Cinco usos para un teléfono inteligente viejo, ‘recicla’ tu smartphone

Telefonía

Cada cierto tiempo tenemos que cambiar de smartphone. Cuando no es porque se haya estropeado, entonces hay varios usos que podemos dar a nuestro viejo smartphone antes de ‘tirarlo’, o de dejarlo abandonado en un cajón. Te damos algunas sugerencias sobre las formas en que puedes ‘reciclar’ tu viejo dispositivo y darle una segunda vida. Aunque quizá la opción que te resulte más interesante sea venderlo, si te ofrecen poco dinero no te pierdas estas alternativas para tu anterior dispositivo móvil.

Como navegador GPS

Seguro que tu nuevo y flamante smartphone no lo has comprado para que ‘sufra’ ¿verdad? Si montas en bicicleta de montaña, por ejemplo, puedes usar ese viejo teléfono inteligente como navegador GPS sin miedo a que se pueda caer o llenar de barro. Aunque hay soportes que protegen el dispositivo a la perfección, tu viejo smartphone es el compañero ideal para estas rutas en las que no es del todo complicado que acabe sufriendo el dispositivo.

Como ‘tracker’: monitor de tu actividad deportiva

Tu nuevo dispositivo puede hacer las funciones de monitor de actividad deportiva. Pero siguiendo con el mismo ejemplo anterior, mejor usar un smartphone ‘viejo’, si está a nuestro alcance, y no arriesgar la integridad de nuestro nuevo dispositivo en prácticas deportivas en las que esté expuesto a caídas o suciedad, por ejemplo. Tu antiguo móvil te puede acompañar a correr, a montar en bici, o lo que se te ocurra, para que no tengas que preocuparte de que no le ocurra nada.

El nuevo ‘mejor amigo’ de tus hijos

Un smartphone antiguo se puede usar sin tarjeta SIM, y que sirva como pantalla multimedia para los más pequeños de la casa. Darles acceso a YouTube, por ejemplo, o a la sección infantil de Netflix, o lo que se nos ocurra, y regalarles un entretenimiento sin que tengan que utilizar nuestro terminal. Así no podrán estropearlo, no interrumpiran nuestras llamadas o el uso de nuestro dispositivo, y no será tan importante que puedan acabar estropeándolo.

Como reproductor MP3

Siendo un ‘segundo móvil’, ya no tiene que lidiar con el peso de las apps que necesitamos para el día a día. Así que, como puede reproducir música y tiene una memoria que ya no vamos a necesitar para otras cosas, lo podemos aprovechar como reproductor de música en exclusiva. De esta manera podremos liberar nuestro nuevo móvil de música, y aprovechar ese espacio de almacenamiento para otras cosas.

Videoconsola portátil de videojuegos retro

Otro uso posible, si su hardware te lo permite, es como videoconsola portátil. Puedes instalar en él emuladores de videoconsolas retro y meter ahí los videojuegos sin ocupar espacio importante para otras tareas, porque podrás ‘liberar’ de almacenamiento el nuevo terminal.

Escrito por Carlos González

Fuente > ADSLZone