Teddy Bautista multiplicó los ingresos de la SGAE por 500

Teddy Bautista multiplicó los ingresos de la SGAE por 500

Javier Sanz

Antena 3 ha emitido un reportaje de 65 minutos sobre el entramado de la SGAE. En él se explica perfectamente como Teddy Bautista se enriqueció durante su mandato y permitió que se desviaran decenas de millones de euros a sociedades vinculadas a su persona.

El más respetado por los autores

Durante la presidencia de la SGAE, sus amigos le definen como un gran gestor que ha sido capaz de multiplicar por 500 el beneficio de la sociedad sin ánimo de lucro. Otros sin embargo, preguntan por sus adquisiciones. Edificios por todo el mundo, el último, un teatro en la Gran vía valorado en 70 millones de euros.

Detención y puesta en libertad

Tras pasar dos días en el calabozo calabozo, la justicia acusa a Teddy de apropiación indebida, administración fraudulenta y delito societario. En este momento, se refugia en su casa de Boadilla del Monte, donde tiene como vecino al portero del Real Madrid Iker Casillas. A pesar no haber tenido demasiado éxito con su grupo "Los canarios", la casa de Bautista está construida sobre una parcela de 4.000 metros cuadrados y está valorada en 1,5 millones de euros. ¿De dónde ha salido el dinero?

Será la justicia quién dicte sentencia pero en el reportaje de Antena 3 aparece el bajista del grupo donde cantaba el ex presidente de la SGAE y curiosamente tiene una vida muy diferente. Trabaja de conserje y tiene una humilde casa en el centro de Madrid. Casualidades de la vida, el bajista explica que una de las canciones que cantaba Teddy con 20 años decía: "No sufras más, la fortuna te acompañará, muy rico te haremos, no debes dudar".

Detectives

El reportaje de investigación también se centra en los métodos fraudulentos de recaudación llevados a cabo por la SGAE. Hasta 250 inspectores tenía la sociedad repartidos por toda España. Uno de ellos explica, "teníamos un presupuesto marcado para poder llegar a cubrir todo el volumen de negocio". "Todos los cotillones, discotecas, polideportivos, disco-bares.. tienen que estar controlados", nos recordaban. "Hemos tenido que cazar autobuses para comprobar si llevaban la televisión encendida para poder cobrar", "también nos hemos colado en bodas privadas y después no shan multado".

La opinión de Caco Senante

El consejero de dirección de la SGAE se muestra sorprendido ante la acción policial y se deshace en elogios para Teddy. "Es un grandísimo gestor". Opinión contraria tienen algunos de los artistas que reclaman sus derechos de autor. Por ejemplo, llama la atención el caso de los herederos de Paquito Chocolatero, una de las canciones que más suenan en España. Genera más de 30.000 euros al año, sin embargo, no llega todo el dinero a los familiares del autor fallecido. Según reclaman, "han dejado de cobrar 450.000 euros por este pasoble".

Otros personajes sorprendidos que aparecen en el reportaje son Ramoncín y Víctor Manuel, ambos reconocen que no han firmado en balances de cuentas donde sí aparece su rúbrica.

Imperio Arteria y Canon Digital

Todo el entramado de la SGAE tiene un cabecilla además del ex presidente, Jose Luis Rodríguez Neri, responsable de SDAE (Sociedad Digital de Autores) y Microgénesis (empresa que cobraba). Para hacernos una idea del dinero que podría haber sido desviado de forma fraudulenta, el 2006, la SGAE contrató a Microgénesis por 500.000 euros, al año siguiente por 1 millón de euros y en 2008 y 2009 por 3 millones de euros.

Neri cobraba 313.000 euros anuales, vivía en una lujosa vivienda en el centro de Madrid valorada en un millón de euros. Los trapos sucios no acaban aquí, la mujer de Neri también está implicada por cobrar 340.000 euros sin haber realizado ningún trabajo para las empresas. Todo un entramado ideado por el ex presidente de la SGAE. Además, paradojas de la vida, el primo de Neri es el "Dioni", uno de los ladrones más famosos de España.

En cuanto a Arteria, el reportaje explica las últimas adquisiciones de Teddy antes de ser detenido, un teatro den Buenos Aires valorado en 10 millones de euros, otro en México e incluso en Nueva York. En España también estaba expandiendo sus tentáculos. En Bilbao compró un teatro por 25 millones, otro en Sevilla por 48 millones y el último en la Gran Vía de Madrid por 70 millones. El negocio inmobiliario de la SGAE parecía no tener fin, incluso compró un edificio de 40 pisos al lado del Teatro de la Gran vía, una juguetería y un restaurante.

Nos queda mucho por saber, pero está claro que durante los últimos años, varias personas se han estado enriqueciendo a costa del dinero de todos los españoles y artistas.

Ver reportaje de investigación