¿Qué es fibra? Advierten sobre los peligros de llamar fibra a tecnologías que no lo son

El debate sobre lo que es o no es fibra nos persigue desde hacia varios años. Tenemos varias posturas que defienden el asunto desde enfoques diferentes. Por un lado, los que defienden que sólo deberíamos llamar fibra al FTTH. Por otro lado, los que defienden que el HFC también debe ser llamado fibra (entre ellos, algunas operadoras). Finalmente, tenemos un tercer grupo que no es que defienda nada, pero sí están anunciando sus conexiones como “fibra”, “velocidad de fibra” o “rendimiento de fibra” cuando utilizan cobre u otras tecnologías inferiores.

El FTTH Council Europe ha publicado una carta abierta para varios reguladores advirtiendo de los riesgos de anunciar conexiones como “fibra” cuando en realidad no lo son, ni por rendimiento ni por velocidades. Lo cierto es que la publicidad engañosa ha acompañado al mundo de las telecos desde sus inicios. No podemos olvidar el uso de “hasta 20 Mbps” para anunciar el ADSL2+, tecnología cuya velocidad media estaba bastante por debajo.

También tenemos casos actualmente en los que se habla de “fibra gratis”, aunque se cobre la cuota de línea, o no se especifique el tipo de tecnología, metiendo en el mismo saco HFC y FTTH. Aunque a efectos de la mayoría de la población pueden ofrecer un rendimiento similar, son tecnologías con muchas diferencias y confundir al cliente nunca debe ser un arma publicitaria.

El FTTH Council Europe advierte sobre la “fibra falsa”

Ronan Kelly, presidente de este organismo, escribe que el mal uso de la palabra fibra en los anuncios evita que los clientes puedan tomar una decisión informada sobre los productos que van a contratar y pone en riesgo la credibilidad de esta palabra. Con “fibra falsa” se refiere a esos anuncios, sobre todo fuera de España, en los que se promete “una velocidad como la fibra” o “un rendimiento digno de fibra”, cuando en realidad es cobre u otras tecnologías.

fibra optica oscura

Explica que cuando los consumidores saben y entienden las diferencias entre fibra y cobre, eligen la fibra por encima de todo y sube el nivel general de satisfacción. De hecho, el 94% de los clientes que no tienen FTTH en estos momentos se cambiaría sí o sí a esta tecnología conforme estuviera desplegada y disponible en su zona.

Uno de los problemas a los que se enfrentan es que ahora mismo todo se anuncia con la velocidad y el precio como argumentos principales. Por ello, tecnologías inferiores como el cable o el cobre o similares, pueden venderse como fibra o con un rendimiento similar si sólo nos fijamos en la velocidad anunciada. Muchas personas contratan 50 Mbps sin fijarse en la tecnología que hay detrás.

¿La solución? Que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, junto con otros reguladores europeos, se pongan manos a la obra para obligar legalmente a los operadores a indicar el tipo de tecnología de conexión que se utilizará. De paso, no estaría mal que regularan los anuncios de fibra gratis o prohíban esconder el coste de la cuota de línea.

¿Qué pensáis? ¿A qué deberíamos poder llamar fibra?