A los problemas de rendimiento, ahora se suma que la primera generación de PCs ARM con Windows 10 están casi obsoletos

Actualidad

Mucho se ha venido hablando a lo largo de los últimos meses de los equipos conocidos como “Always Connected PCs”, ordenadores que vienen comandados por la arquitectura ARM y con un sistema Windows 10 en su interior.

Y es que desde el punto de vista de muchos, los equipos con este nuevo concepto llegaron al mercado algo más tarde de lo que debiera, y además una vez que llegaron, las críticas no han sido pocas, principalmente debido a su rendimiento y fallos de compatibilidad con un determinado tipo de aplicaciones.

A todo esto también se le suma que no son ordenadores precisamente baratos ni asequibles, pero además, ahora, se les viene encima otro problema, y es que incluso estando en sus inicios, ya se están empezando a quedar desfasados con respecto al mercado que está al llegar. Decimos esto debido principalmente a que ahora Qualcomm ya está listo para ofrecer una nueva versión de su procesador que dejará obsoleta la primera generación de estos equipos, nos referimos al Snapdragon 845, chip que ayudará mucho a mejorar el criticado rendimiento de los “Always Connected PCs”.

De hecho ya se han comenzado a realizar una serie de pruebas tipo Benchmark que han servido como punto de referencia para probar Windows 10 en equipos basados en ARM de Qualcomm, en concreto con procesador Snapdragon 845, pruebas en las que se han podido detectar importantes mejoras en el rendimiento.

ARM Snapdragon 845

Cabe mencionar que el procesador Snapdragon 845 cuenta con 8 núcleos y funciona a casi 3 GHz, algo con lo que en términos generales y en base a estas pruebas a las que hacemos referencia, se ha obtenido hasta un 25% más de rendimiento.

El Snapdragon 845 hará que los equipos ARM con Windows 10 funcionen mucho mejor

Por otro lado, también hay que tener en cuenta que de igual modo se ha obtenido hasta un 50% más de rendimiento trabajando con un solo núcleo en comparación con los sistemas Windows con procesador Snapdragon 835. Muchos equipos con Windows 10 y ARM están siendo lanzados en estos momentos, pero aún no está claro cuándo llegará la próxima generación, aunque el Computex del mes que viene se ve como una posibilidad.

Es por todo ello que quizá lo más recomendable para todos aquellos que estéis pensando en adquirir un equipo basado en arquitectura ARM con Windows 10, sea esperar un poco a que lleguen los nuevos con Snapdragon 845. Eso sí, a no ser que los precios de la actual generación bajen de manera importante, aunque con todo y con ello, debido a los problemas de rendimiento detectados, incluso así nos sería la mejor idea.

Escrito por David Onieva

Fuente > MSPowerUser