WhatsApp no seguirá los pasos de LINE: no lanzará juegos ni se convertirá en red social

Los creadores de WhatsApp han confirmado que su servicio no evolucionará siguiendo los pasos de otras aplicaciones emergentes en el sector como LINE. Por un lado han mostrado su satisfacción por el buen funcionamiento de su plataforma y han descartado incluir añadidos como juegos incluidos en la propia aplicación.

«Lo nuestro es la mensajería, pura, clara, directa. Si se quiere, enriquecida, pero mensajería». Con esta rotundidad han confirmado los creadores de WhatsApp que la evolución de su servicio no seguirá estos pasos. En una entrevista concedida a El País, Brian Acton y Jan Koum han repasado la actualidad de su plataforma en un momento en el que su mercado empieza a apretarse, especialmente con la llegada de LINE.

No obstante, no descartaron que su plataforma vaya a mejorar en los próximos meses. «Vamos a seguir enriqueciendo la experiencia. No puedo desvelarlo de manera concreta, pero seguimos evolucionando. El SMS era en blanco y negro, nosotros queremos ser en color», señaló Acton, quien no descartó que WhatsApp llegue al PC. «Tenemos claro que el PC es una herramienta de comunicación pero no puedo decir nada más al respecto», explicó.

Por otro lado, han rechazado de lleno la inclusión de la publicidad en un futuro. «Lo tenemos muy claro: No. Queremos seguir enviando mensajes. No somos, ni queremos ser, una red social, ni una plataforma de juegos, ni un soporte publicitario. Al levantarte lo primero que haces es ver el móvil. Al acostarse lo último es eso, mirar el teléfono. ¿Pondrías ahí publicidad? Eso sí nos parece invasivo», comentó al respecto Koum.

Los líderes de la compañía afincada en California no rehuyeron de la polémica sobre el pago por su servicio. «WhatsApp no es gratis. Buscamos lo mejor para nuestros clientes y por eso es de pago. Nosotros queremos que nuestros usuarios sean nuestros clientes, no que ellos sean el producto con el que se hace negocio», afirmó Acton. Koum remató sus palabras reconociendo que su servicio es sostenible por su precio (menos de 1 euro al año). «No nos gastamos el dinero en publicidad en paradas de autobús o en anuncios de televisión con famosos (en una clara alusión a LINE). Confiamos en que nuestros usuarios recomienden el servicio a sus amigos», sentenció.

Igualmente, aseguraron que no almacenan los mensajes de los usuarios. «Nosotros no tenemos copia de nada. Una vez que se envía, desaparece. Solo están en nuestro servidor hasta que llega al receptor. Es lógico, nosotros no queremos saber nada de ellos. Ni sus cumpleaños ni sus gustos ni venderles nada. Solo queremos que le llegue el mensaje bien. Tampoco nos interesa lo que envíen porque no hay ningún anuncio relacionado que mostrar», confirmaron.