

Desde el aparato

  • Busca el orificio en la parte trasera
  • Introduce una punta de lápiz o bolígrafo
  • Mantén pulsado durante unos 10 segundos
  • Las luces se iluminarán y se apagarán
  • El router empezará a restablecerse

Desde la configuración

Puedes hacerlo sin necesidad de tocar el aparato ni buscar algo afilado. Tendrás que tener acceso a un navegador e ir a 192.168.1.1.

  • Ve a 192.168.1.1
  • Accede con tus datos personales
  • Ve a Administración y a Configuración
  • Pulsa en Restablecer
  • Espera unos minutos
  • Volverá a la configuración de fábrica

¿Qué canal utilizar?

Para asegurar una conexión WiFi óptima tendremos que asegurarnos de escoger la frecuencia adecuada. Algunos modelos de router tienen integrado un analizador de espectro que comprueba los canales y busca el menos saturado, configurando cada vez una red en un canal diferente.

Eso sí, todos los routers permiten una selección manual del canal para escoger el menor saturado. Si nuestro router y los dispositivos que queramos soportan la tecnología de 5GHz, es aconsejable escogerla en lugar de la de 2.4GHz, ya que está menos saturada de dispositivos y ofrece mayor cobertura y estabilidad. Aunque también hay que tener en cuenta la compatibilidad de los dispositivos y la distribución de nuestro hogar, entre otros aspectos.

Si aun así seguimos queriendo comprobar el canal de forma manual, hay aplicaciones para móviles, como Wifi Analyzer, que nos ofrece una gráfica con las redes a nuestro alcance, ordenadas según su canal de emisión. Lo ideal es escoger, siempre que sea posible, el menos transitado para recibir una conexión más plena.

Configurar el servidor DHCP

El servidor DHCP se encarga automáticamente de dar una dirección IP de un rango especificado a cada dispositivo que se conecta junto a la máscara de subred, puerta de enlace y servidores DNS.

Tanto los puntos de acceso como los sistemas operativos estarán configurados para obtener una IP a través de este servidor siendo cada vez una diferente dentro del rango, sin embargo, podemos configurarlo de manera que asociemos una dirección MAC a una IP fija, quien siempre obtendrá dicha IP automáticamente desde este servidor. Es necesario tener bien configurado este apartado para no tener problemas a la hora de abrir los puertos del router.

Abrir puertos del router Wifi

Los puertos se utilizan para conectar diferentes aplicaciones con sus servidores remotos para funcionar mejor. Esto es especialmente necesario a la hora de utilizar clientes torrent o juegos online. También tenemos que tener en cuenta que hacerlo puede hacer nuestra conexión más vulnerable a ataques.

Cada aplicación utiliza un puerto único comprendido entre 0 y 65535. Los primeros 1024 están reservados para aplicaciones elementales y no deben utilizarse (por ejemplo, el puert0 80 es el HTTP, e21 FTP, etc). Para que funcione bien, tendremos que abrir en nuestro router los puertos que utilice el programa en cuestión para vincular cada puerto a la dirección IP de nuestro PC, aunque debemos tener en cuenta que si utilizamos un servidor DHCP esta puede variar.

Abrir puertos en el router de fibra de Yoigo

Cambia el nombre de la red WiFi

Una vez dentro de los ajustes de tu router lo primero que deberías hacer es cambiar el nombre de la red WiFi. Para hacer esto debes pinchar en el apartado WiFi de la configuración del router y una vez dentro buscar el nombre de la red. Estará en un apartado llamado Nombre de la red, SSID o similar. Cambia el nombre que tenga establecido por defecto e introduce el nombre que quieras utilizar y pincha sobre el botón de guardar.

Configuración del nombre de la red WiFi

Es recomendable que pongas un nombre que te resulte fácil de recordar, así no tendrás dudas a la hora de conectar tus dispositivos. Si tu router emite dos redes WiFi (2,4 y 5 GHz) cambia el nombre de las dos. Es muy recomendable que el nombre sea el mismo en ambas redes, así en caso de que el router disponga de Smart Connect ambas redes se unificarán en un único SSDI y los dispositivos que se conecten utilizarán la banda más adecuada en cada momento.

Desactiva WPS

El sistema WPS (WiFi Protect Setup) nació como un método de facilitar la conexión de nuevos dispositivos a la red sin necesidad de introducir la contraseña.

Desactivar WPS

Su funcionamiento es sencillo. Basta con pulsar un botón en el router para que la red WiFi quede abierta a nuevas conexiones de dispositivos compatibles con WPS durante 60 segundos. En el mejor de los casos los usuarios tendrán que introducir un PIN de 8 dígitos para confirmar que están autorizados a acceder al dispositivo.

El problema de este sistema es que no es seguro. Muchos routers no establecen límites de intentos fallidos de acceso con PIN, por lo que en pocas horas un atacante pueda acceder a la red sin autorización. Además, las aplicaciones que se utilizan para desencriptar contraseñas WPA o WPA2 también suelen ser efectivos para obtener los PIN de los sistemas WPS. Teniendo esto en cuenta, la recomendación es que accedas a la configuración de tu router y desactives por completo esta funcionalidad. Así mejorarás la seguridad general de tu red WiFi.

7 Comentarios