¿Matarán las conexiones de datos ilimitadas al WiFi?

Las conexiones de datos ilimitadas ya llevan un tiempo existiendo en otros países. El año pasado recogimos que en 2018 iban a llegar las primeras tarifas de este estilo a España, y finalmente el pasado 3 de abril Yoigo anunció la primera tarifa ilimitada de España. Ahora, este tipo de conexiones están desplazando cada más a las conexiones fijas y el WiFi en muchas zonas, según un estudio.

La mayoría de estadounidenses pasa más tiempo en redes móviles que con WiFi

Este estudio, realizado por OpenSignal en Estados Unidos, muestra que los cuatro grandes operadores del país (AT&T, Verizon, T-Mobile y Sprint) están experimentando cambios en la forma en la que los usuarios consumen datos en el país, sobre todo conforme los planes de datos ilimitados están aumentando su presencia.

Para ello, analizaron datos desde el 1 de diciembre al 1 de marzo a través de su aplicación, donde vieron que los usuarios de Verizon pasaron del 54 al 51% del tiempo conectados al WiFi, mientras que los de AT&T pasaron del 52 al 49%.

Todos estos operadores tienen planes ilimitados de uno u otro tipo, como Verizon, que tiene dos distintos: uno de 75 dólares con algunas restricciones, y otro de 85 dólares con beneficios adicionales. Con esto, el país está viendo cómo cada vez más usuarios prefieren usar sus conexiones de datos móviles ilimitadas antes que recurrir al WiFi.

Cada vez más usuarios pasan de conectarse al WiFi del hotel o bar

Uno de los comportamientos que esto cambia es que cuando se sale de casa ya da igual si hay WiFi o no a donde vayamos, por lo que no nos preocupamos en pedir la contraseña al dueño del bar o del hotel en el que los alojamos, ya que la conexión de datos es mucho más segura que la WiFi. Esto puede ser otra de las explicaciones por las que el tiempo en WiFi ha disminuido.

usando movil datos 4g

Además, en Estados Unidos existe un gravísimo problema a nivel de velocidad. Si en España nos quejamos de la brecha digital (aunque ya hay planes de fibra para acabar con ella), en Estados Unidos ésta es aun peor, donde el 0,4% de la población todavía usa conexiones dial-up (como 56 Kbps), y un 6,3% lo hace vía satélite. Además, en el caso de tener banda ancha con Comcast, se está sujeto a un límite de tráfico mensual que, paradójicamente, se puede elegir no tener en las conexiones móviles.

Por ello, si un usuario común sólo puede contratar ADSL con Comcast a velocidades bajas, y su operador de red móvil le ofrece cobertura 4G y además ilimitada por unos 30 dólares más al mes para tener velocidades 20 o 30 veces superiores, el usuario no se lo va a pensar. A pesar de ello, el WiFi no va a desaparecer, ya que hay diversos usos donde es necesaria una conexión estable, como haciendo streaming o jugando, además de que el WiFi gratis atrae a muchos clientes en establecimientos de hostelería. Sin embargo, todo esto podría cambiar con la llegada del 5G.