Tu antiguo portátil cuida más la batería que el nuevo ¿por qué?

Los portátiles tienen todo tipo de mecanismos de ahorro de energía, sobre todo cuando no los estamos usando, para evitar que la batería se agote cuando están en reposo. Tradicionalmente todos entran en modo de energía S3, que reduce el consumo al máximo, pero los portátiles más modernos cuentan con otro modo que hace que el consumo en reposo sea incluso del triple.

Un portátil entra en modo reposo o suspensión cuando llevamos un rato sin usarlo, el cual varía dependiendo de cómo lo tengamos configurado en el plan de energía. El modo Suspensión o Hibernación puede ser forzado cuando bajamos la tapa de la pantalla, de manera que no tengamos que apagarlo y podamos seguir usándolo tal y como lo dejamos cuando lo abramos de nuevo.

windows 10 portatil temperatura

El problema es que el nuevo modo de Modern Standby introducido por Microsoft en Windows 10 no está funcionando como debería. Sólo algunos portátiles modernos son compatibles con este modo que debería hacer que la batería durase más, pero en realidad está haciendo justo lo contrario como han podido comprobar en Notebookcheck.

S3 vs Modern Standby: Windows 10 no entra en reposo

Con el modo S3 (S3 Power State Mode), el consumo con el portátil es de sólo 2 vatios. Sin embargo, con Modern Standby, este consumo puede llegar a ser de hasta 10 veces más. Y no sólo eso, sino que la temperatura del portátil se dispara en reposo.

Para ello, hicieron la prueba con tres portátiles: un Dell XPS 15 7590, un ASUS ZenBook 15 y un Lenovo IdeaPad S740 15. En el último caso encontraron que el consumo con la pantalla bajada se encontraba en 27,4 W en “reposo”, y la temperatura de la superficie del portátil subía hasta 50 ºC, por lo que los componentes internos estaban seguro más calientes.

windows 10 modern standby

El Modern Standby lleva años generando problemas de batería

Multitud de usuarios llevan desde 2018 quejándose de este problema en dispositivos como los Surface de Microsoft. El problema es que el Modern Standby reemplaza al modo S3 de bajo consumo, donde la solución de Microsoft permite que haya actividad en segundo plano como actualizaciones del sistema o descargas por Internet, lo que hace que el sistema se active cuando no estás usándolo para que esté listo cuando vuelvas al ordenador. Si os habéis fijado en el consumo de recursos cuando se instala una actualización, veréis que el uso de CPU se dispara. El problema es que incluso después de haber instalado las actualizaciones y desactivar el WiFi, el consumo y las temperaturas excesivos siguen presentes, por lo que desde Notebookcheck no saben qué puede ser el causante.

Así, la implementación de este sistema deja mucho que desear, ya que los usuarios no saben tampoco que su portátil nuevo puede estar gastando toda la batería en reposo y perder el trabajo que tienen guardado. De hecho, cuando le damos a Suspender en los portátiles compatibles, estamos activando este modo que puede consumir más batería que incluso si dejásemos el ordenador encendido sin hacer nada.

Lo peor de todo es que Microsoft no permite desactivar el Modern Standby y usar el anterior modo S3. Hay algunas soluciones desactivándolo en el registro, pero hay usuarios que afirman que el ordenador no se despierta después de entrar en este modo. Algunos fuerzan la hibernación en el Plan de energía y parece funcionar. Pero lo que está claro es que Microsoft tiene que ofrecer una solución sencilla que permita a los usuarios elegir entre qué modo de ahorro quieren, o solucionar el Modern Standby para evitar desgaste de la batería.