A partir del domingo podremos acceder a Netflix o Spotify cuando viajemos a otro país europeo

A finales del año pasado conocimos que la UE había acordado el fin del bloqueo regional. Esta medida, que se embarca entre las normas para eliminar el roaming y el bloque geográfico a las compras en Internet. Su entrada en vigor está prevista para el 1 de abril y es por ello por lo que hemos tenido noticias sobre la posibilidad de usar Movistar+ o Vodafone TV en la Unión Europea. A partir del domingo podremos acceder a Netflix o Spotify cuando viajemos a otro país europeo.

Y es que, todos los ciudadanos europeos podrán, a partir del 1 de abril, acceder a los contenidos que hayan contratado en las diferentes plataformas audiovisuales, entre las que destacan Netflix o Spotify. Podrán acceder en las mismas condiciones que acceden en su país de origen y sin ningún tipo de recargo adicional cuando viajen a otros países que sean miembros de la Unión Europea.

Ver Netflix o escuchar Spotify como en España en cualquier lugar de la UE

En una rueda de prensa, la comisaria de Economía y Sociedad Digitales, Mariya Gabriel, ha explicado que “a partir del 1 d abril de 2018 los resiente europeos podrán acceder a sus abonos y servicios de contenidos en línea de pago durante sus desplazamientos dentro de la Unión en las mismas condiciones que en su país de residencia y ello sin coste suplementario”.

Netflix

Esto es posible gracias a las nuevas normas sobre la portabilidad transfronteriza de los contenidos en línea que entrarán en vigor el próximo 1 de abril. Esto es un paso más en el mercado único digital que se apoya en otras patas como las normas para eliminar el roaming y el bloque geográfico a las compras en Internet.

Es especialmente beneficioso para todos los ciudadanos que se desplazan por vacaciones o trabajo, ya sea por unos días o unos meses. Estos podrán acceder a los contenidos de servicios en línea en otro país de la UE y “constituirán la prolongación virtual de su maleta y los acompañarán al extranjero”.

Además, estas normas cubren “toda una variedad de servicios de contenido en línea como servicios en streaming y descarga de películas, pero también de series televisivas y música”. Eso sí, las normas garantizar la portabilidad, pero no dicen nada sobre las suscripciones de servicios contratados en el extranjero.

Finalmente, destacar que no se ha fijado ningún tiempo para beneficiarse de la portabilidad y competerá a los proveedores verificar el país de residencia del suscriptor, al final del contrato o durante su renovación.