AMD Ryzen 7 2700X y Ryzen 5 2600X: así rinden frente a Intel

Hoy se han publicado los datos de rendimiento en los análisis de los procesadores AMD Ryzen 7 2700X y AMD Ryzen 5 2600X, los nuevos topes de gama de la segunda generación de AMD Ryzen. En estos análisis ya podemos ver cómo rinden estos chips frente a su generación anterior, así como frente a lo mejor que ofrece Intel en la actualidad.

AMD Ryzen 7 2700X y Ryzen 5 2600X: los tope de gama de la segunda generación de Ryzen

La semana pasada ya os mostramos el unboxing y los precios en España, y a partir de hoy ya se encuentran a la venta y con todas sus cifras de rendimiento y características analizadas al milímetro. Estos nuevos chips Pinnacle Ridge cuentan con una arquitectura Zen+ de 12 nanómetros FinFET. Esta arquitectura es la antesala de Zen 2, que en principio verá la luz en 2019 con 7 nanómetros.

Entre las mejoras, además del rendimiento y el consumo, encontramos que la plataforma X470 que estrenan mejora el rendimiento con la RAM con frecuencias de hasta 4000 MHz, algo en lo que todavía están por detrás con respecto a Intel. También se mejora el comportamiento a la hora de realizar overclock. Sin embargo, la compatibilidad y el rendimiento de las memorias sigue generando problemas y está en desventaja frente a Intel, así como sigue muy limitado el potencial para hacer overclock.

Mejorando un 12% al mejor chip de la anterior generación

Cinebench es una de las mejores maneras de conocer cómo rinde un procesador en tareas de procesamiento puro. Este gráfico deja bien claro que los Ryzen 7 2700X han mejorado su rendimiento multinúcleo en torno a un 12% con respecto al Ryzen 7 1800X, el cual empezó valiendo más de 500 euros, y que ahora vale casi la mitad. Con respecto al i7-8700K, lo deja muy atrás con un rendimiento un 35,5% superior. Por último, vemos cómo se queda muy cerca de superar al 6950X, un chip que valía más de 1.300 euros.

Si miramos los datos de la web TechPowerUp, podemos ver un resumen bastante interesante del rendimiento relativo de estos procesadores en todos los ámbitos, ya sean en tareas de CPU como en juegos a diferentes resoluciones.

Es en los juegos donde se repite la misma historia, con los procesadores de Intel a la cabeza por un ligero margen gracias a tener una mayor frecuencia y un mejor rendimiento mononúcleo. Sin embargo, conforme aumenta la resolución esa diferencia se reduce, ya que ahí influye más el rendimiento de la tarjeta gráfica.

En definitiva, AMD sigue plantándole cara de manera muy seria a Intel, y por ello los azules están trabajando a contrarreloj para subir el número de núcleos en sus procesadores. De hecho, se rumorea que para este año lanzarán un chipset Z390 y un procesador mainstream de 8 núcleos.

Si queréis leer el análisis completo y en detalle, os dejamos el enlace a la review de estos procesadores y del chipset X470 en HardZone.

Os dejamos también los precios y enlace de compra de cada modelo: