Movistar, Orange y Vodafone quieren dejar de subvencionar teléfonos móviles

Movistar, Orange y Vodafone quieren dejar de subvencionar teléfonos móviles

Redacción

El fin de las subvenciones de terminales móviles por parte de los grandes operadores podría tener los meses contados por el gasto que supone a las compañías. Movistar, Vodafone y Orange estudian plantear a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) que las portabilidades móviles no tengan posibilidad de cancelación.

Insostenible. Así consideran los grandes operadores de telefonía móvil de nuestro país el gasto creciente en terminales. Las compañías aseguran que gastan alrededor de 1.600 millones de euros al año en subvencionar teléfonos móviles, una cifra similar a la que invierten los operadores a la hora de desplegar y mejorar sus redes de telecomunicaciones.

Así lo explicaba el presidente de Vodafone, Francisco Román, esta misma semana en el XXV Encuentro de las Telecomunicaciones celebrado en Santander. Román advertía que estábamos ante el principio del fin de este tipo de medidas como política para captar usuarios y retenerles para que no escapen rumbo a otras compañías que les ofrecen mejores tarifas y terminales. Desde el operador se señala que el auge que vive la banda ancha móvil hace necesario que los operadores inviertan más en redes que en otras medidas.

Movistar y Orange estarían de acuerdo con el operador británico, tal y como leemos en el diario El País. De hecho, según publica este medio, los tres operadores tienen pensado proponer a la CMT que se impida a los usuarios cancelar su portabilidad una vez solicitada. Es una práctica muy frecuente que los usuarios amaguen con cambiar de compañía esperando una contraoferta de su actual operador para conseguir un mejor terminal de forma subvencionada con unas condiciones imposibles en caso de que el usuario no amenazase con el cambio de operador.

Los usuarios quieren los móviles más caros

Prohibiendo la cancelación de las portabilidades los usuarios perderían esta opción y se rebajaría el número de terminales que los operadores ofrecen a sus clientes, lo que supuestamente les supondría un ahorro. En los últimos tiempo los smartphones ofrecen una calidad muy alta y esto se refleja en el precio de los terminales (por encima de los 500 euros en el mercado libre en muchos casos) como el iPhone 4 o el Samsung Galaxy S II. Como son por lo general éstos los que solicitan los clientes, las compañías acceden a subvencionar o regalar el terminal a cambio de contratos de permanencia, lo que, al contrario de lo que pueda parecer, acaba siendo un gasto según las compañías.

Vodafone señaló que el gasto en la subvención de terminales asciende ya al 25% de los costes del operador, por lo que el fin de este modelo por parte de las compañías parece cercano a su fin. De este modo se encaminaría a las propuestas de los Operadores Móviles Virtuales (OMV) como Pepephone o Jazztel Móvil, que prefieren invertir en mejorar sus tarifas de cara al cliente que en costear teléfonos de última generación.