Golpe a la piratería IPTV: la policía cierra una plataforma con 500.000 usuarios y 1.200 canales de pago

La piratería es uno de los principales problemas de las plataformas de televisión y contenidos de pago. Sin ir más lejos, Telefónica aseguró que la piratería es una “lacra” para España y que “empieza a ser insostenible”. Además, la irrupción de los sistemas IPTV, tanto legítimos como “piratas”, han aumentado el número de usuarios que recurren a los mismos por su sencillez. La última noticia que tenemos al respecto supone un golpe a la piratería IPTV con la policía cerrando una plataforma con 500.000 usuarios y 1.200 canales de pago.

ActualizadoLa macrooperación contra la piratería también salpica a un foro con software y venta de líneas CCCAM, NewCAM e IKS

Los operadores piratas de IPTV están aprovechando la gran demanda de los usuarios por acceder a los contenidos de pago, tanto en directo como bajo demanda. Por unos pocos euros al mes, podemos ver cientos de canales de pago a través de Internet con una buena calidad de imagen y desde casi cualquier dispositivo. Millones de personas son “clientes” de estos servicios en la actualidad.

La policía cierra una plataforma con 500.000 usuarios y 1.200 canales de pago

Esta semana, una operación coordinada de la Europol ha dado un importante golpe a uno de los operadores ilegales de IPTV más grande del mundo. La investigación comenzó hace casi un año y el martes se puso en marcha todo el operativo en Chipre, Bulgaria, Grecia y Holanda. Tres personas han sido detenidos y acusados de ofrecer internacionalmente acceso a 1200 canales de pago.

hombre viendo futbol en la tele

Entre los canales, encontramos algunos de plataformas como Sky UK, Bein Sports, Sky Italia, o Sky DE. Si los reportes son correctos, estamos ante un servicio con medio millón de usuarios en varios países que pagaban una cuota mensual de 10 euros al mes por acceder a todo este contenido de forma ilegal. Unas nueve redadas en total en diferentes países han sido necesarias para apoderarse de todos los servidores.

Todavía quedan muchos detalles por esclarecer al respecto, como la implicación de los ISP que se utilizaban para “emitir” la señal. Hoy, todos ellos aparecen cerrados y no responden a las diferentes peticiones de información emitidas por la prensa. No obstante, no hay duda de que estamos ante una operación de gran calado que ha afectado a 500.000 usuarios.

Aunque todo indica que estaban más enfocados en otros países, no se descarta que en España exista algún usuario de este servicio que, de la noche a la mañana, haya visto como todo se quedaba en negro. Este es uno de los riesgos de estos servicios IPTV que actúan a espaldas de la ley.