Jazztel anuncia su despliegue de fibra óptica para 900.000 hogares de Barcelona

Jazztel ha anunciado una inversión de 171 millones de euros hasta 2014 para llegar a 900.000 hogares en la provincia de Barcelona con su nueva red de fibra óptica. De este modo se confirma que un tercio de su inversión irá destinado a la provincia catalana mientras otro tercio aproximadamente será para Madrid.

«Barcelona va a ser de las ciudades que lidere la implantación de fibra óptica en Europa y en el mundo». Con estas palabras ha anunciado José Miguel García, consejero delegado de Jazztel, el inicio del desarrollo de su nueva red FTTH en la ciudad catalana. El directivo ha explicado que dicha inversión se enmarca dentro del acuerdo con Movistar para llegar a 3 millones de hogares en los próximos años.

Cada uno de los operadores desplegarán su red hasta 1,5 millones de hogares y permitirán al otro acceder a su infraestructura. Así, se confirma que la Ciudad Condal acaparará la mayor parte del despliegue del operador alternativo, para el que tiene presupuestado 500 millones de euros. El propio García reconoció que alrededor de otro 30% de esta cifra irá a parar a las obras que realice en Madrid. Otras ciudades que también recibirán la fibra de Jazztel serán Valencia, Sevilla y Málaga.

El consejero delegado de la compañía señaló a la «situación privilegiada que se da en España» a la hora de desplegar las redes de nueva generación. «Llevar esta tecnología a un hogar alemán cuesta más de 1.000 euros, mientras que hacerlo en España tiene un coste inferior a 200 euros», explicó a la par que animó a las empresas y a los hogares a aprovechar las ventajas que ofrecen las conexiones ultrarrápidas.

No en vano, la fibra óptica será fundamental para el crecimiento del operador alternativo en los próximos años. Gracias a la misma espera lograr un margen bruto de beneficio del 90%, un 20% superior al de su negocio actual. Esto se debe a que no tendrá que alquilar a Movistar su red, por la que paga 8,32 euros al mes por cada cliente.

A ello hay que unirle la apuesta decidida de Jazztel por el sector móvil y sus ofertas convergentes, que ya son contratadas por un 30% de sus clientes. En concreto, como mostró en su plan de negocio hasta 2017, en dicho año espera contar con aproximadamente 2,5 millones de usuarios de móvil frente a los actuales 343.000. Su objetivo en banda ancha fija será ganar 700.000 nuevos clientes para triplicar sus beneficios y alcanzar los 200 millones de euros al año.