Análisis y opinión de la Smart TV Samsung QLED 9F

Televisión

Como era de esperar la marca Samsung sigue evolucionando su línea de televisores Q LED considerada el máximo exponente de la firma coreana en este segmento. Después de apostar en ediciones anteriores por esta tecnología de visualización, en esta última versión dan un paso integrando un concepto histórico cómo es el de la decoración o mejor dicho el del cuadro. Todo ello en un producto de marcado liderazgo tecnológico cómo es el televisor más avanzado de la marca.

Mucho más allá de lo romántico que pueda sonar la frase, la realidad es que el usuario de este televisor tendrá un producto tecnológicamente puntero con una prestación decorativa de primer nivel. Se trata de Ambient Mode, una opción que permitirá utilizarla como si fuera un cuadro digital avanzado, dinámico, la firma ya lanzó hace un año un televisor solo con esta prestación y con forma real de cuadro que ha hecho las delicias de decoradores y diseñadores de interiores. Sin duda que una manera interesante de fusionar la tecnología, el diseño y la decoración, algo que siempre en bien recibido.

Samsung QLED 9F peana

 

El Ambient Mode es un exquisito trabajo que alcanza su punto más interesante al poder reproducir la textura, pintura o superficie que hay detrás del televisor y hacer así más que nunca de cuadro. Para ello basta con realizar una fotografía y mediante la aplicación SmartThings decirle al televisor que utilice esa foto de fondo. SmartThings no solo está disponible en Android (4.1 o superior), sino que también se puede usar desde iOS (iOS 9.0 o superior). No podemos dejar de destacar que para lograr esa función de cuadro, es necesario que éste se pueda pegar a la pared totalmente. Para ello el Samsung QLED Q9F dispone de un soporte denominado “No Gap” que como se puede ver en las fotos deja el televisor completamente pegado a la pared.

 

Samsung QLED 9F mando

Modos del Ambient Mode

Al margen de los ajustes que se pueden realizar Ambient Mode dispone de una serie de modos prefijados que son:
.- Décor, fondos de color y diferentes texturas
.- Info, titulares de noticias, el tiempo… personalizable en contenido y decoración
.- Foto, la opción donde mediante la app SmartThings puedes poner el fondo de pared que quieras
.-Música, un fondo a tu gusto y música todo el día con la opción de activarlo vía Bluetooth desde el móvil.

Samsung QLED 9F Modo Ambiente

SmartThings, la app para gestionar la Smart TV desde el móvil

Detalle de la app SmartThings con la que personalizamos el fondo del televisor para integrarlo con la pared que tenemos detrás o con la decoración que tenemos en la sala donde se encuentra el televisor.

 

Bajo consumo

Es muy importante decir que la firma ha hecho un esfuerzo descomunal en reducir el consumo del televisor en el modo Ambient Mode. De hecho, es otro de los grandes atractivos del sistema. Según la firma el consumo no excede el 2 o el 3% de lo que consume cuando a pleno rendimiento. De esta forma se garantiza y se anima a su uso, ya que además cuenta con un control de presencia y con un ajuste de tiempo que trabajan de manera conjunta en favor de bajar ese 2/3% todavía más. En resumen es un paso más en el uso y utilización, dejando a un lado los avances tecnológicos, que los tiene. Un poco a aire fresco en un sector y unos productos llenos de siglas y tecnologías.

Samsung QLED 9F mando

Samsung QLED 9F mando Samsung QLED 9F mando

El panel del Samsung QLED Q9F

El Samsung QLED Q9F dispone de un panel LED Plano 4K/UHD de 10 bits con una resolución de (3.840 × 2.160 píxeles) y 65 pulgadas de tamaño. Tiene unas dimensiones sin peana de 1450.1 x 830.4 x 38.9 mm. Está realizado a partir de los famosos Quamtum Dots inorgánicos -nanopartículas libres de cadmio del mercado que transforman la luz en los millones de colores-, que garantizan una enorme longevidad del panel, algo clave. Ofrece una luminosidad de 2000 nits (cantidad de luz emitida en una determinada superficie) lo que le permite mostrara el 100% de tonos de color. Los modelos Q7 y Q8 “se quedan” en 1500 nits.

El nivel PQI es de 3700. Siguiendo con la lista de especificaciones no falta el Q HDR 2000 o también llamado HDR 10+. Para temas de contraste la función Q Contrast Elite, junto Direct Full Array Elite (iluminación por separado) y Ultra Black Elite (Reducción de reflejos) son los encargados de que todo se mantenga en su sitio aunque cambien las condiciones de luz ambiental. Algo clave como veremos.

Samsung QLED 9F juegos
Todo lo que sucede está controlado por el Q Engine, la mente pensante del televisor que pone de acuerdo en tiempo real a las necesidades del panel con las capacidades informáticas que el procesador y la RAM del Samsung QLED Q9F. Para la sintonización de canales tenemos dos sintonizadores DVB-T2CS2 que como sus siglas indica nos valen para canales terrestres o satelitales. Además el televisor soporta HbbTV 1.5, opción que permite mostrar y acceder a información en pantalla dentro de un canal y que ya está siendo utilizada en España por LovesTV.

El mejor ejemplo de ello es la información que sobre El Mundial de Fútbol ha emitido Telecinco durante los partidos. A nivel de conectividad, tenemos entrada LAN, WiFi (tipo B, G y N), DLNA. Bluetooth LE de bajo consumo y el sistema de conexión One Connect para la unidad donde están las demás conexiones. Tenemos 4 HDMI (uno ARC con retorno de sonido digital y varios 2.0 para dar salida al caudal de datos de UHD en 24bits ), 3 USB, 1 RS 232, entrada digital de sonido y una ranura Common Interface.

Hardware al estilo del Smart TV The Frame

Desde el punto de vista meramente del hardware la firma ha dado un paso hacia las televisiones planas y en este caso el chasis como era de esperar se asemeja más a lo que es un cuadro. Se trata de utilizar o dar más sentido a la mencionada prestación Ambient Mode o “Frame”. Externamente dispone de un acabado mate verdaderamente bien pulido que se extiende como no podía ser de otra manera a la peana. Ésta es de nuevo diseño y factura. Hay dos versiones, en nuestro caso el televisor venía con la peana modelo Power, pero hay una versión denominada Studio, que puede dejar el televisor como si estuviera en un atril de un pintor.

Samsung QLED 9F logo

Seguro que algún usuario o decorador la prefiera a la que viene de serie, así que ahí está como opción. Siguiendo con la descripción externa que decir que por detrás la firma sigue la estrategia de versiones anteriores, con un producto dotado de un recubrimiento y textura muy elegante que permite, en entornos donde el televisor este al aire en medio de un salón o de una instancia, lucir un aspecto muy elegante en su parte trasera. A modo de cierre de este apartado decir que el equipo tiene un peso de 39.3 kilos y que cuenta con Eficiencia Energética tipo B.

Samsung QLED 9F One Connect

 

Terminación de elíte hasta detrás

Cuándo te dispones a instalar el Samsung QLED Q9F te encuentras con algunas novedades, la primera es que la unidad de puertos HDMI, audio y demás ahora aloja un transformador con ventilador incluido. Ésta ha crecido en tamaño aunque gracias el ventilador se calienta bastante menos que la versión anterior, aunque la ventaja clave es que conectamos la tele y este módulo a la red con un solo enchufe.

Samsung QLED 9F One Connect

Como siempre para que todo esté conectado se sigue utilizando un cable de fibra ( 3,4 mm. de grosor) que se va estirando a partir del ya famoso “yoyo” de Samsung que se conecta la parte trasera del televisor con una sola clavija denominada One Connect. Éste, como el soporte No GAP, queda perfectamente disimulada por una tapa. Por si fuera poco, como podéis ver en las imágenes, el cable de fibra se puede escamotear de una manera perfecta en la propia peana del televisor, sin duda que una gran idea dejar el cable debajo de la moldura plástica realizado en negro piano.

Samsung QLED 9F One Connect

Samsung QLED 9F Montaje

La instalación del Samsung QLED Q9F, cómo en el modelo anterior, no plantea ningún problema. Detecta rápidamente todas las unidades conectadas, identifica perfectamente número de canales… en general el diseño de interfaz y de todo lo que rodea a la primera instalación trasmite facilidad por los cuatro costados. Es obvio que la introducción de la clave WiFi o detalles de ese tipo siempre son algo más complejos por la propia idiosincrasia de la prestación, no tenemos un teclado físico, escribiendo mediante pulsaciones con el mando a distancia, pero por lo demás todo es fácil.

El mando a distancia de la versión anterior era soberbio, así que el de ahora, versión TM1890A, es prácticamente calcado. De verdad que no hacía falta hacer nada, sigue siendo ligero, bonito, tiene diseño y con muy pocas teclas haces prácticamente de todo. Además, las pilas se cambian de manera muy fácil gracias a un botón que tiene en la parte trasera y que hace deslizar automáticamente la tapa dejándolas a la vista del usuario.

A personalizar se ha dicho

El Smart Hub, interfaz dónde se maneja toda la parte de “smart”, así como las principales prestaciones y ajustes, ha sufrido leves modificaciones pero sigue las “guidelines” de diseño y estética. Se trata de un menú ordenado y claro que no vemos ninguna necesidad para cambiarlo radicalmente. La única novedad que incorpora es una pequeña, pero importante campana, a la izquierda en la que podemos revisar las notificaciones.

Samsung QLED 9F personalización

En cierta manera era algo que se echaba de menos, ya que este tipo de televisores no solo por su conexión a Internet sino por las actualizaciones del sistema y por los diferentes aplicaciones que manejan, siempre está sujeta a recibir notificaciones y aunque suelen permanecer entre 5 y 10 segundos en la pantalla siempre hay opción de que se nos pasen, por lo que está muy bien tenerlas a mano en un icono. Por lo demás el Smart Hub mantiene las prestaciones habituales con amplias posibilidades de personalización pudiendo colocar los canales favoritos o las apps que queremos “a tiro de mando a distancia” sin necesidad de tener que navegar por ningún menú.

Vuelve el recomendador

Otro de los puntos a destacar en el Samsung QLED Q9F es el recomendador de programas. La firma apostó por esta prestación en anteriores generaciones de su gama de productos, una prestación bastante interesante que ahora vuelve con un interfaz y unos ajustes más avanzados. Todo ello viene como anillo al dedo en el entorno de oferta televisiva que tenemos, donde los canales se ven “amenazados” por plataformas como Netlix, HBO, Youtube.

Para obtener un buen funcionamiento y tener una experiencia positiva hay que hacer un pormenorizado ajuste del mismo. Hay que seleccionar bien los géneros que nos gustan, los deportes, incluso los equipos y las ligas, así como de la música que queremos seguir. Además, debemos ajustar el tiempo de antelación con el que el Samsung QLED Q9F mostrará ese programa que él entiende que es interesante para nosotros. Con semejante cóctel, el usuario tiene casi siempre algo en el recomendador, una opción que va en línea con lo que se vive hoy en día en toda la electrónica de consumo, donde la inteligencia de los equipos intentan adivinar o ayudar más al usuario.

Samsung QLED 9F personalización

No vendría mal la opción de tener varios perfiles de recomendación en el televisor en función de la persona que lo esté utilizando, más en la línea de que los hace Netflix con su servicio, creemos que es algo que le daría mucho más atractivo al recomendador. Una de las cosas que quizá echemos de menos es que el televisor debería sugerir más o incitar más al usuario a ajustar parámetros clave como son el de la imagen y el sonido. No podemos olvidar que cualquier modo optimizado de imagen o sonido hace que parezca que estás delante de otro televisor.

Y llegan los juegos

Es una realidad que un televisor es un elemento de entretenimiento, pero si al otro lado hay una consola o un buen juego… el disfrute llega a cotas inusitadas. Pues bien, para los que se quieran salir del guión de PlayStation, XBOX y demás… el Samsung QLED Q9F dispone de integración con la plataforma de juegos Steam. Con el Steam Link accedemos al servicio y, importante, si tenemos mandos de XBOX y algún modelo de Logitech, podemos jugar directamente. Además, obviamente no ahorramos el comprar el adaptador de Steam que hace falta para cualquier televisor.

Samsung QLED panel de juegos

Sonido y graves

El sonido es un tema aparte en cualquier televisor delgado por las propiedades intrínsecas del producto. Aquí tenemos la opción de disfrutar de Dolby Digital Plus 2.0, en un equipo con 60 watios de potencia equipado con un pequeño Wofer, opción Multiroom Link y altavoces 4.2HC, es decir disponemos de cuatro altavoces principales más dos tweeters para agudos. Además, soporta envío de sonido vía sonido Bluetooth a accesorios como puede ser una barra de sonido.

En este caso Samsung juega con ventaja ya que conseguía resultado bastante aceptable en modelos mucho más delgados. En el Samsung QLED Q9F se utiliza un chasis más grueso, lo que da pie a que la mejora de sonido sea considerable. Podemos decir sin temor a equivocarnos que es uno de los puntos de mejora más importantes de este nuevo televisor: la calidad del sonido y sobre todo de los graves. Conviene recordar que los bajos son la verdadera espada de Damocles de cualquier altavoz delgado o pequeño que se tercie. El sonido necesita espacio para conformarse y desarrollarse y la escasez de centímetros se paga a precio de oro en cualquier altavoz que busque la calidad. Otro de los temas que no nos gustaban en versiones anteriores y que nos sigue sin gustar es la necesidad de tener cuenta en Samsung Account para descargar apps. No es que sea un suplicio pero no lo vemos necesario y a veces traba un poco la polivalencia de uso del televisor, sobre todo el usuario que no son avanzados y a los que les limita mucho este paso.

Calidad de imagen

Si nos metemos a analizar la calidad de imagen, hay que advertir como siempre que en un televisor de gran calado la fuente de entrada es vital. Si utilizamos Netflix, HBO o YouTube 4K, no digamos si es un canal que hace llegar una señal 4K con la información necesaria… el disfrute del televisor será absolutamente extremo. Algo similar pasa si conectamos una PlayStation Pro o una Xbox One X, consolas de alto rendimiento.  Antes de entrar en disquisiciones técnicas del panel, de su comportamiento con colores o con los negros, para nosotros es muy importante el ajuste dinámico que hace del brillo.

Samsung QLED 9F

Por cuestiones privadas nos vemos obligados a probarlo en un salón que tiene la particularidad de recibir mucha luz durante el día a veces en todo el panel o a veces en la mitad del mismo. Con estas mimbres os podéis hacer una idea de la importancia de lo que comentamos. En este aspecto nuestro veredicto es claro: es de lo mejor que hemos visto en este tipo de productos nunca. A esto hay que unir, ya entrando en el comportamiento propio del QLED, lo bien que reproduce color y negros cuando la luz la de pleno en el panel. Para nosotros es una batalla que deben explorar las marcas y competencia, ya que con poca luz es más fácil resolver el tema de la calidad de imagen, pero con mucho brillo exterior no hay tantos televisores que hagan lo propio.

En cuanto a la calidad de imagen sin duda que estamos ante de los mejores productos del momento. El contraste de color logrado y la luminosidad, ya hemos apuntado que la gestión es bestial, es superlativa. En el tema del color se nota la calidad que aportan los Quamtum Dots o nanopartícules y su reconocida capacidad de reproducir millones de colores, todo ello con cotas de volumen de color plenas. Nuestra impresión es que la reproducción de color es superlativa. No digamos si recibimos señal de 4K/UDH… A nuestro gusto donde marca la diferencia es en servicios de HD o 4K que mejoran la calidad de los canales españoles que son bastante pobres. Netflix, HBO o incluso YouTube en sus mejores filmaciones son claves para degustar el color. Si hablamos de la capacidad de refresco en tomas de mucho movimiento mejora con respecto al modelo anterior, algo clave en eventos como el Mundial de Fútbol. En esto juega un papel fundamental la “armada” de hardware que tiene el Samsung QLED 9F. A modo de conclusión diríamos que el color, contraste, brillo y en definitiva la calidad de imagen es muy equilibrada, natural y si se nos permite la expresión bastante “sensata”. No es exacerbante, no abruma y eso Samsung ha dado en la diana. Transmitir alta calidad de imagen logrando que la imagen transmita naturalidad es algo de lo que pocos fabricantes pueden presumir.

En resumen un producto espectacular, aún habida cuenta de que hay que desembolsar uno 3.500 euros en el modelo de 65 pulgadas, 4998 euros en el de 75 pulgadas y unos más atractivos 2699 euros para el panel del 55 pulgadas. Pero no podemos olvidar la ingente cantidad de tecnologías que hacen posible una imagen de tal calado. Además suena mucho mejor de lo que se puede esperar de un televisor plano, es bonito y dispone del modo Frame/Ambient Mode que marca la diferencia con el resto de productos de la competencia.

Escrito por Miguel Ángel Muñoz

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • Javier

    yo tengo la curva de 55′ y la verdad que encantado( la de hace 1 año y medio) aunque tube suerte y por error de mediamarkt me ahorre 1000€ casi sino no la hubiera comprado

  • onecom

    Considero penoso que un televisor así no cuente con Dolby visión que es lo que pega en todos sitios y utilice el hdr plus que está en bragas. Soy de Samsung pero no me pesará pasarme a LG si no traen Dolby en el futuro la que tengo es la q8 del 2017

  • cacho_perro

    Es un muy buen intento por parte de samsung, pero las OLED siguen siendo superiores en prácticamente todos los aspectos.

  • Yorkis Gomez Arias

    Tengo la Qled 6f del 2018 de 55 y la verdad no me gusta para nada es muy mala