Xbox Series X confirma sus características técnicas mientras surgen dudas sobre el SSD de PS5

Sony está haciéndose de rogar con algunos de los datos más interesantes de PS5. Y lo que inicialmente se iba a mostrar en estas semanas, finalmente se va a ver retrasado incluso varios meses. La esperanza era que Sony mostrase algo en la PAX East o en la GDC, pero no va a asistir a ninguna de las dos por el coronavirus. Mientras dando, dos desarrolladores han hablado sobre el SSD de las nuevas consolas, y Microsoft ha confirmado la potencia de la GPU de la nueva Xbox Series X.

Xbox Series X tendrá una gráfica de 12 teraflops

Microsoft ha confirmado hoy que Xbox Series X tendrá una tarjeta gráfica de AMD que alcanzará los 12 teraflops de rendimiento, en comparación con los 1,23 de Xbox One y de los 6 teraflops de Xbox One X, por lo que a nivel gráfico será al menos el doble de potente sin tener en cuenta también la mejora de rendimiento que aportarán elementos como una RAM más rápida o un procesador más potente.

xbox series x velocidad

Aunque AMD y NVIDIA midan los teraflops de manera ligeramente diferente, podemos hacernos una idea de la potencia que tendrá la consola, y que equivaldría a lo que ofrece una RTX 2070 SUPER, y supera ampliamente lo que ofrece una RX 5700 XT con poco más de 9 TFLOPS.

La GPU estará basada en una nueva arquitectura de AMD que no está presente en sus gráficas actuales de PC, ya que estará basada en el nuevo diseño de RDNA 2, y será compatible de manera nativa con DirectX RayTracing gracias a la aceleración por hardware. También contará con un SSD NVMe, soporte para 8K y 120 fps, Variable Refresh Rate (VRR), HDMI 2.1, y un modo llamado Auto Low Latency Mode (ALLM) para reducir la latencia del televisor; una especie de modo juego automático. La CPU seguirá estando basada en Zen 2

A nivel de software también contará con un modo llamado “Quick Resume”, que permitirá continuar los juegos por donde íbamos más rápidamente. La retrocompatibilidad de la consola será excelente, ya que podremos meter un juego de Xbox One y mediante el nuevo modo Smart Delivery se nos ejecutará la versión de Xbox One X o la de Xbox Series X si hay versiones compatibles, con mayores resoluciones y fps de la misma manera que ocurre actualmente. De hecho, los juegos de Xbox Series X podrán ejecutarse incluso en Xbox One S o X gracias a este sistema.

Microsoft anunciará más detalles en los próximos meses, donde podrían dar más información en la GDC, o finalmente ya en el E3.

Afirman que el SSD de las nuevas consolas no será para tanto

Por su parte, Steve Piggott (Lead Gameplay Designer) y Alex Hayter (Brand Director) de Torn Banner Studios, responsables del próximo Chivalry II que verá la luz en PC este año, dudan sobre el SSD de las futuras consolas. En una entrevista, les preguntaron sobre qué opinaban sobre las consolas de nueva generación y algunas de sus especificaciones, como el SSD que incluirán.

Curiosamente, según sus declaraciones, la inclusión del SSD en las consolas no sería tan rompedora como se pensaba inicialmente en algunos juegos. Ambos han sido muy cautos en sus declaraciones, ya que saben información sobre las consolas de lo que se ha anunciado en público. Steve Piggott afirma que la mejora del SSD dependerá del tipo de juego, ya que en algunos la mejora no será muy grande, pero en los de mundo abierto la mejora será abismal

Más allá de lo que digan los desarrolladores, está claro que el hecho de que las consolas incluyan un SSD las va a hacer muchísimo más rápidas a la hora de cargar todo tipo de juegos, sean de mundo abierto o no gracias a las mayores velocidades de lectura, tanto secuencial como aleatorias.