Un estudio dice que Facebook miente: la mitad de las cuentas son falsas

Software

En las presentaciones de resultados trimestrales y conferencias, las redes sociales suelen sacar a relucir el número de usuarios activos que tienen en la plataforma, recogiendo los que son activos a diario o mensualmente. Estos datos, sin embargo, pueden no ser todo lo reales que estas plataformas quieren hacernos ver, como puede ser el caso de Facebook.

Algo más de la mitad de usuarios de Facebook serían bots o cuentas falsas

Facebook es una de las compañías más valiosas del mundo, con una capitalización de 600.000 millones de dólares. Según recogieron en los resultados financieros para el tercer trimestre de 2018, la compañía tuvo 2.270 millones de usuarios únicos activos mensuales, mientras que los diarios fueron 1.490 millones. Gracias a la evolución de estos datos, es posible saber cuáles son las redes sociales más usadas.

facebook

Sin embargo, si analizamos las cifras de Facebook, 2.270 millones de usuarios son muchos. Estamos hablando de un tercio de la población mundial. Por ello, desde Plainsite, han analizado datos que la propia Facebook aporta sobre los usuarios activos y las supuestas cuentas falsas cuyos intentos de registro bloquean, y que dicen que en muchos casos son contradictorios.

A través de esos datos, han determinado que algo más del 50% de todos los usuarios activos mensuales de Facebook son falsos. En los últimos cuatro trimestres, Facebook dice que ha eliminado o evitado la creación de 2.841 millones de cuentas falsas en la plataforma, lo cual supondría un 55% del total de cuentas creadas en la historia de la red social.

Facebook no estaría dando estadísticas reales

La compañía afirma que la cifra de usuarios falsos no va a parar de crecer, de tal manera que los anunciantes van a seguir compitiendo por menos usuarios y menos interacciones, por lo que están tirando dinero a la basura. Además, las cuentas falsas hacen click en enlaces de publicidad de manera aleatoria, así como también le van dando me gusta a las páginas para engañar a los algoritmos antifraude.

Esto hace que los anunciantes tengan menos interacciones reales, pero a su vez aumenta el beneficio que Facebook obtiene basándose puramente en las estadísticas. Las cuentas falsas también se usan para mandar spam a los usuarios o engañarles. El problema es que, si Facebook realmente realiza una purga como la que lleva haciendo Twitter durante varios trimestres, los inversores pueden salir despavoridos.

El informa ha sido elaborado por Aaron Greenspan, que es un antiguo compañero de Harvard de Zuckerberg, y que cuya red social houseSYSTEM fue en la que Zuckerberg se basó para crear posteriormente “The Facebook”.

De momento, para facilitar la interacción entre todos los usuarios de sus plataformas, Facebook estaría preparando la posibilidad de hablar con usuarios de Instagram, Messenger o WhatsApp de manera indistinta.

Escrito por Alberto García

Fuente > Plainsite