Gol TV sufre importantes pérdidas en sólo 2 años. ¿El principio del fin de la burbuja del fútbol?

Las importantes inyecciones de cantidades económicas a los equipos del fútbol de élite en nuestro país por parte de las televisiones podrían acabar a corto plazo. El canal temático de fútbol de Mediapro, Gol TV, ha sumado en sólo dos años un total de 33 millones de euros de pérdidas. ¿Estamos ante el posible reventón de la burbuja creada en torno al fútbol?

De la mano de elEconomista conocemos la situación que vive el gran proyecto para la TDT de pago de Mediapro: Gol TV -cuyo nombre oficial cambió por el de Gol T-. Desde que fuese creado en mayo de 2008, ha registrado pérdidas por valor de más de 33 millones de euros. El dato podría ser incluso peor cuando se conozcan las cuentas del último ejercicio, aún no depositadas en el Registro Mercantil y que van con un considerable retraso, ya que hace un mes presentó las referentes al ejercicio de 2009.

Si en su primer año tuvo unas pérdidas de 5,72 millones de euros, en 2009 estas pérdidas ascendieron hasta los 28,6 millones. Incluso el beneficio bruto operativo (EBITDA) cerró con un importe negativo que superó a sus ingresos (38 millones de ingresos por 40,8 millones de gastos). Mediapro afirma que la situación no es tan grave al tener activos por valor de 77 millones de euros. No obstante, la situación de la compañía se vio agravada después de la sanción que recibió por parte de la Comisión Nacional de la Competencia por abusar de posición dominante y poner trabas a la libertad de mercado.

El tirón de orejas de la CNC también va dirigido al Gobierno, que en su opinión debería romper con el monopolio de Mediapro y limitar a 3 años los contratos con los equipos de fútbol. Sin embargo, la mayoría de contratos que tiene Mediapro con los equipos superan esta duración, llegando incluso a los siete años en los casos de Real Madrid y Barcelona.

La situación de la cadena -que cuenta con alrededor de medio millón de usuarios- se conoce en plena batalla institucional entre la Liga de Fútbol Profesional y el Gobierno. Mañana miércoles la justicia decidirá sobre la amenaza de huelga que plantearon los clubes al Ejecutivo si no decide eliminar el partido de Liga en abierto de forma obligatoria. En caso de ir a la huelga, los partidos de la próxima jornada liguera (2 y 3 de abril) se verían apalazados. Los equipos argumentan que con la eliminación del fútbol en abierto lograrían obtener los beneficios necesarios para saldar sus cuentas con Hacienda.

Las dudas que se plantean ante a situación del fútbol español, sus deudas con Hacienda y la poca viabilidad del sistema económico que gira en torno a él parece que ponen contra las cuerdas al sector. ¿Será éste el principio del fin de una burbuja en un negocio que no es tan sostenible como se pensaba?