Samsung planea usar grafeno para cargar sus móviles de 2019 en 12 minutos

Ciencia

A pesar de que las tecnologías de carga rápida no paran de mejorar y ofrecer cargas de casi toda la batería en apenas media hora, todavía hay mucho margen de mejora. Una batería de litio suele tardar una hora y media en cargarse del 0 al 100%, pero con grafeno esa cifra podría bajar a tan sólo 12 minutos. Y Samsung está cerca de ser la primera en hacerlo.

Samsung empezaría a incorporar baterías de grafeno en sus móviles el año que viene

Así lo afirman rumores que vienen de China después de que el Advanced Institute of Technology sintetizase su patente de bolas de grafeno el año pasado. Desde entonces, ha habido mucho interés por ver si la compañía era capaz de empezar a fabricar en masa baterías que usasen esa tecnología, que solucionaría uno de los principales problemas que llevan trayendo de cabeza a los fabricantes: aumentar la densidad de las baterías sin aumentar el tamaño. La patente de estas baterías está registrada en Estados Unidos y Corea del Sur.

samsung galaxy note9

Según mostró la investigación, el aumento de densidad gracias al grafeno es de un 45%, con una velocidad de carga hasta cinco veces más rápida. Esto viene ayudado a través de que las baterías también pueden soportar una mayor temperatura de funcionamiento, pudiendo alcanzar hasta 60 grados y seguir siendo seguras.

Según informaciones que provienen de Weibo, la gran red social china, Samsung habría conseguido completar el desarrollo de este tipo de baterías, y se espera que empiecen a usarlas en sus móviles a partir del año que viene. No hay ninguna información que apunte a que el S10 fuera el primero en hacerlo, por lo que quizás la compañía esperaría al Galaxy Note 10 para ello.

El primero podría ser el Note 10

La gama Note es lo mejor que Samsung ofrece actualmente al mercado, pero la compañía también está introduciendo diversas innovaciones en las gamas medias y bajas, como los móviles con tres cámaras en la parte trasera. Por ello, no habría que descartar que empezasen primero con la gama media antes de aventurarse a hacerlo en un móvil de gama alta.

Actualmente, el coste de fabricar baterías con grafeno es elevado, pero cuando la industria empiece a migrar en masa a la utilización de baterías de grafeno, su coste se verá reducido sustancialmente. Samsung tiene capacidad para hacerlo, ya que además es uno de los mayores fabricantes de baterías del mundo, además de tener algunas de las tecnologías más avanzadas en ese segmento.

Sea como fuere, de darse esto, podríamos ver un Samsung Galaxy Note 10 con una batería de 5.800 mAh en el mismo tamaño del Note 9 actual si se confirma que pueden aumentar la densidad un 45% sin que aumente el tamaño final de la batería.

Escrito por Alberto García

Fuente > Weico