¿Quieres generar caras falsas? Estas webs usan IA para hacerlo

¿Quieres generar caras falsas? Estas webs usan IA para hacerlo

Rocío García

No siempre queremos utilizar nuestra fotografía personal en diferentes servicios así que hay herramientas que son capaces de crear caras humanas mediante una IA. Caras que no existen pero que parecen reales, que podrían ser la de tu vecino o tu compañero de trabajo. Esto es muy útil si estás probando una página web y quieres crear perfiles falsos o simplemente si necesitas una imagen para algún tutorial y no quieres usar tu cara real o la cara de algún conocido. Es útil y sencillo y hay muchas webs que nos permiten crear caras humanas que nadie sabrá que son falsas.

La IA es capaz de hacer casi de todo: desde ganar partidas a juegos de mesa a decirnos qué podemos cocinar o cómo podemos cocinar. Pero uno de sus usos más divertidos y útiles es la de generar caras falsas con rasgos reales, personas que no existen pero que nadie se dará cuenta. Apenas nos lleva unos segundos y hay muchas herramientas que permiten hacerlo.

Hay varias opciones aunque la web más popular es la creada por la inteligencia artificial o Deep Learning de NVIDIA pero no es la única que consigue tener rostros falsos.

La más popular: This person does no exist

Esta web, llamada Thispersondoesnotexist.com, nos genera una cara aleatoria cada vez que entramos en ella. Es una de las más conocidas que podemos utilizar y una de las más recomendables que conviene tener siempre a mano. Para ello, se basa en la tecnología de deep learning de NVIDIA. Hace uno o dos años, esto estaba al alcance de la compañía y de complejo software y no accesible para nadie más, pero ahora es algo que puedes hacer ya directamente en tu ordenador o en tu móvil tan solo visitando la página web realmente útil con caras de manera aleatoria.

Esta red neuronal, llamada GAN (Generative Adversarial Network) funciona dividiendo la carga de la IA en dos partes: una de ellas recoge los algoritmos que se encargan de crear algo (en este caso la cara), mientras que la otra parte se dedica a determinar si la imagen generada es real o es falsa. Si determina que es falsa, se descarta y se genera otra, de manera que a su vez va aprendiendo a generar caras mejores. Cada cara generada se va revisando por un desarrollador humano para ver si hay que ajustar los algoritmos.

La web fue creada por tres empleados de NVIDIA, y publicaron un estudio donde explican cómo se generan las imágenes y las mejoras que han aplicado al algoritmo para que todos podamos usarlo. Aunque bastantes de las imágenes generadas asuntan por su realismo, es cierto que todavía el algoritmo no es perfecto y encontramos pequeños fallos en las caras, así como fallos técnicos en el fondo con contenido duplicado o que no se ha generado correctamente. Pero cada vez funciona de mejor forma y es más precisa. Por el momento, nadie se dará cuenta que la foto que estás usando es falsa y no una cara real.

this person no exist

Otras opciones y webs

Además de la más conocida, hay otras webs que nos permiten generar caras utilizando la inteligencia artificial crean una cara que no existe pero lo parece.

Face Maker AI

Utilizando también la inteligencia artificial, esta página web permite usar diferentes herramientas para crear humanos falsos a nuestro gusto. Lo que hace la web es que no muestra aleatoriamente una cara, sino que podemos personalizarla como más nos guste a través de unos rasgos que se muestran como un dibujo con colores. Usando esto, podemos elegir la forma de las orejas, si queremos ojos más grandes o juntos, cómo queremos la barbilla o cómo queremos la nariz. Nuestra base es similar a un dibujo de Paint y simplemente debemos ir cambiando lo que nos interese para que automáticamente la cara real se modifique. El color rojo es para modificar la cara, el azul para el cabello, el castaño claro para el ojo izquierdo y el marrón oscuro para el ojo derecho. También puedes añadir pendientes, collares o insertar adornos. Cuanto más cambies los distintos elementos del boceto, más cambiará la imagen y el resultado final del rostro.

Si el resultado final no te convence o crees que te has equivocado en el proceso de edición, podrás hacer clic en los tres puntos verticales de la esquina superior derecha. Al pulsar, aparecerán diferentes opciones como «Clear Sketch» (para comenzar nuevamente desde cero) o «descargar imágenes» cuando estés contento con el resultado. También podrás hacer clic en «regenerar» para restaurar diferentes opciones de la imagen.

Si no te gusta la cara que te ha tocado, puedes actualizar la web y aparecerá otra persona diferente con otros rasgos que podremos volver a modificar usando las herramientas que ofrece. Es muy fácil y nos permite conseguir algo más personalizado si aprendemos a manejar bien el boceto de la izquierda. Con todo, a pesar de que es una web muy recomendable, esta herramienta también presenta algunos inconvenientes. Algunos retratos humanos podrían presentar elementos extraños, como un corte de pelo poco logrado o los ojos ligeramente deformes. Por tanto, te recomendamos esta herramienta únicamente si vas a tener la suficiente paciencia a la hora de editar y quieres aprender a manejarla, o si no te importa que tu retrato no quede logrado al 100%.

Face maker

BoredHumans

Esta IA cuenta con una base de datos de más de 70.000 fotos de humanos que permite coger rasgos de uno y otro para crear rostros falsos, para la creación de caras falsas creadas con un aprendizaje automático que consigue hacer que sean totalmente creíbles o de cualquier persona a tu alrededor. Usarla es gratis y es muy sencilla porque solo necesitamos pulsar un botón una vez que hayamos abierto la web: toca en “generate another fake human!” y verás una foto de carnet de alguien que podrás descargar en tu ordenador.

Puedes ir tocando sobre el botón tantas veces como quieras para crear rostros falsos y podemos descargarlas tantas veces como queramos. La única diferencia entre esta herramienta y otras de esta lista es que no nos permite una personalización de cómo queremos que sean las orejas o si queremos que la nariz sea más grande o más pequeña sino que nos tenemos que conformar con los rostros que vayan saliendo aleatoriamente en la pantalla. Aun así, es muy útil y fácil de manejar y su formato cuadrado es ideal para usar en aplicaciones sociales, en perfiles en prueba o cualquier otra web que necesites.

boredhumans

Generated Photos

Esta web es interesante porque no crea un rostro anónimo sino que crea una foto de alguien parecido a nosotros gracias a una inteligencia artificial. Tenemos que subir una fotografía que queramos y después podemos personalizarnos a nuestro gusto. No solo nos conformamos con nuestra versión aleatoria o diferente sino que podemos elegir entre varias opciones que se parezcan a nosotros porque aparecerán fotos generadas con similitudes.

Por otro lado, una de las ventajas es que nos permitirá usarlas en lugares o redes donde queramos ser anónimos pero también estamos seguros de no violar ningún problema de copyright y que nos eliminen la cuenta en una red social o en cualquier plataforma. Además, nos “representaremos” a nosotros mismos en lugar de coger una foto aleatoria de un banco de imágenes y que sea otra persona.

No obstante, si prefieres mantener tu anonimato y no quieres subir una fotografía de tu rostro a la página web, también puedes optar por una de las más de dos millones de imágenes gratuitas que tienen en la plataforma. Así, en el menú lateral de la izquierda, podrás filtrar las imágenes en función del sexo, la edad, el color de pelo, el color de ojos, el largo exacto del cabello, el grupo étnico, la pose (recto, mirando hacia la izquierda o hacia la derecha…) e incluso por emociones. Igualmente, en función del uso que quieras darle a la fotografía, podrás elegir entre un rostro con apariencia más natural o un rostro con rasgos más embellecidos.

Generador de caras

¿Qué opción elegir?

En definitiva, aunque todas las webs aquí mencionadas suponen una gran opción, tendrás que valorar si prefieres crear un rostro completamente anónimo (que no tenga nada que ver contigo) u otro más personalizado con rasgos y características similares a las tuyos.

Además, aunque la mayoría de plataformas son gratuitas, si quieres utilizar la fotografía con fines comerciales es posible que tengas que pasarte a la subscripción de pago. Por tanto, la fotografía solo debería utilizarse con fines personales (por ejemplo, para tu imagen perfil en las redes sociales).

¡Sé el primero en comentar!