Vivimos una era tecnológica en la que cada día es posible sorprenderse aún más al ver todo lo que pueden llegar a conseguir ciertas tecnologías y lo que aún está por llegar. Sin duda, uno de los dispositivos en donde más se está trabajando y más tecnologías está acogiendo, es el smartphone. Un dispositivo que prácticamente todo el mundo lleva a diario en su bolsillo y que cada vez es capaz de realizar muchas más cosas. En este sentido, la llegada de la inteligencia artificial está haciendo que ciertos móviles de hoy en día nos ofrezcan funciones sorprendentes que, además pueden tener diferentes aplicaciones en la vida real.

Recientemente hemos hablado en diferentes ocasiones de los grandes avances que Huawei está realizando en este ámbito, ya que algunos modelos del fabricante chino ya cuentan con procesadores que incorporan unidades de procesamiento neuronal y que otorgan al móvil ciertas funciones gracias a la inteligencia artificial.

Además de que el dispositivo es capaz de aprender cómo lo utiliza el usuario, con el objetivo de mejorar su rendimiento y reducir el consumo de energía, también es capaz de reconocer objetos, lugares, monumentos, ropa o accesorios e incluso ofrecernos páginas web donde poder comprarlos, así como la capacidad de realizar diferentes ajustes en la aplicación de la cámara para conseguir los mejores resultados independientemente del escenario.

La inteligencia artificial ayuda a detectar obstáculos a nuestro alcance y evitar colisiones

Pero la inteligencia artificial en los móviles todavía puede ir mucho más allá tal y como ya ha demostrado Huawei. Y es que el fabricante asiático ya ha mostrado varias pruebas en la que la inteligencia artificial puede tener una gran aplicación en el mundo de la automoción. En los últimos años estamos viendo cómo varios fabricantes de coches y fabricantes de móviles o dispositivos electrónicos, aúnan fuerzas para conseguir que los coches sean autónomos.

Pues bien, Huawei ya ha mostrado cómo inteligencia artificial en un móvil es capaz de controlar un coche, o al menos, tomar ciertas decisiones básicas a la hora de encontrarse antes ciertas situaciones. Para ello, se aprovechó las grandes capacidades de la cámara del Huawei Mate 10 Pro, la cual, gracias a la inteligencia artificial es capaz de procesar 2.000 imágenes por minuto a través de la tecnología de reconocimiento de imágenes.

inteligencia artificial Huawei

De esta manera, es capaz de distinguir entre 1.000 objetos diferentes, incluyendo un gato y un perro, una pelota o una bicicleta, y aprender a tomar la decisión más apropiada en cada ocasión. Además de poder indicar ciertas órdenes sencillas de conducción al automóvil como la de girar a un lado u otro o poder detener el coche.

De esta manera, la inteligencia artificial puede hacer que un coche sin conductor sea capaz de detectar ciertos obstáculos a su encuentro e incluso entender ciertos estímulos de su alrededor. Pero la cosa no se queda ahí, y es que Huawei también ha mostrado otras pruebas interesantes que hacen pensar que la inteligencia artificial puede ser un gran aliado en el mundo de la automoción, sobre todo en el apartado de la seguridad.

Tanto es así, que puede ser capaz también de detectar a un ciclista que circula delante de nosotros y desviar el vehículo para evitar colisionar con el ciclista. Ejemplos simples a la vez que sorprendentes, ya que hace pensar que la inteligencia artificial que hoy en día está llegando a nuestros móviles, puede tener estas aplicaciones tan sorprendentes.

Pero lo más importante de todo, es que, además la inteligencia artificial puede dotar a los dispositivos o sistemas de un aprendizaje continuo que le permita decidir la acción más adecuada a ejecutar ante cada situación. Por lo tanto, todo apunta a que, en un futuro próximo podremos ver cómo la inteligencia artificial es capaz de hacer que los coches sean cada vez más seguros, añadiendo capacidades que además de poder ver, como ya hacer otros sistemas de conducción autónoma, es capaz también de entender y tomar la mejor decisión en cada situación.