¿Necesitas un cable de fibra óptica? Cómo y cuál elegir

La fibra óptica ya no es una extraña en nuestras casas. Nos hemos acostumbrado a su velocidad y a su presencia en nuestros hogares. Pero quizás no sabemos tanto como creemos de este tipo de conexión y, sobre todo, del cable que permite que funcione. Por eso, cuando el cable se nos rompe por accidente y nos deja sin servicio, tal vez no sepamos cuál es el recambio que tenemos que comprar para arreglar de nuevo la conexión.

Ante esa posible compra, vamos a analizar en qué nos tenemos que fijar para comprar un nuevo cable de fibra óptica para nuestro router, ya sea por longitud, por el tipo de cable que necesitamos dependiendo de nuestras necesidades, de los materiales o sus características.

¿En qué fijarnos?

Hay varios aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de elegir un cable u otro. Todos son cables de fibra, sí, pero no todos pueden servirnos para lo que necesitamos. Conviene tener en cuenta, antes de nada, que no debemos confundir los cables de fibra óptica con los cables ethernet. La diferencia es lógica entre ambas: el cable de fibra conecta la ONT al router y el cable Ethernet lo que nos permite es crear una red con cable conectando los dispositivos a la propia red. Es decir, el cable de fibra no es el que vas a conectar en tu ordenador o tu televisor a la roseta sino el que tenemos conectado al router del operador y la ONT.

Lo primero que debemos tener en cuenta es qué uso le vamos a dar. Si va a ser un uso doméstico y en el que casi nunca (aunque dependerá de tus conocimientos y lo que necesites) vamos a notar la diferencia entre un cable y otro, si lo vamos a necesitar para una instalación más compleja con varios ordenadores, en una empresa… En ese caso, sí buscaremos una mejor opción. También tenemos que tener en cuenta la longitud del cable, porque luego puede no llegar a su destino o nos podemos encontrar con una cantidad de cable sobrante tirada por el suelo porque lo hemos comprado excesivamente largo.

También tenemos que tener en cuenta el precio, que dependerá de las cualidades de cada cable, así como de sus materiales. Quizás no necesitamos el mejor cable del mercado ni con una resistencia a los mordiscos de animales salvajes si lo vamos a poner entre el salón de casa y una habitación, por ejemplo. Como siempre, el sentido común va a ser nuestro mejor aliado para no derrochar el dinero en un cable de prestaciones muy superiores a lo que vamos a necesitar.

Tipos de cables de fibra óptica

Otro aspecto a tener en cuenta son los diferentes tipos de cables de fibra óptica. Cuando nos disponemos a comprar un cable de fibra óptica nos encontramos con dos tipos: cable de fibra monomodo y cable de fibra multimodo. La principal diferencia entre ambos es su diámetro.

El cable monomodo, de menos diámetro, sólo permite un tipo de transmisión, por lo que es el tipo adecuado para largas distancias, ya que, al no tener interferencias entre diferentes longitudes de luz, su señal llega clara y rápida. Estos cables monomodo son de color amarillo.

El cable multimodo tiene un diámetro mayor y en él sí se transmiten más tipos de datos, ya que la luz se puede dispersar en más ángulos, en múltiples caminos. Se utiliza generalmente par distancias más cortas y los cables multimodo que vamos a encontrar tienen un color naranja o azul.

También vamos a encontrar diferencias entre los cables según el tipo de conexión o dependiendo de los materiales utilizados. Los vamos a encontrar blindados, para evitar roturas en el caso de pisotones o mordiscos; elásticos para evitar que al doblarlos se rompan o pierdan eficacia, con conexión doble…

¿Qué cable comprar?

¿Qué cable comprar? Encontramos opciones muy asequibles de todo tipo y de todas las longitudes posibles. Apenas nos costará unos pocos euros poder renovar el que tenemos y siempre es aconsejable tener uno de sobra por si se rompe y no queremos quedarnos sin conexión.

BEMATIK FK83-VCES

Este cable, también llamado comúnmente latiguillo, es de los más vendidos y de los mejor valorados. Tiene un recubrimiento blanco, ideal para que no desentone con las paredes de casa, y dos metros de longitud. Más que de sobra para su principal función, la de unir la ONT con el router.

Se trata de un cable de fibra óptica monomodo y dispone de conector SC/APC en ambos extremos. Perfecto en caso de accidentes domésticos con el cable original que nos da nuestro proveedor de internet o para tener como repuesto para evitar quedarnos sin fibra si sucede un imprevisto.

Elfcam Fibra óptica Cable SC/APC a SC/APC

Este cable de la marca Elfcam también tiene un revestimiento blanco para poder esconderlo en las paredes de nuestra casa cuando lo conectemos de un dispositivo a otro y ofrece una gran variedad de longitudes, que van desde el medio metro hasta los 100 metros, pasando por casi todas las distancias intermedias. Podemos comprarlo de un metro, de dos, de tres, de cinco metros, de siete, de diez, de quince, de veinte, de treinta, de cuarenta, de cincuenta… Es uno de los cables de fibra óptica con más opciones posibles si buscas variedad en la longitud.

Promete una gran resistencia ante dobleces o pisotones y cuenta con materiales que aíslan el cable ante humedades o líquidos corrosivos. Tiene una garantía de diez años en caso de que se estropee durante este periodo.

FiberGlobal Cable de Fibra Óptica Monomodo

Este típico cable de fibra óptica amarillo está cubierto con PVC y está disponible en varias longitudes según necesitemos: podemos comprarlo de un único metro en la opción más barata pero también puedes comprar el cable de cinco metros, diez metros y quince metros. El precio, como es lógico, varía. Los precios respectivamente son de 6,40 euros para la opción más corta y de 7,90, de 8,80 y de 11,90 para las versiones más largas del cable.

Tiene, como los anteriores, conexión SC/APC – SC/APC en sus dos extremos y nos puede servir para alargar la distancia entre nuestro router y el punto de conexión, si lo queremos cambiar de habitación en la casa por ejemplo, y el que tenemos es demasiado corto.

BeyondTECH Cable de Fibra Óptica SC

Si lo que necesitamos es un cable de fibra óptica multimodo, este es uno de los mejores que nos vamos a encontrar y nos va a dar múltiples opciones tanto de longitud como de conexión, dependiendo de lo que necesitemos. En cuando a longitud, lo podemos encontrar de un metro, cinco, diez, quince y veinte metros, en función de la distancia que necesitemos cubrir con el cable.

Y en conexiones, nos permite elegir entre diferentes acabados en sus extremos, ya sea LC to LC, LC to SC, LC to ST o SC to SC la conexión que nos haga falta. Es de color azul y tiene un diámetro de 3 milímetros.

Elfcam Fibra óptica Cable LC/UPC a LC/UPC OM4 Multimodo

Este cable multimodo de Elfcam es de la generación OM4, optimizada para láser. Tiene conexión LC/UPC en sus dos extremos y lo podemos encontrar en una enorme variedad de longitudes, desde un metro hasta 120 metros, pasando por todas las opciones intermedias.

El diámetro del cable es de dos milímetros y es de color morado. Elfcam avisa de las diferentes velocidades de red que ofrecen sus cables dependiendo de la distancia, teniendo en cuenta que estamos hablando de un cable multimodo.  1 Gigabit/s: hasta 1100 metros, 10 Gigabits/s hasta 550 metros, 40 Gigabits/s hasta 150 metros y 100 Gigabits/s hasta 150 metros.

¡Sé el primero en comentar!