Microsoft teme el fin de Windows 7 y ofrecerá las actualizaciones en más ordenadores

Software

El soporte estándar para Windows 7 acabó el 13 de enero de 2015 y el fin del soporte extendido está planeado para el 14 de enero de 2020. Esto implica que los usuarios dejarán de recibir parches de seguridad, lo que les deja completamente expuestos antes la aparición de nuevas vulnerabilidades y agujeros de seguridad. Como los de Redmond son conscientes de las dificultades de algunos sectores, como las grandes empresas, ofrecerán tres años más de actualizaciones de seguridad de pago. Además, ahora hemos conocido que Microsoft ofrecerá actualizaciones en más ordenadores con el fin de Windows 7.

Microsoft tiene fijado el 14 de enero de 2020 como el día final de soporte de su sistema operativo Windows 7. A partir de esa fecha, la recomendación generalizada es dejar de usar ese sistema operativo para actualizar a versiones más recientes como Windows 8.1 o Windows 10. Los usuarios tienen bastante tiempo por delante para acometer este proceso, pero como ya vimos con Windows XP, esto siempre es un problema.

Microsoft ofrecerá actualizaciones en más ordenadores con Windows 7

El Extended Security Updates (ESU) es el plan de actualizaciones al que se pueden acoger las grandes empresas para tener parches más allá de la fecha de fin de soporte de Windows 7. Este durará tres años y el precio irá aumentando con el paso del tiempo. Por ejemplo, el primer año para los usuarios de Windows 7 Enterprise costará 25 dólares, el segundo 50, y el tercero 100. Para los usuarios de Windows 7 Professional, el precio será de 50, 100 y 200 dólares.

windows 7 no

Además de esto, un grupo de seguridad conocido como 0patch, ha confirmado que pondrá a disposición de los usuarios de Windows 7 y de Windows Server 2008 parches de seguridad para vulnerabilidades críticas o de extrema importancia. Esto lo harán de forma gratuita para todos los usuarios, ofreciendo así otra alternativa a las actualizaciones de pago reservadas para las grandes empresas.

La novedad que conocemos en el día de hoy es que la compañía con sede en Redmond quiere que esas actualizaciones de pago tras la fecha de fin de soporte de Windows 7 estén disponibles para más usuarios. En ningún momento llegarán a los usuarios domésticos, pero Microsoft planea que no sólo estén disponibles para empresas con licencias por volumen y pasen a estarlo para todas las empresas, sea cual sea su tamaño.

A partir del 1 de diciembre de 2019, todas las empresas de cualquier tamaño podrán acceder al programa Extended Security Updates (ESU) si detectan que no van a poder estar listas para actualizar a Windows 8.1 o Windows 10 antes del fin del soporte el 14 de enero de 2020. Aunque muchas empresas verán esto como un gasto no previsto, lo cierto es que es agradable comprobar como se extiende el soporte a más ordenadores con Windows 7.

Sea como fuere, el año 2023 es la fecha tope para actualizar a Windows 10 (preferiblemente). No es recomendable dar el salto a Windows 8.1 ya que ha entrado en la fase de soporte extendido que finaliza el 10 de enero de 2023. Por su parte, Windows 10, actualizado a la última versión, ofrece servicio de 18 meses desde la fecha de lanzamiento para las actualizaciones de características. Windows 10 Enterprise LTSC 2019 ofrece soporte extendido hasta el 9 de enero de 2029.

¿Seguís utilizando Windows 7?

Escrito por Claudio Valero

Fuente > zdnet