Consiguen ejecutar Windows XP en Nintendo Switch y jugar a juegos de la Wii

Desde su lanzamiento, son muchos los proyectos que han intentado ejecutar diversos sistemas operativos en Nintendo Switch para los cuales la consola no estaba preparada inicialmente. Entre ellos se encuentra Windows 10 (aunque no llega a cagar) o diversas distros de Linux (como Debian), y ahora han conseguido ejecutar por primera vez Windows XP. Y se puede jugar a juegos en él.

Esta versión, como cabría esperar, no se ejecuta de manera nativa como haría en un ordenador convencional, sino que es una versión emulada gracias al uso de L4T Linux (una distro basada en Linux para Tegra) y QEMU (un emulador de procesadores). A través de ambos no solo han conseguido ejecutar el sistema operativo, sino también jugar al Pinball 3D.

Aunque ejecutar un sistema operativo tan antiguo no es algo que parezca una proeza, en realidad esto ayuda a demostrar la cantidad de usos que puede tener Nintendo Switch más allá de lo que Nintendo había pensado para ella.

A pesar de que hayan conseguido ejecutarlo, esta versión no está libre de fallos y problemas de rendimiento, por lo que solo os recomendamos instalarla si os gusta trastear con vuestros dispositivos y habéis instalado un firmware personalizado en ella, ya que en una consola sin modificar no es posible instalarlo.

Para instalarlo, el usuario We1etu1n ha publicado en Reddit el proceso que ha seguido. Tan sólo hay que instalar Cinnamon DE con una partición de 2 GB, e instalar QEMU con una partición de 10 GB de espacio libre. Una vez hecho eso, se puede instalar Windows XP como máquina virtual tal y como podemos hacer en cualquier otra distribución de Linux.

El proceso de instalación tarda unas seis horas hasta que se puede llegar al escritorio y usar el sistema. La velocidad de funcionamiento de Windows XP en Nintendo Switch no es la mejor, pero puede ejecutar juegos a velocidad completa. De hecho, puede usarse el sistema operativo con relativa normalidad, e incluso enchufar una pantalla externa a través del puerto USB C de la consola con el hub incluido.

El sistema operativo se ejecuta tan bien que incluso es posible ejecutar el emulador Dolphin en Windows XP para jugar a juegos de la Wii original, como Wii Sports, tal y como podemos ver en el siguiente vídeo.

Por tanto, vemos que con un poco de esfuerzo es posible convertir Nintendo Switch no sólo en una consola para jugar, sino en un ordenador que permita trabajar cuando queramos y luego poder usarlo como consola a placer, pudiendo ahorrarnos el dinero de un ordenador portátil. Conoce las razones por las que no es posible instalar Windows 10 en Xbox ni PS4.