Las conexiones de 30 y 50 megas impulsan el aumento de clientes de Ono

El operador de cable Ono ha presentado los resultados cosechados durante el año 2010. La compañía incrementó un 4,1% el número de clientes de banda ancha hasta alcanzar los 1,38 millones de hogares conectados a su red de cable. El lanzamiento de la conexión de 50 megas ha sido uno de los grandes motores a la hora de captar nuevos abonados.

Según podemos leer en Portaltic.es, Ono ha presentado su balance anual en el que su ritmo de captación de usuarios logró incluso superar a Movistar en el pasado mes de diciembre como vimos en la nota mensual publicada por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). Los resultados arrojan que el negocio de la banda ancha ha sido el que más ha hecho crecer al cablero.

En 2010 Ono tuvo presencia en 4.312.000 hogares, de los cuales 1.380.000 tienen contratado el servicio de Internet con el operador. En los últimos cuatro meses, 126.000 usuarios decidieron contratar las ofertas con velocidades más rápidas de la compañía, de 30 y 50 megas. La compañía anunció recientemente que su red llega ya a 5 millones de hogares con cobertura para estas velocidades ultrarrápidas, y a lo largo de este 2011 comenzará el despliegue de su conexión más veloz: la de 100 megas con 10 Mbps de subida.

Por lo que respecta a otros servicios, Se ha observado que con cada vez mayor frecuencia los usuarios optan por contratar paquetes triple-play de teléfono, Internet y televisión. En telefonía los servicios se incrementaron un 1,2%, hasta los 1,68 millones de clientes y en televisión descendió un 2,2% hasta los 953.000 clientes. De este modo, el ingreso medio por hogar con algún servicio de Ono se vio aumentado un 1,1% hasta alcanzar los 51,5 euros de media al mes.

En cifras económicas, Ono registró en 2010 un beneficio neto positivo por segundo año consecutivo con unas ganancias de 46,7 millones de euros, lo que supone un descenso del 7,1% frente a la cifra registrada en el ejercicio anterior. Según precisaron fuentes de Ono, en 2009 la compañía se anotó unos resultados atípicos de 7 millones de euros por compensación derivada de la "guerra de fútbol", lo que supuso un beneficio neto total de 50,28 millones. Sin estos resultados, el beneficio neto en 2009 se habría situado en los 43 millones de euros.