¿Es realmente mala la fragmentación de Android?

¿Es realmente mala la fragmentación de Android?

Claudio Valero

La fragmentación del sistema operativo Android siempre se coloca como una de las desventajas de este sistema frente a sus principales rivales. La gran cantidad de dispositivos (el año pasado se registraron 11.868 diferentes) y el método de lanzar las actualizaciones hace que muchos usuarios tengan que conformarse con versiones antiguas. A continuación, nos preguntamos si es realmente mala la fragmentación en Android después de que se registraran 11.868 dispositivos diferentes el pasado año.

El último estudio realizado por Open Signal muestra que el pasado año se registraron 11.828 modelos diferentes de dispositivos Android. Para que nos hagamos una idea del crecimiento del sistema operativo de Google, en 2012, este mismo estudio registro la presencia de 3.997 dispositivos diferentes. La cantidad de dispositivos con Android en el mundo se ha multiplicado por tres conforme a este estudio.

La fragmentación de Android puede ser abordada desde dos puntos de vista, el de los desarrolladores y el de los usuarios finales. Para los desarrolladores no hay ninguna duda que la fragmentación de Android es un grave problema, no solo por las versiones disponibles en el mercado, también por los tamaños de pantalla y las diferentes especificaciones técnicas de cada uno de los modelos.

En estos momentos, existen 8 versiones de Android en uso. Un 61,2% cuenta con una versión igual o superior a la 4.0 Ice Cream Sandwich. La parte preocupante es que el 34,1% aún tiene un dispositivo con Android 2.3 Gingerbread, que difícilmente recibirá una actualización a una versión más actual. Las políticas de actualización de los fabricantes son las principales causantes de esta fragmentación.

iOS vs Android

En cuanto a la variedad de terminales en el mercado, Samsung cuenta en sus filas con 9 de los 10 más utilizados. Su cuota de mercado es del 47,5% y solo el Nexus 4 fabricado por LG consigue colarse en el top 10. Otros dispositivos populares, como el Nexus 7, quedan relegados al puesto 15. Para encontrar un dispositivo de Sony debemos ir al puesto 21 mientras que HTC solo consigue colocar al HTC One dentro del top 30.

Pese a ello, Google ha hecho un importante esfuerzo en asegurar que sus herramientas para desarrolladores permitan llevar las aplicaciones a un gran número de dispositivos, no solo smartphones y tabletas. Además, la variación de tamaños en la pantalla y el soporte multidispositivo ha mejorado enormemente con las últimas versiones lanzadas por Google.

Fragmentacion Android

Desde el punto de vista de los usuarios finales la situación es algo diferente. Las actualizaciones que lanzan los fabricantes y los operadores siguen preocupando a estos, ya que temen que su dispositivo no recibirá todas las actualizaciones a tiempo aunque también se percibe que la gran variedad de opciones, marcas, dispositivos y tamaños juega a su favor. Es casi imposible que un usuario que busca un terminal Android no encuentre uno que satisfaga sus necesidades y deseos.

Como vemos, depende de la perspectiva con la que se mire la fragmentación puede suponer una u otra cosa. Para los desarrolladores, pese a los esfuerzos de Google, puede convertirse en una pesadilla, mientras que para los usuarios finales supone la posibilidad de conseguir el dispositivo que quieren, caro o barato, grande o pequeño y con las características que desee. Por todo esto, el informe concluye afirmando que no solo debemos ver la fragmentación como un problema, también tiene aspectos positivos que nunca se remarcan. Y vosotros, ¿Pensáis que el mala la fragmentación en Android?