Movistar atacará a Telecable y Adamo en Asturias con su red de fibra

Suma y sigue. La red de fibra óptica de Movistar continuará ampliándose por otras regiones del país. Asturias ha sido la última comunidad confirmada en la que el operador desplegará su red, para competir de forma directa con las conexiones de alta velocidad de Adamo, Telecable y Orange.

Asturias es uno de los próximos territorios a los que llegarán las conexiones de banda ancha ultrarrápida de Movistar. El operador ha confirmado el aumento en la inversión en esta comunidad para el próximo año, que será de 60 millones de euros, 13 de los cuales irán destinados a desplegar su red de fibra óptica hasta el hogar FTTH  que proporciona conexiones de 100 Mbps / 10 Mbps. En total espera llegar a 90.000 hogares de la comunidad autónoma con su red propia, algo pionero en la región.

Una zona muy competitiva en alta velocidad

No en vano, esta comunidad ya tiene experiencia en lo que a redes de fibra se refiere, con la particularidad de la existencia una de las mayores redes neutras desplegadas por una administración pública como es el caso de Asturcón y el Principado de Asturias. Sobre ella opera Adamo, uno de los operadores encargados de llevar la alta velocidad a esta región y que en estos momentos ofrece su conexión de 100 megas simétricos en forma promocional por 16,95 euros al mes (más cuota de línea de 15 euros e impuestos). Otra compañía que también comercializa sus conexiones FTTH a través de Asturcón es Orange, que en mayo de 2011 llegó a la región y que oferta sus 100 Mbps simétricos por 45 euros al mes con cuota de línea incluida.

Por otro lado, hay que destacar la presencia en la región es el operador local Telecable. La compañía ofrece conexiones de alta velocidad a través de su red híbrida HFC que por el momento compite con las que citadas ofertas de fibra de Adamo y Orange, aunque sus 100 megas no son simétricos (tan solo 1,5 Mbps de subida) y su precio es muy superior (desde 65,95 euros al mes).

Así pues, un nuevo escenario en el que se lidiará la batalla de la banda ancha fija de alta velocidad en España. Euskadi fue el último territorio donde Movistar anunció su presencia e igualmente el operador histórico se verá las caras con una compañía local como es el caso de Euskaltel, que podría optar por una rebaja en sus tarifas fijas para no verse superado por los 100 megas de su nuevo competidor en la región.