Squoosh: nueva herramienta online gratis de Google para convertir y comprimir fotos

Actualidad

Para comprimir nuestras fotos e imágenes solemos recurrir a programas en nuestro ordenador como Photoshop o Resizer. Sin embargo, también hay páginas web que nos permiten hacerlo sin instalar ningún programa, como tinyPNG, pero que son muy limitadas en cuanto a funcionalidades. Por ello, Google ha lanzado Squoosh, su nuevo y completo compresor y conversor online.

Squoosh: ¿el mejor compresor y conversor web de imágenes?

Squoosh permite comprimir imágenes, cambiarlas de formato o reducir su tamaño. Aunque fue presentado con los desarrolladores en mente, esta herramienta puede ser usada por cualquier usuario. Google ha querido priorizar la velocidad con este conversor, a la vez que busca demostrar las nuevas funcionalidades que están llegando a Chrome. Por ejemplo, gracias al uso de WebAssembly, Squoosh puede usar códecs de compresión de imágenes que normalmente no están disponibles en el navegador.

squoosh 2

Entre los formatos que soporta el conversor encontramos los clásicos JPG y PNG, pero también encontramos otros adaptados a páginas web, como MozJPEG o WebP para tenerlas disponibles rápidamente para páginas web. Además, podemos ver la imagen original y ver en tiempo real a la derecha la comprimida para ir haciéndolo modificaciones antes de obtener el resultado final y poder ver cuáles son las ventajas e inconvenientes de usar cada formato.

La primera vez que accedes a Squoosh es necesario tener conexión a Internet, pero a partir de ahí no será necesario hacerlo porque se descargará en el propio navegador para acceder a ella sin conexión. La herramienta funciona en todos los navegadores web (incluyendo los del móvil), aunque la mejor funcionalidad la obtendremos en Chrome.

WebP, JPEG o PNG: alguno de los formatos que podemos elegir

Con formatos como Browser JPEG podemos cambiar el método de compresión, la resolución, la paleta de colores, y el porcentaje de compresión. La visualización en tiempo real tarda unos segundos en cargar, pero a pesar de ello sigue siendo muy completo. El hecho de que permita comprimirlas directamente en WebP también es algo que no suele verse mucho en otros programas, y podemos ver en tiempo real cómo este algoritmo de compresión de Google es mucho mejor que JPEG, con una menor pérdida de calidad. Además, en la parte inferior derecha se nos muestra siempre el tamaño final del archivo comprimido.

Para poder usar la herramienta tan sólo tenéis que ir a la página de Squoosh.app, o también podéis descargar su código fuente desde el GitHub de Google Chrome Labs.

Hace casi dos años hicimos una recopilación de los mejores programas para comprimir y convertir fotos en Windows, siendo FastStone Photo Resizer uno de los que mejores salieron parados gracias a ofrecer una gran cantidad de opciones y poder redimensionarlas en bloque.

Escrito por Alberto García

Fuente > ADSLZone