Crean el primer chip de cifrado imposible de hackear

Crean el primer chip de cifrado imposible de hackear

Alberto García

La seguridad y el cifrado son dos elementos imprescindibles en el mundo digital de hoy en día. Sin embargo, hay casos en los que se consigue un acceso ilícito a nuestras credenciales debido a vulnerabilidades o incluso a ataques de fuerza bruta. Ahora, un grupo de científicos afirma haber creado un sistema de cifrado que es imposible de hackear por esos dos métodos mencionados.

Un chip basado en luz: la clave para un cifrado imposible de hackear

El cifrado de hoy es realmente seguro, y es técnicamente imposible obtener una clave de 256 bits por fuerza bruta, ya que hacen falta millones de años para probar 2256 combinaciones con el ordenador más potente del mundo en la actualidad (el Summit, de Estados Unidos). A pesar de ello, es «posible» hacerlo, aunque no sea viable en una vida humana normal.

cifrado chip

Por ello, los científicos han diseñado un sistema de cifrado basado en luz a través de un chip. El chip genera una clave única cuando los datos se envían a través de él. Los datos se almacenan en forma de luz, la cual se mezcla y refracta para cifrar la información. Este proceso es único, ya que la forma en la que se refracta la luz será diferente con cada grupo de datos que se envíe a través del chip. Así, estamos ante una utilización de contraseñas únicas (OTP, o One-Time Passwords), pero utilizando para ello un método físico en lugar de digital.

Uno de sus creados lo ha comparado con usar dos vasos de papel y una cuerda por dos personas para comunicarse. Si se estruja uno de los vasos cuando hablas, el sonido se silencia, pero cada vez que se estruje se oirá un sonido diferente porque se estrujará de una manera distinta.

100 Gbps: el sistema además es asombrosamente rápido

El estudio, titulado como «Perfect secrecy cryptography via mixing of chaotic waves in irreversible time-varying silicon chip», ha sido publicado en la revista Nature, y da detalles interesantes sobre cómo funciona la tecnología. Por ejemplo, comentan que la nueva tecnología utiliza paquetes de ondas caóticas correlacionadas, las cuales se mezclan con chips de silicio baratos y compatibles con CMOS.

El chip que han diseñado los científicos puede procesar información de 100 Gbps de claves diferentes por cada milímetro de ancho de banda de cada canal de cifrado. Para evitar que un hacker pueda hacerse con una clave de cifrado, la tecnología utiliza el segundo principio de la termodinámica y la sensibilidad exponencial del caos.

Los científicos afirman que este es el primer sistema perfecto a nivel de cifrado que es compatible con el hardware actual, ya que ya existen sistemas perfectos como los que usan ordenadores o satélites cuánticos, pero están lejos de estar disponibles para los usuarios de a pie porque un sistema cuántico necesita refrigeración a temperaturas cercanas al cero absoluto. Así, afirman que, si se implanta en los sistemas actuales, ningún hacker será capaz jamás de obtener una contraseña nunca más.